Urbanismo

Transformación urbana del Centro Universitario Rosario

Por Dr. Arq. Héctor Floriani

Martes 06 de Julio de 2021

La Universidad Nacional de Rosario está atravesando desde hace tres años un complejo proceso de transformación de su campus, con importantes consecuencias positivas en el barrio al que pertenece y en la ciudad toda. La historia del CUR, también conocido popularmente como “La Siberia”, tiene más de ocho décadas. Su proyecto nace de un proceso virtuoso de planificación de la ciudad y su región que se llevó a cabo entre 1939 y 1961. Por supuesto, ese proceso reconoce antecedentes y consecuentes, pero esos años delimitan un período en el que se avanzó decididamente, y de modo concertado entre Nación, Provincia y Municipio, en la resolución del “desorden” de las infraestructuras portuarias y ferroviarias que afectaba el funcionamiento de Rosario y comprometía su desarrollo.

El producto de este proceso pasó a la historia como Plan Rosario (Ley Nacional 16052), un ambicioso plan de obras destinadas a resolver las disfuncionalidades del sistema infraestructural ferro-portuario de Rosario, que complicaban el desempeño de la ciudad y comprometían su futuro. El Centro Universitario Rosario fue uno de los proyectos hechos posibles en el Plan Rosario por la reorganización y simplificación de las infraestructuras ferroviarias, a lo que se sumaron -en el caso del CUR- afectaciones y expropiaciones de un sector de tejidos urbanos consolidados. El Plan Rosario se constituyó en el eje portante del Plan Regulador (1967-1968), y de tal forma el Centro Universitario Rosario ingresó al plan urbanístico de la ciudad para nunca abandonarlo.

CUR (1 COL).jpeg

Pero es indudable que la creación de la Ciudad Universitaria fue uno de esos proyectos con enormes déficits de gestión y con una crónica dificultad para ser llevado a término. Precisamente en la señalada afectación y expropiación de un área de tejidos urbanos consolidados radicó el núcleo de la dificultad: mientras las “mayores áreas” de origen ferroviario fueron transferidas directamente al dominio de la Universidad, el resto del polígono estaba sometido a un proceso de expropiación que nunca contó con recursos genuinos y constantes. El resultado de esto fue la indisponibilidad, aún sesenta años después de la sanción legislativa del Plan Rosario, de la integridad de los terrenos destinados a Ciudad Universitaria, a lo que se suma un proceso lento pero imparable de deterioro de las condiciones iniciales del tejido y de profundización de la informalidad.

Durante las gestiones de los rectores Arino y Suarez se pensó en acotar las consecuencias negativas de este proceso gestionando ante el Congreso de la Nación una reducción del perímetro del CUR; lo que se logró con un corrimiento hacia el este del lado oeste del polígono establecido por ley.

En los años sucesivos, y más intensamente en la segunda década del siglo XXI, se desarrollaron gestiones entre la Universidad y la Municipalidad tendientes a consensuar un proyecto que conciliase los distintos derechos en juego: de la Universidad Pública a disponer del suelo que le fuera legalmente cedido en el largo proceso descrito, de los ciudadanos residentes allí precariamente a obtener una vivienda digna sin desarraigarse, de vecinos de este enclave universitario inconcluso afectados por dicha precariedad (no exenta de episodios de ilegalidad).

Estas intenciones finalmente cristalizaron en sendos convenios marco y específico entre la provincia de Santa Fe, la municipalidad de Rosario y la Universidad Nacional de Rosario, firmados en junio de 2017 y febrero de 2018 respectivamente, cuyos componentes esenciales son:

  • a) la Universidad Nacional de Rosario cede a la Provincia de Santa Fe tres grandes parcelas de su propiedad ubicadas por fuera del perímetro definitivo de la Ciudad Universitaria a fin de que la Provincia provea allí las viviendas destinadas a las familias residentes dentro del perímetro definitivo de la Ciudad Universitaria;
  • b) la provincia de Santa Fe asume el compromiso de construcción de tales viviendas, así como una avenida de borde de la Ciudad Universitaria en el lado oeste de su perímetro definitivo;
  • c) la municipalidad de Rosario aporta el proyecto de dichas viviendas, el proyecto de nuevos trazados oficiales y todo el cuadro regulatorio urbanístico, así como la conducción de las gestiones con la comunidad barrial.

Cabe señalar que las obras se iniciaron inmediatamente. Al momento de publicar el presente artículo el proyecto se encuentra en un punto crucial de su implementación, habiéndose alcanzado importantes avances en la ejecución de las viviendas (90%, 34% y 100% en los tres sectores) y de la avenida (61%), así como en la formulación del Plan Maestro para el CUR.

CUR 2 (1 COL).jpeg

*Arquitecto Urbanista, Profesor Titular de Teoría y Técnica Urbanísticas en FAPyD/UNR, investigador UNR y CONICET, ex Decano FAPyD, ex Rector UNR

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario