Economía

El pesimismo por la deuda europea derrumbó otra vez a los mercados

Las principales Bolsas de Europa y Estados Unidos, así como del resto de regiones, se derrumbaron ayer tras conocerse a última hora del lunes el anuncio de que el gobierno griego convocará un referendum sobre el ajuste fiscal que exige la “troika” (FMI-UE-BCE).

Miércoles 02 de Noviembre de 2011

Las principales Bolsas de Europa y Estados Unidos, así como del resto de regiones, se derrumbaron ayer tras conocerse a última hora del lunes el anuncio de que el gobierno griego convocará un referendum sobre el ajuste fiscal que exige la “troika” (FMI-UE-BCE) para recibir el segundo plan de rescate y evitar el default (ver sección Mundo).

Por otra parte, las acciones y bonos en la Bolsa porteña no escaparon al pesimismo generalizado.

La interpretación de los mercados fue clara: Grecia posterga unilateralmente la implementación del acuerdo con la Unión Europea, el FMI y el Banco Central Europeo para recibir 130.000 millones de euros a cambio de otro ajuste fiscal muy duro, rechazado por la población.

A esto se sumó la presión sobre la deuda soberana italiana, con Roma urgida para tomar medidas fiscales consistentes, la incertidumbre sobre la recapitalización de bancos europeos que tienen deuda griega y datos macroeconómicos de Estados Unidos que no permiten ver la luz al final del túnel.

Europeligro. El indicador continental Stoxx 600, que reúne a las principales empresas de Europa, cedió el 3,46%, que equivale a una pérdida de capitalización de 219.000 millones de euros.

Por su parte, el indicador del sector bancario Dj Stoxx se precipitó el 8%, con derrumbes de 16% en Societe Generale, 15% de Dexia y 14,5% de National Bank of Greece.

La Bolsa de Atenas encabezó el temblor con una baja del 6,9% en el panel general y de 8,1% en el indicador selectivo.

En tanto, el índice Ftse Mib de la Bolsa de Milán se hundió el 6,8%, en la cuarta caída más importante de la historia y con pérdidas fortísimas en las entidades bancarias. Intesa SanPaolo cedió el 15%, Unicredit 12% y Monte dei Paschi 10%.

Tanto la Bolsa de París como la de Frankfurt perdieron más del 5%. Por su parte, la Bolsa de Londres resignó el 2,21%.

Si bien la jornada pareció un parte de guerra para las Bolsas, la presión de los inversores sobre las deudas soberanas resultó enorme, sobre todo para la de Italia.

La brecha de los bonos italianos con los de Alemania llegó al récord de 459 puntos básicos y concluyó a 442 enteros. El rendimiento de los bonos italianos a diez años llegó en el mercado secundario al 6,33% y el de aquellos a cinco años a 6,03%. Con este panorama, los seguros contra el riesgo de default de Italia alcanzaron el máximo de 491 puntos.

EEUU no zafó. Por su parte, Wall Street siguió la tendencia europea con baja de 2,48% de su índice Dow Jones de acciones industriales y de 2,89% en el panel tecnológico Nasdaq. El indicador Standard & Poors 500 retrocedió 2,79%.

En medio de esta nueva crisis, el G-20 se reunirá mañana y el viernes en Cannes, Francia, donde los líderes mundiales buscarán reforzar la regulación del sector financiero.

Los europeos, que pretendían llegar a la cita con los deberes hechos tras el acuerdo adoptado el jueves para el rescate de Grecia se vieron sorprendidos por las últimas noticias de Atenas.

El primer ministro, Giorgos Papandreu, anunció a última hora del lunes la convocatoria de un referéndum sobre las medidas acordadas en Bruselas y puso en jaque a toda la Unión Europea.

Otra reunión de urgencia. Francia y Alemania no tardaron en reaccionar y anunciaron una reunión para abordar el contratiempo hoy en Cannes, junto a la cúpula comunitaria, el Banco Central Europeo y el FMI.

Más allá de la nueva crisis helena, los países del G-20 acuden a Cannes con la intención de reforzar la regulación del sector bancario. Muchas de sus propuestas no son nuevas, pero ahora pretenden acelerar su implementación.

Ahora resta ver cómo seguirán los mercados de acciones hoy, primero en las Bolsas de Asia y, posteriormente, con la apertura de la operatoria en Europa y Estados Unidos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario