Economía

Una pelea cuerpo a cuerpo por los puestos de trabajo en Mefro Wheels

En una batalla desigual, los frentes de crisis empresarias en los que interviene el Ministerio de Producción se abren rápidamente pero demoran en cerrarse.

Domingo 02 de Julio de 2017

Esta semana, en una gestión de última hora que incluyó la movilización de los trabajadores, se logró evitar la caída de la negociación entre Mefro Wheels y Cirubon para traspasar la fábrica de llantas ubicada en el sudoeste de la ciudad. Desde fines del año pasado, cuando los dueños alemanes adelantaron su decisión de cerrar, más de cien obreros se baten junto a la UOM y el Ministerio de Trabajo para conservar sus puestos laborales.

Luego de un contacto con el gobernador Miguel Lifschitz, el dueño de Mefro estuvo en la ciudad para negociar el traspaso a la autopartista de Villa Gobernador Gálvez. Un tira y afloje en las condiciones y el rechazo de un tribunal porteño al pedido concursal de Mefro pusieron a prueba la voluntad del nuevo operador. Lo mismo que la indiferencia que mostró el gobierno nacional por la suerte de la fábrica, que requiere para seguir funcionando de un compromiso de las terminales automotrices para seguir comprando sus productos.

Mientras esa negociación se mantuvo con vida, los trabajadores de los talleres ferroviarios Rioro, en Pérez, volvieron a ingresar a la fábrica luego de la conciliación obligatoria dictada por el ministro de Trabajo, Julio Genesini. Desde que la dueña de la planta de reparación de vagones y locomotoras, Emepa, anunciara su decisión de cerrar con el argumento de que los trenes importados de china no serán reparados en el país, el Ministerio de Producción propuso salvar las instalaciones, y los más de 70 puestos de trabajo, convirtiendo al predio de 33 hectáreas en un parque industrial.

"Propusimos crear un fideicomiso y asociarnos con la empresa para lotear el terreno y construir un parque industrial", relató Contigiani. Y consideró que, además de salvar los puestos de trabajo, la empresa se beneficiaría con el aumento del valor de los lotes y la provincia recuperaría la inversión en infraestructura somos el gobierno y ponemos la planta en un fideicomiso. Nos asociamos y armamos proyecto ejecutivo de infraestructura. "El modelo de fideicomiso es el que usamos en Sauce Viejo, con la ex Fitat y el que estamos por firmar con los dueños de la ex Paraná Metal para poner en marcha un parque en Villa Constitución", dijo. El gobierno articula con la UOM Rosario en esta pelea.

Aunque sin tareas asignadas e hipercustodiados por policías privados, los obreros de los talleres de Pérez siguen en la fábrica y ganaron tiempo para explorar alternativas de trabajo. Incluso, se habla extraoficialmente de que habría algún interesado en el emprendimiento.

Algún contacto, reconoció Contigiani, hubo con Agran Fruit, la multinacional que anunció el traslado de la planta de elaboración de insumos para yogures de Coronda a Corrientes. El ministro y el gobernador Miguel Lifschitz se reunieron con el CEO regional de esa compañía, que ratificó la mudanza pero se mostró dispuesto a firmar un compromiso para comprar más producción de frutilla de esa zona, lo que apalancaría un plan provincial para aumentar en cien hectáreas la superficie productiva.

"La provincia está poniendo en marcha un proyecto, con créditos y capacitación, para ampliar en esa cantidad la superficie de producción de frutilla, con la condición de que quienes se acojan tendrán que tomar a los trabajadores que quedarán cesantes de la planta de Agrana, unos 50", dijo el titular de la cartera productiva. Por lo pronto, la propia empresa, que opera internacionalmente como una "autopartista" de la industria alimentaria, ya que elabora insumos para la fabricación de productos alimenticios, se comprometió a revisar unos pocos casos de despidos que involucran situaciones sociales críticas.

Hacia la cuenca lechera, el ministro dice que la provincia sigue de cerca las negociaciones de la cooperativa Sancor para buscarle un comprador a la planta de muzzarella de Centeno, que la firma desactivó como parte de su proceso de reestructuración. Hasta hace unos días el candidato más firme era el grupo bonaerense La Tarantela. Hoy, ese diálogo está ralentizado y habría otro potencial inversor dando vueltas. "Aunque seguimos de cerca el proceso, esas gestiones son de exclusiva competencia de Sancor", aclaró Contigiani, quien reiteró que la provincia sostiene como eventual plan B la salida cooperativa para la fábrica santafesina.

Mientras se rastrillan estar trincheras, la provincia sigue con atención los movimientos de la fábrica de herramientas Bahco en Sauce Viejo, que acusa reiteradamente el impacto de la caída del mercado interno y el crecimiento de las importaciones. Hay más de medio centenar de puestos de trabajo en juego allí, que desde el año pasado se vienen sosteniendo mediante acuerdos entre la empresa, la provincia y la UOM.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS