Economía

La producción de autos tocó el máximo histórico en 2007

La industria automotriz argentina tuvo en 2007 el mejor año de su historia, al registrar una producción de 544.647 unidades, la mayor cifra desde 1959, año en que las terminales iniciaron sus actividades en el país.

Sábado 05 de Enero de 2008

La industria automotriz argentina tuvo en 2007 el mejor año de su historia, al registrar una producción de 544.647 unidades, la mayor cifra desde 1959, año en que las terminales iniciaron sus actividades en el país.

  De acuerdo con datos de la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa) que nuclea a las empresas del sector, el año pasado se vendió 26 por ciento más de autos que en 2006, lo que marca el boom que atraviesa el sector.

  Adefa informó en su boletín mensual que tan solo en diciembre de 2007 se produjeron 50.675 unidades cero kilómetro, cifra que también resultó la más alta de toda la historia para el último mes del año, y que marcó un avance del 27,6 por ciento respecto de igual período de 2006.

  No obstante el impulso del cierre del año, la actividad de las fábricas resultó 14,7 por ciento más baja que en noviembre del año pasado. En rigor, 58,1 por ciento del boom de la industria automotriz local se explica por el mercado de exportación, en el que las terminales finalizaron el 2007 con 86 destinos abiertos.

 

La exportación. En diciembre se exportaron 27.314 autos cero kilómetro, lo que implicó un incremento del 23,1 por ciento respecto del ultimo mes de 2006, mientras que en los doce meses las terminales registraron envíos al exterior por 316.410, lo que marca un crecimiento de 33,6 por ciento con relación al año anterior.

  El 62,1 por ciento de los autos exportados tuvo como destino a Brasil y el 12,7 por ciento a México, mientras que Venezuela, con el 6 por ciento de los envíos, desplazó a Chile al cuarto lugar, que detentó el 5,1.

  Respecto de las ventas domésticas, con un total de 564.926 unidades, se registró la mas alta cifra de comercialización en 48 años.

  El diciembre se vendieron 50.298 autos nuevos, lo que marcó un avance del 22,2 por ciento comparado con igual período del año anterior, al tiempo que se registró el record histórico para ese mes.

  Las fábricas de automóviles invertirán en los próximos cuatro años 2.500 millones de dólares con posibilidad de incrementar esa cifra hasta 3.500 millones de dólares.

 

El mercado autopartista. Las principales inversiones se destinarán a la fabricación de nuevos modelos y a aumentar la producción de los ya existentes, no obstante lo cual 20 por ciento de los desembolsos se destinarán al desarrollo de autopartistas locales.

  Para el 2010 se espera un aumento en la producción de 40 por ciento, alcanzando las 750 mil unidades. En tanto, para el Año del Bicentenario se espera que la cifra de exportaciones alcance a 470 mil.

  La industria automotriz explica el 19,8 por ciento del Producto Bruto Industrial, 36,1 por ciento de las exportaciones de manufacturas de origen industrial.

  Paga impuestos por 8.100 millones de pesos, factura por 47 mil millones y genera 121 mil empleados, explicó Adefa. Desde las terminales se mostraron confiados en que estos números dejan un piso sobre el cual proyectar nuevos récord en cada uno de los rubros que opera el sector.

  "Las perspectivas son muy favorables, y la posibilidad de consolidar al sector va a estar muy ligado al trabajo en conjunto que pueda hacer toda la cadena de valor con el gobierno durante este año", dijo el director ejecutivo de Adefa, Fernando Rodríguez Canedo.

Pronósticos para la nueva década

La industria automotriz podría llegar al 2010 superando las 800.000 unidades producidas, siempre y cuando se asegure la provisión de insumos y autopartes al sector y que la discusión salarial no erosione la competitividad del sector, proyectó ayer el ex secretario de Industria y titular de la consultora Abeceb.com, Dante Sica.

  "El sector tiene muchos condimentos que lo diferencian de la situación en los 90 y que lo perfilan a un 2010 con una producción por encima de las 800.000 unidades", dijo Sica

  Sica sostuvo que el desempeño de la actividad sigue siendo el "reflejo" del período de inversión que se inició con Peugeot y Toyota y rápidamente se extendió con anuncios del resto de las terminales. "Este proceso tiene características muy distintas de la década del 90", insistió el economista.

  Entre ellas el ex funcionario de Eduardo Duhalde enumeró el "sesgo de nuevas industrias con plataformas exclusivas, el perfil exportador de los modelos anunciados, la complementación con Brasil y la radicación de dos automotrices con carácter de terminal (Honda y Agrale)".

  Si bien reconoció la alta participación de Brasil como receptor de los vehículos construídos en el país, recordó que en la década pasada esa participación llegaba al 90%, mientras en la actualidad oscila en 60%.

  "En los 90 se apuntaba al Mercosur, hoy a América latina y a mercados maduros como el europeo", resumió Sica, para quien "en la exclusividad está el secreto de ingresar en nuevos mercados".

 

 

Un rubro para explotar. Al momento de hacer sus pronósticos para los próximos años, remarcó la necesidad de "afianzar el autopartismo, que hoy tiene carácter deficitario en la balanza comercial, mediante el incentivo a las inversiones".

  "Deben buscarse mecanismos en el mercado de capitales para dar impulso a la inversión en autopartismo", ejemplificó.

  El economista llamó también la atención sobre la discusión salarial, la que, según él, "podría llegar a erosionar" el actual desempeño.

  Por último, restó importancia a la negociación que inició la Argentina con Brasil por el tratamiento del comercio bilateral automotor, al asegurar que "actualmente se maneja como si hubiese libre mercado".

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario