INFORMACIÓN GENERAL

Seis rituales que hay que hacer en Navidad para atraer buena suerte y prosperidad

Las tradicionales creencias que la gente realizan desde hace años para cambiar de aire en Nochebuena.

Miércoles 23 de Diciembre de 2020

Creer o reventar, hace muchos años se llevan a cabo ciertas cábalas para pasar de la Nochebuena a la Navidad y así alejar los problemas y las malas vibras. Hay quienes son devotos de ellas y están firmes esperando las fechas festivas de noviembre para realizarla y asocian los infortunios que atraviesan durante el año a haber fallado en estos rituales, así como también están aquellos que descreen totalmente de ellos.

La historia dice que todas estas creencias tienen origen con la llegada del Espíritu de la Navidad, el cual arriba con el Solsticio de Invierno que sucede entre las 10 de la noche del 21 de diciembre y las 12 de la noche del 22 en el hemisferio norte. Como este llega a través de la energía, se recomienda ejecutar diferentes ritos para que la parte positiva de dicha fuerza intervenga en cada persona.

Estos actos van desde maniobras con sal, dinero y hasta la misma indumentaria que se usa la noche en que se aguarda a Papá Noel. Algunos de ellos comienzan días antes del 24 de diciembre, y otros se celebran justo a las 00 del 25. Aunque cada religión tenga los suyos, estos son los rituales más populares de la fecha.

Sal para ahuyentar malas energías

Esta costumbre tiene el objetivo de sacar las vibras negativas del hogar y que esté limpio en la Nochebuena, por eso es que comienza la noche del 23 de diciembre.

Hay que comenzar esparciendo sal marina o sal gruesa por las distintas esquinas de la casa y cualquier otro lugar que se quiera, dejarlo toda la noche y la mañana del 24 se debe sacar la sal afuera. Esto último debe hacerse barriéndola, no levantándola con pala ya que sino el ritual no tendrá ningún efecto. Una vez que todo esté en la calle, la casa estará libre de cosas negativas.

Muérdago para protección

Es una de las tradiciones más populares y es pura y exclusivamente para proteger a la familia o cualquiera que entre o salga de tu hogar. En la cena navideña y en los días previos hay que ubicar un muérdago, preferentemente blanco, dentro de un jarrón o recipiente. Esto hace que quienes pasen por tu casa se lleven el cuidado de la planta contra enfermedades u otros males, por eso también se acostumbra tener una de ellas en la puerta.

No obstante, el muérdago también tiene una costumbre relacionada al romanticismo, la cual dice que cualquier persona que reciba un beso bajo una de estas plantas, recibirá el amor o lo conservará si ya lo ha encontrado.

Velas en la cena

Es uno de los centros de mesa más popular pero no es ninguna casualidad que así sea, sino que tiene un objetivo clave que es llevarse lo malo y atraer bienestar para todos.

De todas formas, no puede ser cualquier vela, deben ser de colores rojas, verdes o doradas y juntarse con hojas de muérdago y laurel. Con estos elementos hay que darle forma para que sea un adorno más y al comenzar la cena se enciende hasta que se consuma para arrojar lo que sobre por una corriente de agua para hacer que se vaya todo lo que ya pasó.

La ropa interior debe ser roja

Este ritual también es uno de los más conocidos y pueden confundirse con el de año nuevo, cuando la ropa interior debe ser rosa. En Nochebuena se dice que debe ser de color rojo para atraer el amor y la pasión o amarillo para la buena suerte y la felicidad.

Esta tradición viene de la Edad Media, cuando se creía que el rojo era el color del diablo y quien lo utilizaba estaba relacionado con la brujería. Al pasar el tiempo se dieron cuenta que la Navidad se llenaba de blanco en los lugares en los que es invierno durante esta festividad, por lo que decidieron comenzar a utiliza el color para darle vida al ambiente. Sin embargo, al recordar la vieja creencia empezó a usarse en la ropa interior para que no esté a la vista.

Brindar con la mano derecha

Al llegar las 12 todo el mundo acostumbra a levantar la copa y brindar con quienes está acompañado. Es indispensable saber que a la hora de agarrar el vaso nunca debe hacerse con la mano izquierda ya que esto indica mala suerte, lo mismo sucede si no se mira a los ojos de la persona con quien se hace el brindis.

La tradición dice que para multiplicar la buena energía se pueden dar tres saltos con el pie derecho al chocar copas.

Siete monedas bajo el árbol

Este último ritual es para atraer dinero y lo que hay que hacer es esconder siete monedas bajo el arbolito. Según dicen los que saben, tendrían que ser de oro pero en la actualidad se piensa que el hecho de que sea dorada ya es suficiente.

Para cumplir con el mismo objetivo que el anterior, hay quienes prefieren quedarse con su plata pero sentarse sobre ella durante la cena.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario