La ciudad
Jueves 16 de Febrero de 2017

Preocupación e incertidumbre por la situación en los centros de investigación de Rosario

El director del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) Rosario, Roberto Rivarola, afirmó que sigue existiendo "preocupación" e "incertidumbre" entre los trabajadores e investigadores del Centro Científico y Tecnológico (CCT). De hecho, los "primeros dineros" devengados este verano para solventar el funcionamiento de los 14 institutos locales llegaron con un incremento del 20 por ciento respecto del año pasado, lo que dada la inflación interanual (superior al 42 por ciento) representa lisa y llanamente menos recursos. "Quedamos atrás por el achicamiento", admitió el físico a cargo del organismo local.

Compensación

Y aunque el problema del no ingreso a carrera de los investigadores que fueron aprobados positivamente quedó por ahora compensado con la extensión de las becas posdoctorales en vistas a su posible pase a planta de otros organismos (como Inta, Inti, Conea y Universidades), Rivarola expresó especial inquietud por el futuro de las obras en dos edificios del Conicet local.

Ambos se construyen dentro del predio del CCT, pero están totalmente parados por falta de partidas: son el del Instituto de Química Rosario (Iquir) y el que comparten el Instituto de Fisiología Experimental y el Centro de Estudios Fotosintéticos y Bioquímicos (Cefobi).

Más de mil personas trabajan en el CCT reunidas en 14 institutos y grupos en diferentes facultades. Sus investigaciones abarcan las más variadas ramas de la ciencia, muchas de ellas realizan aportes novedosos a los campos en los que se inscriben y sus resultados son publicados en revistas científicas de prestigio internacional.

Comentarios