Edición Impresa

Baigorria cuenta desde hoy con un centro para camiones atmosféricos

Recibirá líquidos de distintas ciudades del cordón. Tiene una capacidad de descarga simultánea de cuatro vehículos.

Viernes 21 de Marzo de 2014

La ciudad de Granadero Baigorria contará desde hoy con un nuevo centro operativo de camiones atmosféricos, ubicado en avenida Orsetti y colectora Este de autopista Rosario-Santa Fe, y que estará operable para la actividad en una parte importante de la región al norte de Rosario.

"Poner en funcionamiento la moderna instalación fue una de las prioridades establecidas por el gobernador Antonio Bonfatti al inicio de su gestión, con el objetivo de ordenar las descargas de líquidos provenientes de pozos absorbentes, evitando descargas a cielo abierto y sin controles", consignaron desde el gobierno de la provincia.

El centro, construido y operado por Aguas Santafesinas SA, será una herramienta "esencial para la disposición sanitaria de estos líquidos cloacales", provenientes de los sistemas individuales (cámaras sépticas y pozos absorbentes) de la población que no se encuentra servida por la red colectora cloacal.

Así se reducirá el impacto ambiental que pudieran producir los líquidos septizados y se brindará a las empresas desagotadoras de Granadero Baigorria, Capitán Bermúdez, San Lorenzo y otras localidades vecinas, un lugar con condiciones de higiene y seguridad que valorizan el servicio que las mismas prestan.

Las obras ejecutadas incluyen el centro operativo de camiones atmosféricos y un camino de ingreso de 2.200 metros de extensión desde avenida Circunvalación de Rosario, con una inversión total superior a los 8 millones de pesos.

Un centro de similares características funciona desde el año 2008 en el sur de la ciudad de Rosario, recibiendo más de cien vehículos cada día, con más de 2.700 metros cúbicos de líquidos cloacales recibidos por mes.

Ubicación. La descarga de los camiones atmosféricos se efectuará en un predio cedido por la municipalidad de Granadero Baigorria, ubicado en la prolongación de avenida Orsetti, ya en jurisdicción de la comuna de Ibarlucea. Tiene una extensión de 100 por 35 metros, alejado de la calle de acceso y separado por un espacio densamente arbolado que sirve de pantalla natural de protección.

El camino construido para el ingreso y egreso de los camiones atmosféricos —evitando el tránsito urbano por Granadero Baigorria— tiene una longitud de más de 2.200 metros y cuenta con acceso por avenida Circunvalación de Rosario, desde Cullen y Ugarte y Sipe Sipe. Fue construido con una tecnología denominada SAEC (suelo seleccionado-arena-escoria y cal) y tiene un ancho de seis metros, lo que otorga capacidad para los camiones en espera.

Instalaciones. Para la descarga se construyeron dársenas que permiten el vaciado de cuatro vehículos en forma simultánea y un puesto de atención destinado al lavado de camiones vacíos. Las instalaciones incluyen oficinas de administración, laboratorio, comedor y vestuario para los empleados. Además, se previó la forestación y parquización del predio, de modo de evitar la exposición de estas actividades a los transeúntes tanto desde la calle de acceso como de la autopista Rosario-Santa Fe, que corre sobreelevada varios metros al suroeste del predio.

"El Centro Operativo de Camiones Atmosféricos Rosario Norte permite ofrecer un punto de descarga controlado para los líquidos cloacales que transportan los camiones e incorporarlos al sistema de efluentes cloacales que opera Aguas Santafesinas", hizo saber la empresa.

Por otra parte, la estación de bombeo tiene la capacidad suficiente para recibir también los efluentes cloacales generados por el barrio Nuestra Señora de la Paz, de modo que otorga la infraestructura básica necesaria para instalar el futuro servicio cloacal a estos vecinos.

Operación. Los líquidos que podrán descargarse dentro del establecimiento deben cumplir ciertas condiciones, y se prevé que los camiones, al acceder a su turno, sean inspeccionados por el personal, que tomará una muestra del líquido transportado, para ser codificada y analizada a fin de verificar las características del fluido transportado. En el caso de que se cumplan con las condiciones exigidas se procede a realizar la descarga.

Es que, por ejemplo, no se aceptarán cargas que contengan ácidos, álcalis, sangre, licores de curtiembres, baños de cromados, líquidos y semisólidos ácidos o alcalinos, hidrocarburos, aceites y grasas, solventes, cromo, plomo y otros metales pesados, cianuros, pesticidas, así como los provenientes de la limpieza de cámaras de lavaderos de vehículos, rectificadoras de motores, estaciones de servicio, talleres de cromado, fábricas de mosaicos o de pinturas y resinas. Tampoco se permitirá la descarga de líquidos de origen sanitario cuando estuvieran mezclados con efluentes industriales, entre otros requisitos.

La operación principal consiste en conectar la manguera del camión a la instalación de descarga, haciendo pasar los líquidos por una cámara de inspección para conducirlos hasta el pozo de bombeo de la estación que los transportará a través de una cañería a presión hasta una boca de registro del colector existente en la intersección de calle Orsetti y avenida Santa Fe de la ciudad de Baigorria.

Antes de dejar el predio, los camiones pasan al puesto de lavado, donde serán rociados con agua a presión a fin de arrastrar restos de la superficie externa del camión. Esta agua de lavado será conducida al mismo pozo de bombeo.

En los casos que se determinara el rechazo de la carga por lo antes expuesto, el operador podrá exigir al conductor del camión la aspiración del líquido descargado hasta el momento; se dejarán asentados los motivos del rechazo; se precintará la válvula de descarga del camión; se indicará motivo de rechazo y número de precinto y se retendrá la planilla.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS