Economía

Argentina firmó acuerdo con China para construir centrales nucleares

Cumbre del G-20. El país asiático financiará el 85 por ciento de la inversión, que alcanza los 15 mil millones de dólares, a través de un crédito a tasa muy baja.

Lunes 16 de Noviembre de 2015

Los gobiernos de Argentina y China acordaron ayer la construcción de la cuarta y quinta central nuclear, con una inversión por casi 15.000 millones de dólares, de los cuales el gigante asiático aportará el 85 por ciento.

Los convenios fueron firmados en el marco de la Cumbre del G-20 que se desarrolla en Antalya, Turquía, en un encuentro que contó con la presencia del ministro de Planificación Federal, Julio de Vido; el titular del Palacio de Hacienda, Axel Kicillof; y el canciller Héctor Timerman.

Por el gobierno chino estuvo presente el presidente del Comité Nacional para el desarrollo y la Reforma, Xu Shi Sao, informó la administración de Cristina Kirchner a través de la página web gubernamental.

Los acuerdos fueron rubricados por el presidente de Nucleoeléctrica Argentina (Nasa), José Luis Antunez; y el titular de la firma nuclear china CNNC, Quian Zhimin, precisó la información oficial.

Kicillof explicó que el financiamiento de las obras se dará a través de un crédito a 19 años de plazo con una tasa del 5 por ciento más los seguros, con un período de gracia de 8 años, que estimó será el tiempo que insumirán las obras.

"El acuerdo de hoy es histórico. Contempla la conformación de un consorcio con mayoría argentina para el desarrollo del proyecto de construcción de la cuarta y quinta centrales nucleares", resaltó, por su parte, De Vido.

El ministro de Planificación detalló que uno de ellos abarca a la "primera etapa de la obra de la cuarta central nuclear, de agua pesada, en el que Argentina maneja gran parte de la tecnología", a partir de la experiencia desarrollada con las centrales de Atucha.

"China va a aportar el 85 por ciento del financiamiento, con una tasa bajísima del 6,5 por ciento anual y un plazo de gracia de 8 años para comenzar a pagar, mientras se construye la planta, y a partir de ahí se comienza a abonar el crédito a lo largo de diez años", subrayó De Vido.

El ministro enfatizó que "esta central significará a la Argentina un ahorro de 15.000 millones de dólares en la compra de combustibles fósiles por año".

La características de la cuarta central —que se instalará en el partido bonaerense de Lima, en la zona en que están los complejos de Atucha— contempla la generación de energía a través de tubos de presión tipo Candu —de desarrollo nacional— con potencia de 700 MW.

Nucleoeléctrica es propietaria de este tipo tecnología a partir de la Central Embalse y puede replicarla libremente en Argentina, se informó.

En tanto la quinta central tiene como característica el uso de un reactor ACP1000, que generará 1000 MW cuando entré en potencia plena. La planta, cuyo lugar de construcción aún no fue definido, funcionará con uranio enriquecido y agua liviana.

El ministro Kicillof destacó que los acuerdos firmados con China para construir dos centrales nucleares en el país tienen "una importancia histórica".

"Estos contratos, en lo que respecta a la construcción de dos nuevas centrales nucleares, van a asegurar nuestro abastecimiento energético en el futuro".

Kicillof consideró que esos contratos "son muy favorables", al tiempo que argumentó: "Nos dan energía y competitividad".

En tanto, la titular de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), Norma Boero, calificó como "un avance muy grande" a los contratos firmados con China. "Es un avance muy grande, ya se está cerrando la construcción de la cuarta central, lo que significa un paso muy importante luego de recuperar Atucha II que ya está en funcionamiento", dijo.

Kicillof: “El crecimiento se logra con inclusión”

El ministro de Economía, Axel Kicillof, sostuvo ayer que “no hay otro camino posible que la inclusión social para estimular el crecimiento”, mientras rechazó que los países emergentes sean “culpables de la prolongación de la crisis”.
  Al encabezar la delegación argentina en la décima cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de los países del G-20, realizada en la ciudad turca de Antalya, el funcionario aseguró que “hay una sola manera para incentivar la evolución del desarrollo y es la distribución del ingreso”.
  “No hay otro camino posible que la inclusión social para estimular el crecimiento”, insistió Kicillof durante el primer encuentro junto con los líderes de las 20 economías desarrolladas y emergentes del mundo, en el cual se debatió sobre el desarrollo y el cambio climático.
  Consideró, además: “Debe quedar claro que los países emergentes no son lo culpables de la prolongación de la crisis”, al argumentar que “la caída de los precios de los commodities es un efecto de la crisis mundial”.
  “Hemos visto un fracaso tras otro en estos siete años y el peligro más grande es que esta crisis se está transformando en una crisis de deuda y deflación”, analizó.

Recetas ineficientes. Para Kicillof, “los remedios solamente monetarios aplicados hasta ahora como el salvataje a los bancos han demostrado no ser eficientes porque se ataca a la crisis sólo con estímulos al sector financiero”.
  Por ello, enfatizó: “El problema es el diagnóstico”, al tiempo que sostuvo: “La inversión privada completará el círculo que con la pública incentivará el comercio para volver al crecimiento”.
  Con respecto al cambio climático, Kicillof resaltó que la Argentina “reafirma sus compromisos para reducir las emisiones contaminantes, pero aclaró que a América latina sólo corresponden el 5% de las emisiones”.

FMI: Brics cuestionan demora en las reformas

Los líderes de los países que conforman los Brics (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) lamentaron nuevamente ayer la falta de progresos en la reforma del Fondo Monetario Internacional (FMI) llamada a una redistribución más equitativa del derecho a voto de sus miembros.
  Al margen de una cumbre del G-20 en Antalya (Turquía), los dirigentes “expresaron su profunda decepción frente a la ausencia de progresos en la modernización de las instituciones financieras, sobre todo en lo referente a la reforma del FMI”.
  Dicha reforma “sigue siendo la prioridad para garantizar la confianza hacia el Fondo, su legitimidad y eficacia”, indicaron las cinco naciones emergentes, que llamaron a Estados Unidos a ratificarla “en la mayor brevedad posible”.
  Los Brics denuncian hace años la desigual representación en el FMI, que perjudica a los países emergentes y en desarrollo. La reforma del Fondo que corregiría levemente este desequilibrio languidece desde hace varios años.
  Las cinco naciones estimaron por otro lado que “la economía mundial se halla todavía en la zona de riesgo” y llamaron a “reforzar” la cooperación de la política macroeconómica en el seno del G-20, reunido en cumbre hasta hoy en Antalya.
  Brasil y Rusia se hallan actualmente en recesión, China sufre una desaceleración que incide directamente en la economía mundial y Sudáfrica se tambalea por la caída de la demanda de las materias primas. Sólo India sigue gozando de la bonanza económica.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS