Economía

La nafta subió 3,5% y acumula un aumento de 11,9% durante el año

YPF arrancó con el incremento en la madrugada de ayer y durante el día se sumó el resto de las petroleras. Es por un impuesto

Viernes 16 de Octubre de 2020

Las principales petroleras que dominan el segmento minorista de combustibles incrementaron ayer sus precios en los surtidores en un promedio del 3,5%, como resultado de aplicar el aumento de los valores en el Impuesto a los Combustibles Líquidos (ILC), el Impuesto al Dióxido de Carbono y los biocombustibles.

Se trata del tercer aumento que registra el sector desde el 19 de agosto pasado, luego de casi nueve meses de congelamiento de precios. De esta forma, la recomposición de los precios de naftas y gasoil acumula un incremento de 11,9% promedio, ya que los valores oscilan teniendo en cuenta el tipo de producto y la región geográfica.

YPF fue la primera en cambiar los precios a la madrugada. A lo largo de la jornada se sumaron Raízen (licenciataria de la marca Shell), Axion (del grupo Pan American Energy), y Puma, de la multinacional Trafigura, con porcentuales casi idénticos.

La petrolera de mayoría accionaria estatal explicó que el incremento se decidió ante la necesidad de aplicar los aumentos en los valores en el Impuesto a los Combustibles Líquidos (ILC), el Impuesto al Dióxido de Carbono y los biocombustibles, decididos por el gobierno nacional.

El gobierno nacional había dispuesto a comienzos de mes actualizar la carga impositiva que resulta de ajuste trimestral, pero cuya aplicación había sido postergada y aplicada parcialmente durante el año a raíz del contexto macroeconómico registrado por la pandemia.

También esta semana, la Secretaría de Energía autorizó un incremento de los precios del bioetanol y el biodiesel, del 10% para cada producto, con los cuales las petroleras deben cortar sus variedades de naftas y gasoil en un 12% y 10%, respectivamente.

El secretario de Energía, Darío Martinez, aseguró que el gobierno nacional no va a convalidar un precio de los combustibles “que no pueda soportar el bolsillo de los argentinos” y que el proceso de recuperación de sus valores tras nueves meses de congelamiento “va a ser muy gradual”.

“Todo va a ser muy gradual y de alguna manera se podrá ir recuperando de a poco, pero de ninguna manera trasladar directamente a precio”, subrayó, al tiempo que le pidió a la industria petrolera que recuerde que “cuando todo está mal se decidió asegurar un precio sostén para apoyar a la actividad, pero cuando vaya para arriba tampoco se va a trasladar de manera inmediata al surtidor”.

“Venimos a darle tranquilidad a la economía, venimos a armonizar los intereses de todos en política energética y también para los usuarios”, dijo, para luego reiterar que el gobierno no quiere “que los argentinos tengan que dejar de pagar bienes y servicios para pagar la energía”.

Martínez explicó que las tarifas de los servicios no van a seguir congeladas tras el plazo que vence el 31 de diciembre próximo, sino que irá hacia un esquema de transición relacionado con el proceso inflacionario y al que se le incorporará un esquema de subsidios mucho más focalizado.

n declaraciones realizadas a distintos medios, expresó que las tarifas de servicios “están congeladas hasta el 31 de diciembre. A partir de ahí, ya el ministro (de Economía Martín) Guzmán anunció que estará relacionado con el proceso inflacionario”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS