Economía

Acindar despidió a los 10 trabajadores de su fábrica de Navarro

La Unión Obrera Metalúrgica (UOM) de Rosario denunció que la compañía siderúrgica Acindar despidió ayer a todos los trabajadores de la planta Navarro, de Rosario.

Jueves 01 de Noviembre de 2018

La Unión Obrera Metalúrgica (UOM) de Rosario denunció que la compañía siderúrgica Acindar despidió ayer a todos los trabajadores de la planta Navarro, de Rosario. Se trata del paso final en un proceso de ajuste que comenzó hace más de dos años, tiempo en el que el plantel pasó de 150 operarios a una decena que permanecían hasta ayer.

La UOM Rosario denunció que la decisión fue "intempestiva y arbitraria". Desde la compañía se justificaron. Subrayaron que la planta "ya no funcionaba y estaba como centro de stock". Y aseguraron que "quedaban diez empleados, a los que se les ofreció ser relocalizados en la planta Bonelli, de San Nicolás, medida que no aceptaron".

La fuente empresarial dijo que a los obreros "se les propuso un retiro voluntario, que tampoco quisieron".

Pablo Cerra, abogado de la UOM, dijo que "la empresa no dio ninguna explicación oficial" por los despidos y recordó que hace poco más de dos años esa planta ocupaba a 150 trabajadores. Recordó que en ese tiempo hubo una larga lucha para resistir los despidos y garantizar que la continuidad de ese establecimiento. El conflicto fue motivo de discusión incluso en ámbitos legislativos de la ciudad y la provincia.

Desde la conducción de la siderúrgica, aseguraron que entre 2015 y 2016 "no hubo despidos sino traslados y acuerdos de desvinculación".

Y señaló que en el predio de la planta Navarro, ahora cerrado, "se estudia una alternativa de inversión acorde a los tiempos de la industria siderúrgica".

Audiencia

Cerra, por su parte, adelantó que le pidió una audiencia de conciliación a la cartera laboral santafesina, que podría realizarse el lunes próximo.

El secretario general de la UOM Rosario, Antonio Donello señaló que el gremio se declaró en estado de alerta y "no cederemos hasta lograr que se mantengan las fuentes laborales de los compañeros".

Los nuevos despidos recalientan la presión sobre el complejo panorama laboral de la región, acosado por cesantías, suspensiones y reducción de la jornada laboral.

Automotrices, línea blanca, maquinaria agrícola, carrocerías, metalúrgicas, comercios y aceiteras son algunos de los sectores más afectados.

Según el relevamiento de despidos y suspensiones que lleva el Centro de Economía Política Argentina (Cepa), en los primeros ocho meses de este año la industria cesanteó a 17.972 trabajadores. Desde fines de 2015 se perdieron más de 90 mil empleos en el sector manufacturero.

Al referirse al caso Acindar, el diputado provincial Carlos del Frade dijo que la empresa facturó durante 2017 por 16.053 millones de pesos, ubicándose en el puesto 72 entre las mil empresas que más vendieron en la Argentina.

"No parece tener razones para despedir a los últimos quince trabajadores que tenía en Navarro", dijo el legislador del Frente Social y Popular (FSP).

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});