Edición Impresa

Autos fabricados en el Mercosur alcanzan cinco estrellas en seguridad

Nueva tanda de ensayos de Latin NCAP, el organismo especializado en análisis de choques. Es la primera vez que automotrices de la región llegan a ese nivel de protección. 

Jueves 28 de Noviembre de 2013

Los nuevos resultados de ensayo de choque de un instituto especializado en seguridad automotriz muestran que los autos fabricados en el Mercosur comienzan a ofrecer a los consumidores buena protección contra colisiones, y en algunos casos similares a los estándares europeos. Modelos fabricados en Brasil, México y Argentina por Ford y Volkswagen son los primeros en la región en alcanzar una calificación de cinco estrellas para la seguridad del pasajero adulto.

María Fernanda Rodríguez, presidenta de Latin NCAP (un laboratorio científico privado regional), al presentar ayer desde México los resultados de la cuarta fase de experiencias de choque dijo que "América latina está entrando en una nueva era de seguridad vial. Los fabricantes de la región están reaccionando igual que en otras regiones cuando el primer vehículo 5 estrellas fue presentado. Las marcas que tienen vehículos seguros y aquellas que se esfuerzan por mejorar quieren demostrarlo. De cinco pruebas, tres son 5 estrellas y dos son 4 estrellas", señaló.

"Es muy grato también ver el ejemplo de Hyundai esforzándose para mejorar la seguridad del niño repitiendo una prueba. Los socios del programa, coincidimos que esta es la mejor manera de terminar el año, y empezar el 2014 con una perspectiva positiva", declaró.

El director Técnico de Global NCAP, Alejandro Furas, estableció que "cuando los consumidores de América latina compran un auto nuevo, esperan que se brinde a sus familias la mayor seguridad posible. Con más autos de cinco estrellas fabricados localmente se reduce la brecha entre el mercado de América latina y otros mercados del mundo".

Furas destacó que es posible fabricar en la región autos accesibles con buenos niveles de seguridad. También recomendó a los gobiernos que hagan obligatoria la norma UN94 de la Organización de Naciones Unidas. "Exigir doble airbag y cinturón de seguridad no es suficiente, las estructuras inestables son el mayor problema de la región", advirtió.

Esta cuarta fase de pruebas dejó bien parado a la tercera generación del Focus, el modelo de Ford fabrica en su centenaria planta de la localidad bonaerense de Pacheco, que obtuvo un resultado de cinco estrellas para la seguridad del ocupante adulto, ofreciendo muy buena protección. También recibió cuatro estrellas para los niños a bordo.

No es el único éxito de la fábrica estadounidense. La todoterreno EcoSport, que se fabrica en Brasil y se vende en la Argentina alcanzó un puntaje de cinco estrellas para los ocupantes adultos con el anexo de un recordatorio de cinturón al asiento del acompañante. En cuanto a la seguridad de los niños, sumó tres estrellas.

EL VW Vento fabricado en México alcanzó cinco estrellas en la seguridad para el ocupante adulto, ofreciendo muy buena protección. El puntaje de cuatro estrellas para los niños fue favorecido por la instalación anclajes isofix para las sillas infantiles.

Por otra parte, el Hyundai HB20, fabricado en Brasil ha sido retesteado luego de que la automotriz actualizara las características de seguridad del auto para mejorar su puntaje de tres estrellas para la seguridad del pasajero adulto y de una estrella para la seguridad de los niños.

Hyundai ha mejorado la protección a las piernas y pecho del conductor, revisó la construcción general del auto y puso a disposición dispositivos Isofix como parte original la cual pudo ser utilizada en el ensayo. Como resultado, el HB20 ha alcanzado un puntaje de cuatro estrellas para adultos y tres para niños.

Cómo son las pruebas.El ensayo de impacto frontal del vehículo se hace a 64 kilómetros por hora (antes se hacía a 48 kilómetros) contra una barrera deformable descentrada a un 40 por ciento del área frontal del rodado con dummies en el interior conectados a sensores que marcan los golpes y desaceleraciones.

Luego de la prueba filmada con cámaras de alta velocidad, se analizan los sensores de los dummies determinando qué áreas se vieron afectadas por el impacto y la magnitud de los daños en las mismas.

Existen áreas críticas, donde las lesiones implican riesgo de fallecimiento, como cabeza, cuello y tórax que son especialmente analizadas.

También se relevan las deformaciones que haya sufrido el vehículo como consecuencia del impacto y el desempeño del equipamiento de seguridad disponible, incluyendo los sistemas de retención infantil anclados en los asientos posteriores (sistema isofix).

El programa Latin NCAP es una iniciativa conjunta de la Federación Internacional del Automóvil (FIA) y otras entidades para brindar evaluaciones de seguridad independientes e imparciales de los autos nuevos y alentar a los fabricantes a mejorar el desempeño en ese aspecto de sus vehículos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS