La ciudad
Viernes 28 de Julio de 2017

Murió el colectivero que había sufrido un infarto mientras manejaba

Enzo, el chofer de la línea 122 que el pasado domingo sufrió un infarto en el marco de una discusión mientras manejaba el colectivo en la zona de Córdoba y Francia, falleció ayer luego de pasar cinco días internado.

Enzo, el chofer de la línea 122 que el pasado domingo sufrió un infarto en el marco de una discusión mientras manejaba el colectivo en la zona de Córdoba y Francia, falleció ayer luego de pasar cinco días internado.

El hombre, de 53 años, falleció en el sanatorio Ipam, ubicado en Sarmiento y Gaboto, efector al que fue derivado tras el altercado que tuvo con un pasajero que fue detenido en el momento y puesto en libertad dos días más tarde.

Según se informó, el muchacho con el que discutió padece un retraso madurativo leve y el cruce de palabras había llevado a que la unidad terminara sobre la vereda tras chocar una parada, aunque sin provocar heridos.

Un joven estudiante de medicina le practicó al chofer técnicas de reanimación y logró mantenerlo con vida para que luego fuera trasladado al Hospital Centenario, desde donde lo derivaron finalmente a Ipam.

Se trata de Nicolás Lucero, quien fue reconocido por llevar adelante una acción heroica. "Desde atrás logré ver al chofer tendido. Llame a la ambulancia inmediatamente y, como advertí que el señor no tenía signos vitales ni respiraba, comencé a hacer RCP hasta que llegó la ambulancia y el paciente reaccionó tras ser desfibrilado.

"Lo desfibrilaron y volvió a respirar. En un momento me puse muy mal porque pensé que no salía. Y cuando se recuperó se me llenaron los ojos de lágrimas y después no me pude contener. Fue un momento terriblemente feliz", contó a La Capital.

En ese sentido, Nicolás destacó la "gran respuesta del servicio de emergencia.

"Llegaron al lugar en menos de cinco minutos. Si no hubieran actuado tan rápido creo que el paciente no habría reaccionado. Fue un gran trabajo de todas las áreas del Sies", destacó.

Comentarios