Politica

Pablo Javkin y una foto sugestiva en un mes de definiciones políticas

El intendente de Rosario recibió a José Corral y Roy López Molina, que destacaron el diálogo y se mostraron expectantes con converger en 2023.

Sábado 19 de Junio de 2021

La foto que muestra a Pablo Javkin, José Corral y Roy López Molina es una señal sugestiva a todo el campo no peronista de cara a un mes en el que se definirán las candidaturas para las elecciones nacionales y locales, y en un momento en que las imágenes abundan y las palabras se dosifican al máximo.

El trío que se reunió el jueves a la mañana en el palacio municipal tiene una relación estrecha. El intendente rosarino y el ex alcalde de Santa Fe se conocen desde mediados de los ‘90, en tiempos de militancia en la Franja Morada, el brazo universitario del radicalismo. El concejal del PRO es uno de los engranajes principales del acuerdo de gobernabilidad que construyó el javkinismo en el Concejo rosarino. En tanto, Corral y López Molina se mueven en tándem en la cada vez más concurrida interna de Juntos por el Cambio y desde el año pasado buscan tener la franquicia del larretismo en la provincia.

“Fue una muy buena reunión, estuvimos casi dos horas”, dice Corral a La Capital. Y agrega: “Para mí, conversar con un intendente es muy inspirador, uno trata de compartir experiencias y ayudarlo. Los gobiernos locales tienen una cantidad de demandas que en general no coinciden con los recursos que se dispone”.

Javkin es una figura atractiva para quienes buscan ampliar JxC y correr la coalición hacia el centro: gobierna la principal ciudad de la provincia y podría inyectar dosis de progresismo a una alianza en que la derecha dura gana terreno. Hasta acá, el intendente rechazó el frente de frentes y se inclinó por el Frente Progresista, pero en política los límites pueden redibujarse.

López Molina reconoce que hoy circulan por andariveles políticos diferentes pero destaca el diálogo. “Más allá de que pertenecemos a proyectos distintos y que tenemos metas de corto plazo diferentes, esta es una demostración de que se puede conversar y buscar varios puntos de acuerdo sobre diversos temas”, remarca el vicepresidente del Concejo.

Que sus caminos sean diferentes no significa que no puedan converger en 2023, cuando se renuevan los inquilinos en el Poder Ejecutivo. Tras el fallecimiento de Miguel Lifschitz, a Javkin se le abren dos posibilidades. Una es continuar con el plan original: buscar la reelección a la intendencia y recién ahí tratar de llegar a la Casa Gris. La otra, más ambiciosa, es tratar de ganar la provincia dentro de dos años.

“Ojalá que se dé, pero no hay que apurarse”, plantea Corral. “En el ‘23 habrá que barajar y dar de nuevo, y tendremos que analizar sin prejuicios, algo que es una característica tanto mía como de Roy y de Pablo, pero este año está en juego el equilibrio de poder entre el kirchnerismo y Juntos por el Cambio”, plantea el ex presidente del comité nacional de la UCR.

Buscando un orden

Sin embargo, JxC tiene varios puntos por resolver aquí y ahora. En Santa Fe, la alianza entre macristas y radicales tiene hoy cuatro espacios anotados para competir por bancas en el Congreso: el de Federico Angelini, el tándem López Molina-Corral, el grupo de Mario Barletta, Julián Galdeano y Anita Martínez (que sumó a sus filas a la periodista rosarina Carolina Losada) y los radicales del NEO.

Sin una mano ordenadora desde Buenos Aires, con gobiernos peronistas desgastados y sin un candidato opositor que rompa el amperímetro todos tienen incentivos para jugar. O, al menos, para amagar con que lo harán.

Para Corral, la proliferación de espacios internos es una señal de vitalidad. “Estas incorporaciones hablan de que Juntos por el Cambio es un espacio atractivo, del que no se van dirigentes sino que están llegando”, considera.

Desde el entorno de López Molina tienen otra mirada: creen que la multiplicación de sectores es síntoma de falta de liderazgo. “Los intentos de vender conducciones plurales que no eran tales explican la aparición de candidaturas de todo tipo y color”, cuestionan.

En un intento de ordenar la situación en el PRO, Miguel Del Sel convocó ayer a la noche en su casa de Santa Fe al presidente del partido en la provincia, Cristian Cunha, Angelini, López Molina, el diputado nacional Alvaro González y el secretario de Ambiente de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Eduardo Macchiavelli, uno de los principales armadores del jefe de gobierno porteño.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario