Dólar

Noche de cacerolas y reclamos en distintas zonas de Rosario

Tras una convocatoria por redes, manifestantes confluyeron en Pellegrini y Buenos Aires, San Martín y Seguí, Alberdi y Génova y Avellaneda y Mendoza.

Viernes 31 de Agosto de 2018

Grupos de vecinos se reunieron pasadas las 19 de ayer en distintos puntos de Rosario para participar de cacerolazos en contra de la política económica del gobierno nacional. Las concentraciones tuvieron como escenario avenida Pellegrini y Buenos Aires (macrocentro), San Martín y bulevar Seguí (zona sur), Avellaneda y Mendoza (oeste) y Génova y Alberdi (norte).

Las manifestaciones se registraron en arterias transitadas de la ciudad. En ese marco, automovilistas pasaron tocando bocina para sumar su queja a la de los rosarinos de a pie, descontentos con las políticas económicas y al cierre de una jornada de incertidumbre y desconfianza con la nueva corrida del dólar.

En Pellegrini y Buenos Aires más de 600 personas, algunas portando banderas argentinas, cortaron el tránsito vehicular golpeando tapas de cacerolas y latas o haciendo sonar bocinas plásticas.

"Vengo por el desastre que están haciendo el presidente (Mauricio Macri) y sus ministros. No creo que ellos encuentren una solución al problema y ojalá que no terminemos como en 2001, porque no es lo que quiero. Pero la gente tiene que salir más a la calle. Con esto de la grieta nadie se anima a hablar, y es una verdadera macana", explicó una vecina, al tiempo que hacía sonar su cacerola.

"El pueblo unido, jamás será vencido", se escuchó en boca de otros partícipes del cacerolazo. También insultos contra el presidente. Al mismo tiempo, otros vecinos agitaron carteles con las consignas "Salvemos la Argentina" y "Basta de aumentos". La protesta se extendió por casi dos horas.

Los reclamos se multiplicaron en inmediaciones a la plaza López, donde algunos incluso pidieron la renuncia del presidente y revivieron el "Que se vayan todos".

Al mismo tiempo se escucharon expresiones espontáneas de vecinos en edificios y bocinazos en otras calles de Rosario. Paralelamente, más de 200 personas confluyeron en Alberdi y Génova, donde también sonaron las cacerolas.

Al igual que en otros puntos del país, la convocatoria se viralizó a partir del mediodía a través de las redes sociales y grupos de WhatsApp. La mayoría planteó la escalada del dólar y de la inflación como detonantes de la protesta, acompañada por consignas como "Andate Macri".

Resto del país

Paralelamente, autoconvocados salieron a cacerolear en otros puntos del país para expresar su rechazo a la política económica de la Casa Rosada. En ese marco, hubo concentraciones en la Capital Federal, ciudades y localidades del conurbano bonaerense y La Plata.

Asimismo, en Mar del Plata los manifestantes se reunieron en el monumento a San Martín, aunque también hubo protestas en las principales calles céntricas de la ciudad balnearia en repudio a las medidas del gobierno y tras la frenética estampida del dólar.

El rechazo al Fondo Monetario Internacional (FMI) y las consignas en contra de los tarifazos también marcaron el pulso de las manifestaciones.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario