Edición Impresa

Alemania: opositor se hunde por hacer el "dedo medio"

El dirigente apareció en la tapa de un conocido semanario haciendo a la vez un corte de mangas con el dedo medio en alto, el "Stinkefinger", como se lo llama en alemán.

Sábado 14 de Septiembre de 2013

En un país en el que mostrar el dedo medio puede costar a un conductor una fuerte multa y acabó con la carrera de una estrella del fútbol, el aspirante socialdemócrata a jefe de gobierno Peer Steinbrück parece haber dañado sus ya reducidas posibilidades de convertirse en el próximo canciller de Alemania. El dirigente apareció en la tapa de un conocido semanario haciendo a la vez un corte de mangas con el dedo medio en alto, el "Stinkefinger", como se lo llama en alemán.

El rival de Angela Merkel ha tenido que defenderse por la portada. "Es difícil imaginarse todas las cosas que puedes hacer mal", comentó sin disculparse ante la fuerte reacción pública en Alemania a la foto, publicada esta semana, apenas a nueve días de las elecciones generales del 22 de septiembre.

Steinbrück —quien había subido ligeramente en las encuestas, aunque aún muy por detrás de la popular canciller Merkel— insistió en que el gesto pretendía ser una broma, como parte de la serie de entrevistas sin palabras y solo con fotografías que hace el suplemento semanal del Süddeutsche Zeitung en el que apareció su imagen. "Se te hace una pregunta y respondes con gestos y emociones. Así que actúas. Espero que este país tenga suficiente sentido del humor para entender los gestos en el contexto de una pregunta. Sin humor, ¿a dónde vamos?", comentó.

El gesto queda especialmente incoherente en un antiguo ministro de Finanzas de 66 años, serio, con lentes y poco pelo, que suele comparecer en público con trajes oscuros, sobrios y corbata.

 

El caso Effenberg.En otros países puede ser más frecuente, pero en Alemania "mostrar el dedo" puede costar hasta 4.000 euros de multa a un automovilista. El gran futbolista Stefan Effenberg fue expulsado de la selección en 1994, durante el Mundial de EEUU, tras hacer el mismo gesto a un grupo de aficionados durante un partido.

Los integrantes del democristiano partido de Angela Merkel (CDU) y sus socios liberales (FDP) aprovecharon para ridiculizar a Steinbrück. Pero lo más grave es efecto en la población. En un sondeo telefónico de la cadena de noticias N-TV, el 67 por ciento de los encuestados dijo que Steinbrück fue demasiado lejos. Sin embargo, un sondeo en Internet de la revista Der Spiegel halló que alrededor de la mitad de los 17.000 encuestados dijo admirar su audacia. Pero en la calle la reacción fue mala. "Le falta pulirse. No estoy seguro de que sea el hombre adecuado para ser canciller", dijo el ciudadano berlinés Michael Krocker. "Es horrible", comentó una jubilada que no quiso dar su nombre. "A nosotros no se nos deja sacar el dedo medio en la carretera y sin embargo él se libra", de una sanción, agregó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS