Economía

El primer round de la paritaria en 2021

Los primeros acuerdos de gremios públicos y privados incluyeron pautas de entre 30% y 35% anual, aunque en tramos y con cláusulas de revisión

Domingo 28 de Marzo de 2021

Con el cierre de las paritarias del sector público provincial, se completó la primera ronda de negociaciones salariales del año. Los gremios privados que hicieron punta acordaron pautas de entre 25% y 29% anual, aunque concentrada en uno o dos tramos. Los sindicatos estatales alcanzaron un incremento de 35% pero en varias etapas, de modo que en el primer trimestre ese incremento no supera el 18%. También hubo actividades que pactaron paritarias trimestrales. En todos los casos, hay cláusulas de revisión.

Luego de tres años de retroceso superior al 20%, el gobierno nacional puso como meta de política económica para 2021 que los salarios le ganen a la inflación por cuatro o cinco puntos. Para alinear la expectativas, estimó en el presupuesto que la inflación anual sería del 29%. En torno de ese nivel cerraron las primeras paritarias del sector privado del año, como es el caso de los bancarios y encargados de edificios. Ambas negociaciones fueron coronadas con fotos con el presidente de la Nación.

En materia de negociación salarial, los porcentajes suelen llamar a engaño. La gran diferencia entre la paritaria bancaria y la de los encargados de edificio es el salario inicial del que parten (en el caso de los bancarios está alrededor de los $ 100 mil) y en los tramos en los que se construye ese aumento. Lo mismo ocurre cuando se analiza el acuerdo de los aceiteros, que pactó un 25% de aumento para 2021, pero de punta y sobre un salario que también se acerca a los $ 100 mil.

Otra referencia para la ronda paritaria que se inicia en el segundo trimestre es la de los trabajadores del sector público provincial. Con algunos matices, el acuerdo general en ese sector fue una pauta de aumento del 35% anual, con revisión en el tercer trimestre. A ese porcentaje se llega en tres tramos, que se inicia con el 18%.

Embed

Si bien el gobierno nacional confía en que hacia el final del segundo del trimestre la inflación mensual se desacelere al 2%, lo cierto es que el primer trimestre terminará en un nivel cercano al 12%, que es mayor en alimentos. Y quedan pendientes aumentos relevantes, como los de los servicios públicos.

La recuperación salarial es una demanda postergada que debe ser atendida por razones políticas y macroeconómicas, toda vez que de esa variable depende el consumo, que representa más del 70% del PBI. El Ministerio de Economía ya proyecta un crecimiento de 7% para 2021, una meta difícil de alcanzar si no se recupera el ingreso popular en términos reales.

De 12 millones de trabajadores registrados, 30% pertenecen al sector público (3,2 millones de asalariados y 360 mil monotributistas sociales). Otro 48% negocia salarios en el sector privado. El resto son trabajadores independientes, autónomos o monotributistas, que muchas veces no tienen encuadre colectivo para la actualización de las remuneraciones.

Por las particularidades de 2020, con paritarias que en el mejor de los casos comenzaron a negociarse sobre finales del año, muchos gremios terminaron de redondear sus acuerdos salariales en el primer trimestre de este año. En algunos casos, se solaparon con los aumentos de 2021. En otros casos, operan como una “ilusión” de aumentos, que en realidad son “autofinanciados” con las postergaciones del año pasado.

Como sea, gran parte de la posibilidad de que el poder adquisitivo crezca estará ligada a que se logre desacelerar la inflación de los próximos meses y a que las mejoras salariales que se consigan no sean trasladadas automáticamente a los precios. Una delicada sintonía fina.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario