Economia

Presupuesto nacional: una mirada santafesina

Celina Calore, Lucrecia D´Jorge y Esteban Hernández analizaron el proyecto de ingresos y recursos 2021 y cómo impactará en Santa Fe

Domingo 08 de Noviembre de 2020

El presupuesto expresa, en términos monetarios, un plan de gobierno y Alberto Fernández mostró el suyo. El proyecto de gastos y recursos para 2021 que se está discutiendo en el Congreso nacional _y que ya tiene media sanción en Diputados_ da cuenta de una fuerte apuesta al gasto social por sobre los fondos destinados al pago de la deuda y un énfasis en reavivar la obra pública, una decisión con fuerte impacto en Santa Fe, donde la inversión de la Nación crecerá un 60% en términos reales. Sin embargo, aunque la provincia ocupa el tercer lugar entre las que más aporta a la recaudación total de impuestos coparticipables, la redistribución del gasto por habitante comparado con los niveles de pobreza e indigencia sigue siendo bajo.

Esa combinación de ventajas y deudas pendientes que tiene el proyecto de presupuesto nacional para el año próximo con Santa Fe, fueron parte de las consignas que se pusieron en debate en el “Presupuesto nacional 2021: una mirada santafesina”, un conversatorio organizado por la Usina Social del que participaron Celina Calore, economista y coordinadora del Centro de Estudios Scalabrini Ortiz (Ceso) Santa Fe; Lucrecia D´Jorge, directora del Centro de Estudios y Servicios, Bolsa de Comercio de Santa Fe, Esteban Hernández, presidente de la Fundación Apertura, y coordinado por el ex ministro de Economía provincial, Gonzalo Saglione.

“Este presupuesto pone de manifiesto un cambio de prioridades” ya que “se enfoca en una reducción muy fuerte de las partidas para pagar servicios de la deuda y como contrapartida, un incremento de los servicios sociales”, explicó Calore quien además señaló que los recursos por coparticipación que recibirá Santa Fe según el proyecto que ya tiene media sanción, crecerán en torno al 6% en términos reales.

Aunque no discutió esos números, Hernández hizo foco en los recursos coparticipables que recibe la provincia medidos por habitante y por año, e incluso cruzados con indicadores sociales como los niveles de pobreza o la indigencia. Consideró así que si se analizan los números del proyecto de presupuesto nacional (antes de las modificaciones de Diputados), “Caba recibirá 33 mil pesos por habitante por año, en el otro extremo estará Tierra del Fuego con 200 mil pesos por habitante por año y Santa Fe, Córdoba, Entre Ríos y Buenos Aires estarán entre las que menos reciben”, dijo y así estarán “por debajo de la media”. En tanto, “cuando dividimos por habitante comparado con el índice de pobreza, provincias como Santa Fe están recibiendo muy poca plata”, agregó.

Sobre ese mismo eje hizo énfasis D`Jorge, al poner el foco en la diferencia que existe entre los aportes de Santa Fe en la recaudación de impuestos nacionales, muchos de ellos no coparticipables como los derechos de exportación agropecuarios, y lo que vuelve de la Nación al territorio. “Entre 2015 y 2020 el aporte estimado de la provincia en concepto de derechos de exportaciones de los cuatro complejos agroindustriales fue de 16.500 millones de dólares, explicó la economista.

Santa Fe, Córdoba, Entre Ríos y Buenos Aires reciben recursos coparticipables, por habitante por año, por debajo de la media nacional", dijo Hernández Santa Fe, Córdoba, Entre Ríos y Buenos Aires reciben recursos coparticipables, por habitante por año, por debajo de la media nacional", dijo Hernández

Con la mirada focalizada solo en los ingresos, D´Jorge explicó que Santa Fe aportó en 2019 el 7,6% de la recaudación total del país. Pero en términos de impuestos al comercio exterior, la participación subió al 27,7%, por la fuerte incidencia del sector agroexportador en la provincia. Y esto se da en el marco de una “recesión que acumula 33 meses” en la provincia, agregó.

Ingresos y gastos

Por eso, Calore insistió en la necesidad de mirar ambos componentes del presupuesto, tanto los recursos como los gastos. En primer lugar, reconoció que los refuerzos presupuestarios de este año debido a la pandemia y para atender la emergencia (ATP, IFE, asistencia a las provincias) “llevaron a incrementar el déficit primario para 2020 a 8 puntos del PBI”. También dijo que “aunque se espera que en el próximo año esto se reduzca al 4,5% seguiremos hablando de cuentas públicas desequilibradas”.

De todos modos, resaltó las “prioridades del gasto” que definió el gobierno nacional en este presupuesto, donde destacó una “fuerte caída de las partidas para pagar servicios de deuda pública que representarían el 7% del presupuesto de 2021 contra el 20% en el 2019”, y además el “incremento para partidas de servicios sociales que no sólo incluyen prestaciones a la seguridad social sino también partidas para salud y ciencia y técnica, que se van a incrementar de manera significativa el próximo año”, dijo.

Además, resaltó el incremento del gasto en “servicios económicos” que incluyen los subsidios para energía (luz, gas) y para transporte. Y “la inversión pública nacional” que se proyecta en 2,2 puntos del PBI luego de tres años en baja.

Pero Calore también detalló que a la hora de analizar el gasto geográfico previsto para 2021, es decir lo que hará la Nación en territorio santafesino y que está por fuera de la coparticipación y leyes especiales, y compararlo con 2019 (porque el presupuesto 2020 fue redireccionado) “hay un crecimiento nominal de 102%”, con lo cual “crecerá por encima de la inflación”. En tanto, en términos de recursos coparticipables, “para 2021 se espera crecimiento en torno al 6%”, dijo.

Por otra parte, destacó que “en línea con las prioridades nacionales la principal partida del gasto de Nación en la provincia está vinculada a las transferencias, y particularmente las de Ansés, que representan el 82% del total” y también “partidas para el Ministerio de Educación, por un lado, para educación superior y por otro para el Fondo Nacional de Incentivo Docente que durante varios años estuvo congelado”.

El gasto geográfico de la Nación en Santa crecerá el año que viene por encima de la inflación", dijo Calore El gasto geográfico de la Nación en Santa crecerá el año que viene por encima de la inflación", dijo Calore

Frente a eso D´Jorge fue muy crítica. “Me asusta ver que el 80% de gastos a derivar a Santa Fe tienen que ver son seguridad social, subsidios y no con gasto de capital que mejoraría las condiciones productivas de la provincia y permitirían aumentar la torta de recursos”, dijo. “Si seguimos reduciéndola, no vamos a poder seguir redistribuyendo”.

Ante lo cual, Calore planteó que el crecimiento de las partidas de gastos de capital para Santa Fe será del 60 % en términos reales de un año a otro, partiendo de que 2020 “fue un año muy magro en términos de inversión pública”. Así, resaltó la inclusión en el presupuesto próximo la inversión real directa en obras viales entre las que se destacan la autopista en la ruta 34 con una partida de $4.200 millones, la construcción y mantenimiento de las rutas 9 y 33 por otros $1.400 millones y algunas modificaciones que realizó Diputados donde se incluyó, entre otras cosas, al puente Santa Fe-Paraná en la planilla de obras.

Sin embargo, D´Jorge consideró que “el aporte de u$s 16.500 millones de dólares que hizo Santa Fe en cuatro años por derechos de exportación al fisco nacional es muy superior comparado con obras emblemáticas que siempre se piden, aparecen en los presupuestos, pero no se llegan a concretar”.

Por eso, Hernández insistió en pelear para que la provincia recomponga ingresos en forma sostenida. Mencionó así las regalías, “una conquista para muchas provincias, especialmente petroleras que surgió en la reforma de la Constitución en 1994, pero que representó una pérdida de recursos para Santa Fe y otras administraciones de la pampa húmeda que no tiene recursos mineros ni petroleros”.

En cuatro años, Santa Fe aportó a la recaudación nacional, por derechos de exportación u$s 16.500 millones", dijo D´Jorge En cuatro años, Santa Fe aportó a la recaudación nacional, por derechos de exportación u$s 16.500 millones", dijo D´Jorge

Por eso, consideró que este debe ser un tema de debate en el Congreso llevado por legisladores e impulsado por empresarios provinciales para lograr “recibir un adicional de fondos de coparticipación para compensar la pérdida por las regalías”.

También dijo que los regímenes de promoción al que acceden provincias como Tierra del Fuego o San Luis “tienen un costo fiscal para el Estado nacional y eso termina impactando en provincias como Santa Fe o Córdoba que dejan de percibir mucho dinero”, agregó.

Fondo sojero

A la hora de analizar la poda de recursos, Calore recordó que, en el año 2018 durante el gobierno de Macri, impactó en Santa Fe la eliminación de la coparticipación del fondo federal solidario o fondo sojero, cuyo 30% la Nación distribuía entre las provincias y éstas a municipios y comunas y tenía como destino la inversión en infraestructura. “Esto generó una gran pérdida de recursos para todo el territorio de la provincia”, dijo.

Sin embargo, aunque reconocieron que representó un ingreso para las arcas provinciales, tanto Hernández como D´Jorge cuestionaron el espíritu del tributo que le dio originen, es decir, las retenciones a las exportaciones de soja.

“Nunca pudimos reflexionar sobre las retenciones, que son un impuesto regresivo para la sociedad santafesina y nacional y Argentina es el único país en Latinoamérica que lo tiene”, dijo el titular de Fundación Apertura.

En tanto, la economista de la Bolsa de Santa Fe consideró que “si bien el fondo sojero funcionó en algún momento como compensación a las provincias, la distribución era desigual porque todas adhirieron, pero no todas aportaban por las exportaciones de soja”. Por eso, D´Jorge consideró que, aunque para Santa Fe este fondo llegó a representar más de un 50% de los recursos de capital entre 2012 y 2016 e incluso más del 50% de la inversión real directa de la provincia, “no justifica quitar del circuito productivo un dinero que tiene un efecto multiplicador en el consumo del interior y redunda en mayor producto bruto para Santa Fe”.

Puntos flacos

Aunque Calore defendió el espíritu del presupuesto de Alberto Fernández y destacó el impacto positivo para Santa Fe, también reconoció como “uno de los puntos flacos” a las transferencias para universidades nacionales, que en Santa Fe incluyen a la de Rosario, del Litoral y de Rafaela. “Se prevé un incremento en los presupuestos de las universidades que en términos reales estará 1 punto por debajo de la inflación”, dijo y valoró como dato distintivo “la perspectiva de género” que “representará el 15% del presupuesto total incluyendo partidas transversales a todos los ministerios” y la incorporación de la facultad para que se dispongan partidas para atender la deuda histórica de la Nación con Santa Fe por detracción indebida de coparticipación.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS