Economía

Greenlab: la empresa rosarina que creció aún en pandemia

Angela Orlando, fundadora y directora del laboratorio cuenta los desafíos de la empresa, que ofrece una multiplicidad de servicios

Domingo 27 de Junio de 2021

En los puertos más importantes del mundo, en los depósitos de los buques que llevan granos al exterior, en un vaso de cerveza, en el mate y en el jabón. En muchos productos de consumo diario, en la farmacia y en la veterinaria. En todos esos ámbitos está la huella de calidad de GreenLab, una empresa nacida y criada en Rosario que tiene como principal objetivo garantizar la calidad y la inocuidad de productos muy diversos, que van desde los agroproductos que exporta Argentina hasta una diversidad de mercadería que completan estantes de los comercios de la ciudad y el país tanto en el ramo alimenticio (quesos, aguas, sodas) como en el farmacéutico y de productos de limpieza.

Para Angela Orlando, fundadora y directora del laboratorio, es un desafío definir qué hace la empresa ya que ofrece “una multiplicidad” de servicios. “Somos un laboratorio con alta fortaleza analítica y altos niveles de precisión y cumplimiento que cumple con exigencias nacionales e internacionales”, con grandes áreas de trabajo como la agroindustria, el control de calidad en los procesos de producción de alimentos para humanos y animales, un área ambiental encargada de monitorear suelos, agua y aire, servicios de análisis de residuos urbanos e industriales, de inocuidad alimentaria y de detección de sustancias no deseables en alimentos y productos farmacéuticos y cosmetológicos.

GreenLab, que nació hace 33 años, tiene su sede en la zona norte de Rosario y en hoy cuenta con 55 personas entre bioquímicos, tecnólogos, ingenieros agrónomos, ingenieros en alimentos, ingenieros químicos y médicos, junto al equipo de gestión del negocio.

Este año, a pesar de la pandemia, la empresa apostó por invertir y renovar equipos y sumó personal. Es así que la plantilla de empleados se incrementó un 18%, mientras que los laboratorios se modernizaron aún más con la adquisición de nuevos equipos con tecnología de última generación para detectar sustancias indeseables en alimentos para consumo humano o animal y para analizar matrices como suelo y agua. “Estamos en pleno desarrollo. Este último tiempo reformulamos y reestructuramos el laboratorio, tomamos nuevo personal y seguimos apostando al crecimiento en todos los sentidos” resumió Erica Siegrist, directora ejecutiva y gerenta de calidad.

Tanto Orlando como Siegrist se mostraron optimistas para el mediano y largo plazo: “GreenLab está creciendo muy bien, tenemos un gran capital humano y muy buenos equipos”, puntualizaron.

Calidad, la palabra clave

El rango de clientes de GreenLab es muy amplio y va desde grandes exportadores de granos y cereales hasta pymes industriales. Cristián Fenosa, a cargo del área comercial, explicó que la firma desarrolla sus segmentos fundamentalmente en el comercio internacional de agroproductos, trabajando en la calidad de lo producido por el polo aceitero como en el control de los embarques a través de las compañías que realizan esa labor.

La tarea de GreenLab en este eslabón es analizar la calidad de los agroproductos procesados que se exportan, como harinas proteicas para alimentación animal y aceites. También operan con productores agropecuarios, que la mayoría de las veces demandan análisis de suelo, agua para ganado o de calidad de diferentes insumos.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario