La ciudad
Sábado 06 de Mayo de 2017

La policía admitió que la bibliotecaria muerta fue esposada en la comisaría

Se trata de la mujer que falleció en un cuarto de la dependencia durante un confuso episodio. No se tomaron medidas contra los efectivos.

La mujer de 45 años que murió en un cuarto de la comisaría 10ª en el marco de un confuso episodio había sido esposada por la policía. Así consta en un informe elaborado por la Fiscalía, que investiga lo sucedido. No obstante, y luego de la controversia que generó el episodio, fuentes del Ministerio de Seguridad indicaron que "no hay elementos" para pensar que pudo haber habido responsabilidad policial. "El fallecimiento fue producto de un paro cardíaco y no existen signos de violencia interno ni externo", expresaron. En tanto, la Fiscalía indicó en un parte oficial que "no se tome, por el momento, ninguna medida con el personal policial". Por otro lado, diferentes agrupaciones, como el gremio docente Amsafé, pidieron públicamente que se aplique un protocolo específico al tratarse de una "muerte en custodia".

María de los Angeles Paris era bibliotecaria del Complejo Educativo "Francisco de Gurruchaga" y de la Técnica 464. Llegó a la seccional del barrio Alberdi pasadas las 21.30 del miércoles diciendo que motochorros le quisieron robar en la calle. Siempre de acuerdo al parte oficial dado a conocer por la oficina de prensa de Fiscalía, sostuvo que le tenía pánico a las motos y que se pone muy nerviosa cuando las ve pasar.

Sin embargo, antes de que el personal policial pudiera actuar, insiste el parte, la mujer escapó a la carrera de la comisaría "visiblemente alterada", por lo que "un par de agentes la salieron a buscar y bajo la presencia de testigos la detuvieron, por el estado de alteración que sufría".

La mujer fue llevada nuevamente a la seccional y no a un hospital, como el sentido común lo habría indicado por el estado en el que se encontraba. Camino a la dependencia, Paris brindó a los agentes un número de contacto de su familia. Siempre según fuentes de la Fiscalía, desde la seccional hablaron con un familiar de María de los Angeles con quien "acordaron trasladar a la mujer a su domicilio".

Sin embargo, en el camino a esa casa, Paris "se alteró nuevamente y fue regresada a la comisaría, donde la dejaron sola en un cuarto aislado" sin tener en cuenta las posibles consecuencias y sin que haya un médico a su lado. Al rato, "no se sabe cuánto tiempo, la mujer se calmó, pero cuando un agente fue a verla, pasadas las 22, la halló sin vida, aparentemente producto de un paro cardiorrespiratorio", indicó la información del Ministerio Público de la Acusación, que ayer sumó detalles.

El parte oficial de Fiscalía indicó que, una vez alcanzada en la calle, la mujer fue subida a un patrullero, pero cuando estaba allí "comenzó a gritar y golpear el móvil", por lo que el personal volvió a la dependencia. En esas circunstancias, el jefe de la comisaría 10ª, Silvio Cortez, trató de calmarla, pero "lejos de esto lo golpeó y rasguñó, por lo que se vio obligado a colocarle las esposas de seguridad".

El informe puso de manifiesto también que "posteriormente se observó que la mujer se estaba desvaneciendo, por lo que en forma reiterada se solicitó una ambulancia del Sies (Sistema Integrado de Emergencia Sanitaria), pero al arribar el personal médico y realizar tareas de reanimación, la mujer falleció".

El mismo informe del Ministerio Público remarcó que, "con respecto a los empleados, no se tome ninguna medida por el momento", hasta que se conozca el resultado final de la autopsia.

En efecto, en el Instituto Médico Legal el informe preliminar de la necropsia arrojó que "no se detectaron lesiones en la zona del cuello y tampoco lesiones internas; y que la causa de fallecimiento en primera instancia sería un paro cardiorrespiratorio posiblemente generado por la ingesta de alguna sustancia".

No obstante, ahora se esperan los resultados de los exámenes toxicológicos y anatomopatológicos para determinar qué sustancia ingirió la víctima.

La directora del Complejo Educativo Gurruchaga, Fabiana Digiovani, dijo ayer que María de los Angeles Paris "era una persona muy querida por los alumnos", y manifestó su "tristeza" por las versiones que circularon luego del trágico desenlace de la mujer.

La docente recordó que Fiscalía había indicado que padecía esquizofrenia. "Tras la conmoción por la noticia, nosotros tratamos de desactivar esa versión, pero ya estaba en todos los medios. Ella trabajaba con alumnos. Lejos estaba de ser esquizofrénica. Era una chica tan sensible que si uno levantaba la voz para retar a un grupo, a lo mejor se ponía a llorar. Totalmente lo contrario a lo que se dijo. Ella adoraba a los chicos. Tenía una sola hija y vivía trabajando para darle lo mejor".

Amsafé y otras entidades pidieron un protocolo de investigación especial

Al ser bibliotecaria de dos instituciones educativas, la Asociación del Magisterio de Santa Fe (Amsafé) se involucró directamente en el caso de María de los Angeles Paris. Junto a la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) y la Cátedra de Criminología de la Universidad Nacional de Rosario, pidió que, al ser una "muerte en custodia", el caso se investigue bajo el Protocolo de Minnesota.

   Se trata de una técnica médica utilizada por los profesionales de la medicina forense para determinar las causas de la muerte de una persona que ha estado bajo la custodia del Estado y ante posibles acciones extrajudiciales.

Por la fuerza 

"En el propio relato policial se manifestó que la mujer fue reingresada a la comisaría por la fuerza, la intentaron contener, la esposaron y la encerraron en un cuarto. Se trata de una privación ilegítima de la libertad, de acuerdo a las convenciones internacionales", detalló el titular de la Cátedra, Enrique Font.

   El abogado sumó que "está probado que murió privada de la libertad" y dijo a La Capital que le sugirió al fiscal Luis Schiappa Pietra, de la Unidad de Homicidios Dolosos, que se averigüe "cómo (Paris), por qué y a qué hora llegó hasta la jurisdicción de la comisaría 10ª si no vive ni trabaja allí".

En efecto, fue atendido por el referente del Ministerio Público de la Acusación junto a los representantes de Amsafé y la APDH.

   A la hora de evaluar lo sucedido, el letrado añadió que "la detención es muy cuestionable, y el abordaje en términos de salud mental, catastrófico".

Comentarios