Economía

Los Boden, una “familia” que acumuló los éxitos

El Boden 2015 es un título en dólares, que pago durante todo el período, desde el 3 de octubre de 2005 al 3 de octubre de 2015, una renta semestral del 3,5%, que totalizaba un 7% anual.

Domingo 27 de Septiembre de 2015

Los Boden serán recordados como la familia de bonos que marcó la vuelta de Argentina al mercado de capitales. Nunca defraudó, y se retira invicto.

Los Boden, cuyas siglas significan Bonos del Gobierno Nacional, es una familia de bonos que se emitió desde el año 2003 que se utilizó para el canje de plazo fijo en dólares. Incluye el 2008, el 2012, 2013, 2014 y 2015. Son títulos nominados en pesos y dólares, que fueron pagados en tiempo y forma, dándole al inversor muchas satisfacciones.

El Boden 2015 es un título en dólares, que pago durante todo el período, desde el 3 de octubre de 2005 al 3 de octubre de 2015, una renta semestral del 3,5%, que totalizaba un 7% anual. En pocos días más pagará la amortización del 100% del capital emitido.

El Boden 2015 no tuvo un buen comienzo. Como todo producto exitoso, la tuvo que remar de muy abajo. En septiembre de 2005 el gobierno nacional salió a buscar u$s 800 millones con este título. La licitación quedó desierta, el título era demandado, pero le pedían al Estado una tasa estrafalaria. Todo se encaminaba a un fracaso.

Sin embargo, el gobierno no se dejó torcer el brazo por el mercado. El 25 de octubre de 2005 salió a colocar U$S 800 millones, en esta oportunidad solo colocó U$S 632 millones, de los cuales el 78% lo suscribió el Banco Nación. Claramente la desconfianza sobre el gobierno de Nestor Kirchner invadía al mercado. Todavía estaba en carne viva la cesación pagos del año 2002, y la triste salida de la convertibilidad.

En el año 2007 el gobierno realizó una mega colocación de Boden 2015, que lo llevo a elevar el stock de títulos a los u$s 2.993 millones. Era un año electoral y el gobierno necesitaba fondos para financiar obra pública. El Boden 2015 ya era un título conocido en el mercado, muy demandado en Argentina y en el exterior.

Crisis y después. En el año 2008, la crisis internacional impacta en Argentina. Estados Unidos sufría la quiebra de Lehman Brothers, y por si esto fuera poco, la crisis hipotecaria y financiera cruzaba la frontera de Estados Unidos y llegaba al resto del mundo. Argentina procedía a estatizar las AFJP, y necesitó recurrir a financiamiento externo para superar la crisis. En ese año el gobierno elevó el stock de Boden 2015 a los u$s 5.818 millones. Fue la última gran colocación de deuda Argentina. Luego de esta colocación, muy pocas igualaron la magnitud de dólares cosechado, y una gran aceptación de mercado. La colocación del año 2008 fue suscripta mayoritariamente por el gobierno de Venezuela, al mando de Hugo Chávez, ya que Argentina comenzaba a tener problemas para realizar colocaciones internacionales. 

Luego del año 2008 Argentina se retira del mercado de capitales, no por voluntad propia. La sucesión de conflictos internacionales, y el juicio con los bonistas en litigio, denominados popularmente fondos buitre, la obligó a recluirse a su mercado interno.

Recién en el año 2014, el Boden 2015 eleva el stock de bonos a la suma de U$S 6.565 millones. En el año 2015 no se emitiría más este título, por su cercanía con el vencimiento. En los próximos días vencen u$s 5.700 millones de este título, buena parte ya fue rescatado.

Cuando el título salió por primera vez al mercado, cotizó al 90% de su valor nominal, y el dólar oficial cotizaba en $ 3.

El que compró u$s 10.000 en Boden 2015, en ese momento pagó u$s 9.000 o su equivalente en pesos $ 27.000.

El 3 de octubre, este persona llevará a su alforja personal, la friolera de u$s 17.000. En 10 años ganó el 88,8%, sin contar la reinversión de la renta. Lo que te da como promedio una renta del 8,88% anual.

Mediciones. Si lo medimos en pesos, el resultado es muy difícil de mensurar, por la gran diferencia en las cotizaciones de las 20 rentas que ha abonado. En lo que se refiere al capital invertido en pesos, la suma ascendería a $ 27.000, y le pagarán el equivalente en pesos 130.000 aproximadamente. Una suba del 481%, que equivale al 48,1% anual, sin contar las rentas, que daría un porcentaje mucho mayor.

El Boden 2015 marco una época en el mercado de capitales de la República Argentina. Sella el paso de una familia de títulos muy exitosos. Seguramente, sus primos el Bonar 2017 y Bonar 2024 seguirán con la carrera de éxitos, para no deshonrar a la familia. Los bonos que serán los más ancianos son el Par, que vence en el año 2038, y el bono con descuento, que vence en el año 2033. Ni hablar del cuasi par que vence en el año 2042.

Se paga el Boden 2015, pero quedan muchos sucesores para tomar la posta de la inversión en dólares, con muy buena renta semestral.

El sucesor inmediato es el Bonar 2017, de similares características que el Boden 2015. Paga una renta semestral del 3,5%, y anual del 7%, y paga la amortización total el 17 de abril de 2017.

El Bonar 2024, paga una renta semestral, el 7 de noviembre y 7 de mayo de cada año, la renta anual es del 8,75%. El título vence el 7 de mayo de 2024, y paga amortización desde el 7 de mayo de 2019, en cuotas anuales pagaderas los 7 de mayo de cada año.

Hay una gran familia de títulos públicos argentinos, que sería muy extenso narrarlos. El objetivo de esta nota es despedir al Boden 2015, que honrará su pago el 4 de octubre próximo, e invitar a que más inversores tomen a los títulos públicos como una opción para acrecentar el capital, o que sea la transición hasta juntar la masa crítica de dinero, para adquirir el activo que desean, como por ejemplo, una casa o el auto soñado, entre otros activos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS