Bicentenario

El Archivo Cossettini cambia de perfil y se abre a los maestros

Las ideas pedagógicas expresadas en cuadernos de clases, dibujos, fotografías, planes de trabajo y cartas de las hermanas Olga y Leticia Cossettini se abren a la comunidad con una nueva mirada.

Sábado 30 de Agosto de 2008

Las ideas pedagógicas expresadas en cuadernos de clases, dibujos, fotografías, planes de trabajo y cartas de las hermanas Olga y Leticia Cossettini se abren a la comunidad con una nueva mirada. Es que en coincidencia con el 110º aniversario del nacimiento de Olga Cossettini, la educadora que dirigiera entre 1935 y 1950 la conocida experiencia de la Escuela Carrasco en barrio Alberdi de Rosario, el Archivo Cossettini del Instituto Rosario de Investigaciones en Ciencias de la Educación (Irice) realiza una nueva apertura.

“Todos construimos el archivo de alguna manera”, dice la coordinadora del espacio, Javiera Díaz, para explicar que el mismo se trata de una construcción colectiva. Mucho ayudó en este cambio de perfil, que en 2005 se lo declarara patrimonio del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) y se destinaran fondos para su conservación.

La distinción permitió que en 2006 se armaran equipos para conservar los documentos originales y se comenzaran a digitalizar. Para septiembre próximo, se espera inaugurar un sitio web donde se podrá acceder a una descripción exhaustiva de lo que atesora este archivo y a visualizar algunos de los materiales.

“Trabajamos así sobre la idea de una nueva apertura, entendiendo que este espacio debe estar a disposición de todos”, dice Díaz, quien también es psicóloga, y agrega: “Es valioso resaltar que se trata de un archivo hecho por Olga y Leticia que fueron guardando su trabajo pedagógico, tenían muy en claro qué es lo que conservaban, era una apuesta al porvenir”.

El archivo está integrado por las series didáctica, de escritos y epistolar. Así se conservan los cuadernos de clases donde se aprecian los trabajos de los alumnos, planificaciones, programas generales de estudios sociales y naturales, actas de las reuniones plenarias, acuarelas y diarios de clases de las maestras, entre otros documentos valiosos. También hay manuscritos inéditos, y más de 2.400 cartas que registran un intercambio de las educadoras con pedagogos, intelectuales y personalidades de la época.

También se guardan revistas y trabajos de la década del 80 cuando se vuelve a mirar con atención la experiencia de las Cossettini. Díaz advierte que el Archivo se centra especialmente en la experiencia de la llamada Escuela Serena desarrollada en la institución de Alberdi y parte de la actividad de Olga cuando era regente en el Normal de Rafaela. “El desafío es incrementarlo, con colecciones públicas y privadas que nos permitan digitalizar esas producciones”, comenta.

La primera donación al Irice para conformarlo la hizo la maestra Leticia en 1988, un año después del fallecimiento de su hermana Olga; y la segunda la formalizaron los familiares cuando fallece Leticia en 2004. El espacio cumple este año su 20º aniversario.

Javiera Díaz coordina también el Area de Documentación de Experiencias en Educación, un proyecto originado en el Irice en 2007, bajo la dirección de Raúl Gagliardi y que pretende la creación de un banco de datos con iniciativas de enseñanza innovadoras que muchas veces no son suficientemente conocidas. El Archivo funciona en la sede del Irice, Ocampo y Esmeralda. Más datos a los 4821769/70, email: archivocossettini@irice.gov.ar

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario