Edición Impresa

China urge a Norcorea a volver a las negociaciones

China urgió a Corea del Norte a volver a la mesa de negociaciones para poner fin a su programa nuclear armamentístico, durante una visita del vicepresidente chino, Li Yuanchao, al país comunista.

Sábado 27 de Julio de 2013

China es el único aliado con que cuenta el aislado régimen de Norcorea.

En un encuentro con el presidente norcoreano, Kim Jong-un en Pyongyang, Li abogó por el regreso de Corea del Norte a las conversaciones a "seis bandas" —en las que participaban las dos Coreas, China, Japón, Estados Unidos y Rusia— estancadas desde 2009 por las acciones unilaterales de los norcoreanos. El objetivo de esas negociaciones es lograr una península coreana libre de armas nucleares.

El vicepresidente es la autoridad china de mayor rango que visita Corea del Norte desde la asunción de Kim Jong-un tras la muerte de su padre en diciembre de 2011. Kim, a su turno, saludó los esfuerzos de China para continuar el diálogo a seis bandas, según la agencia estatal china Xinhua, aunque la información no precisó bajo qué condiciones estaría dispuesta Pyongyang a su reanudación.

El vicepresidente chino viajó a Pyongyang para las celebraciones del 60 aniversario del alto el fuego que puso fin a la Guerra de Corea en 1953. "La paz de hoy se consiguió con mucho esfuerzo y por eso hay que valorarla adecuadamente", dijo Li. China no debe relajarse en los esfuerzos de lograr una península coreana libre de armas nucleares. Los problemas deben solucionarse mediante el diálogo puntualizó el poderoso visitante. Asimismo, Li comunicó a Kim un mensaje del presidente chino, Xi Jinping, según un informe del Diario del Pueblo, el medio oficial del Partido Comunista de China. "Como un vecino cercano de la península de Corea, China persistirá en su desnuclearización, adhiere a salvaguardar la paz y la estabilidad en la península y persistirá en utilizar el diálogo y las consultas para resolver el problema", le dijo Li a Kim, según lo citó Xinhua. Li reiteró la postura de China de que está dispuesta a trabajar con todas la partes interesadas para promover las negociaciones a seis bandas y "está comprometida a seguir adelante con el proceso de desnuclearización".

También el dictador militar norcoreano Kim Jong-un recordó a los "mártires" de su país y de China en la Guerra de Corea y valoró la "amistad tradicional" con China. China combatió en la contienda con unos tres millones de "voluntarios" junto al régimen del Norte. Unos 180.000 soldados chinos perdieron la vida en la guerra, según datos de Pekín. La guerra se inició en 1950 con un ataque unilateral del bando comunista al Sur.

China sigue siendo el mayor socio económico del empobrecido país comunista, aunque las relaciones bilaterales se han visto deterioradas por las dos bombas nucleares que hizo estallar Pyongyang. La situación de debilidad de esta es tal que no puede desacatar las indicaciones de China. La abierta declaración de Li Yuanchao es así de hecho una orden pública a su difícil aliado norcoreano, visto cada vez más por los pragmáticos chinos como un problema más que un activo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS