Política

Ciudades y pueblos van a las urnas con diferentes realidades y expectativas

Se eligen intendentes, presidentes comunales y concejales. Algunos cambios en los armados políticos vienen con pronósticos imprevisibles en estas elecciones primarias.

Domingo 19 de Abril de 2015

Los electores de los municipios y comunas santafesinos se volcarán masivamente hoy a las hurnas para elegir, además de los aspirantes a gobernador y diputados, a sus propios candidatos a intendentes, presidentes comunales y concejales en las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (Paso) de toda la provincia, que competirán el 14 de junio en las elecciones generales.

   En total, se elegirán 19 senadores departamentales, 50 diputados prociales y 43 intendencias, mientras que en 145 comunas los candidatos competirán para ocupar los cinco cargos de miembros titulares de las respectivas comisiones, y en 167 se elegirán tres integrantes. Entre ellas figura la nueva comuna de Colonia Teresa, en el departamento San Javier, que designará sus tres miembros. En total, 1.226 miembros titulares de 312 comunas de la provincia, que tendrán mandato por dos años. Además, se elegirán 183 concejales para 51 ciudades.

   Mientras tanto, ocho localidades no elegirán intendente, ya que lo hicieron en 2013 y recién renuevan en 2017. Se trata de Puerto San Martín, Fray Luis Beltrán, Roldán, El Trébol, Armstrong, Recreo, San José del Rincón y Las Toscas.

   Si bien en muchas localidades los candidatos están más o menos cantados, en otras se esperan peleas reñidas con resultados difíciles de pronosticar, sobre todo en aquellas donde hubo corrimientos de candidatos de una facción a otra y el mosaico político sufrió grandes transformaciones, donde los dirigentes históricos se corrieron y abrieron el abanico de posibilidades, o en aquellos lugares, no pocos por cierto, en los que los partidos más grandes llevan varios candidatos, todos con chances.

Una caja de Pandora. Las elecciones primarias en Villa Gobernador Gálvez prometen ser especialmente atractivas y sus resultados finales, aunque algunos los vaticinan, podrían deparar algunas sorpresas.

   Los motivos son varios. Primero, el histórico dirigente justicialista y actual intendente, Jorge Pedro González, no va por la reelección; en su lugar pugnará su yerno y actual presidente del Concejo Municipal, diego Garavano, ante tres contrincantes dentro del Frente Justicialista para la Victoria. Por otra parte, y ya volcado enteramente al massismo, el ex intendente Jorge Murabito —otrora integrante del Frente Proresista Cívico y Social: se presenta sin opositores internos por el Frente Renovador de la Esperanza. Los votos que obtenga serían testigo de cara a la elección general. Y sin Murabito, que por primera vez no va como candidato a intendente por esa fuerza, el Frente Progresista lleva a tres precandidatos.

   Dentro del Justicialismo, dos nombres se autoproclaman ganadores: Garavano y quien fuera secretario de Gobierno de González, Rodolfo Cavalleri. Desde el sector que sigue a este último vienen blandiendo encuestas que le dan la mayor intención de voto, no sólo sobre su oponente interno, sino sobre el resto de los candidatos. Del otro lado, el delfín de González tiene “todo el apoyo del aparato”, como se comentan en los ámbitos periodísticos locales, y habrá que ver si el histórico dirigente le aporta votos desde su candidatura a concejal.

    En el Frente Progresista, el joven socialista Carlos Dolce viene trabajando desde hace tiempo para esta instancia, y se ha mantenido muy activo desde su cargo de concejal. Frente a él aparece un ascendente Alberto Ricci, un empresario conocido en la ciudad que contó con el apoyo del senador Miguel Lifschitz durante la campaña. Aquí también los contrincantes se proclaman por adelantado ganadores.

   Por supuesto, siempre está Jorge Murabito, quien se pasó a las filas del massismo y peleará la intendencia con electorado leal que promete seguirlo.

   Jorge Pedro González deja la intendencia y va por una concejalía, peleando internamente con el médico y empresario de la salud Juan Carlos Valente, un hombre que ya recorrió la política vernácula de la mano del Movimiento Vecinalista, se apartó y ahora fue convocado por Cavalleri para pugnar por un puesto la sala de sesiones de los ediles.

   Por lo demás, queda la incógnita del ascendente PRO, que postula a Roberto Leiva, otrora integrante de las huestes de Mari Murabito, tía de Jorge y ex concejala, que renunció a su cargo.

Funes, una incógita. Con más dudas que certezas, Funes elije a los candidatos para ocupar la intendencia y tres bancas en el Concejo. La incertidumbre habla a las claras de que las Paso de hoy serán un verdadero termómetro para las del 14 de junio, cuando la comunidad defina finalmente quién será su próximo intendente.

   Sin candidatos favoritos y con encuestas donde ninguno llega al 40 por ciento de intención, será la gente la que finalmente tenga el soberano poder de definir. Las miradas apuntan al cambio ideológico de la actual intendente Mónica Tomei, que pasó a las filas del PRO y abandonó el Frente Progresista, partido que lleva 12 años en el poder y con el que en 2011 obtuvo 7 mil votos. Este cambio, hace que el esquema político no sea tan previsible como las elecciones anteriores.

   Habrá que esperar que el electorado decida si apoya la movida de Tomei o si le demuestra que no aceptó el pase de escenario. La mandataria tendrá que jugar la interna con el concejal Diego León Barreto, que se define como el candidato del “PRO puro” y llegó al legislativo hace dos años con cerca de 2.500 votos.

   La interna del Frente Progresista para intendente será entre el concejal Eduardo Casim, que llegó a ese cargo hace tres años con poco más de 5.300 votos, y Ricardo Ravaglia, un vecinalista del socialismo. El peronismo, con el Frente Para la Victoria (FPV), quiere volver al Ejecutivo como lo hizo hasta el 2003. El edil Roly Santacroce es favorito en la interna; en las elecciones anteriores llegó al Concejo con poco más de 4 mil votos.

   En tanto, el Frente Renovador lleva como candidato al gobierno municipal al ex concejal Federico Estella, que en 2013 obtuvo casi 1.400 sufragios.

Números puestos. Como ocurrió en las elecciones pasadas, y lejos del panorama que presentan Villa Gobernador Gálvez y Funes, no se esperan grandes novedades en ciudades del cordón industrial como San Lorenzo y Granadero Baigorria.

   En San Lorenzo, donde hay más de 35 mil electores habilitados, tendrán internas únicamente dentro del Frente Progresista Cívico y Social, donde compiten la lista “Adelante”, encabezada por el actual intendente Leonardo Raimundo y la lista “Ahora sí San Lorenzo”, que postula como precandidata a Marcela Norma Lozano. Raimundo aparece como favorito para competir por su reelección.

   El Frente Justicialista para la Victoria, en tanto, postula al periodista Hugo Fabián Bruscaglia (Primero San Lorenzo), a Luis Reynaldo Vivas (San Lorenzo para Todos) y a Reynaldo Rubén Díaz (Bicentenario).

   En tanto, con nómina única se presentan como precandidatos a intendente Graciela Bibiana Picca por el Frente de Izquierda y de los Trabajadores; Paula Natalia Recagno, por el Frente Renovador de la Esperanza y el actual concejal del Frente Progresista, Miguel Angel Sotelo, quien en estos comicios encabeza la lista Cien por Ciento Renovador, por el partido massista Frente Renovador de la Esperanza.

    En Granadero Baigorria habrá internas entre los precandidatos a intendente del FJpV y el FPCyS. Por el primero se presentarán dos listas, la de Primero Santa Fe que propone a Adrián Daniel Maglia y la de Unidad para la Victoria que postula a Lucas Alejandro Rivero. Por el Frente Progresista Cívico y Social se presentan cinco listas, la de Un Cambio Real con Marcela Patricia Leguizamón, Participación Solidaria con Oscar Daniel Magagnini; Firmeza para Avanzar que postula a Elder Guillermo Da Ponte; Todos por Granadero Baigorria, Sergio Eduardo Jakubonis, y Avanza Baigorria, Alejandro Nahuel Paduán.

   Según los pronósticos más optimistas, el actual intendente Maglia tendría una proyección del 70 por ciento de intención de votos. Asimismo, dentro de las cinco listas de la interna del Frente Progresista habría una fuerte puja entre Magagnini y Da Ponte.

Sin contrincantes. Distinto es el panorama en las dos de las tres ciudades que elegirán intendente en el departamento San Martín, San Jorge y Sastre, donde los candidatos van sin contrincantes internos, por lo que volverán a enfrentarse en las elecciones generales del 14 de junio y por lo tanto estas elecciones servirán para mostrar la una tendencia, porque quien obtenga más votos podrá aprovechar ese resultado de cara a la campaña final.

   En San Jorge, se presentan el actual intendente Enrique Marucci (Unión Vecinal San Jorge) y Juan Rodríguez dentro del FPCyS. En Sastre, por Unión Celeste y Blanco se presenta el concejal mandato cumplido Luis Baldo y por el FPCyS la concejala María del Carmen Amero.

   Cada localidad tiene sus particularidades. En algunas, se espera con expectativa el desarrollo de las elecciones para ver cómo queda posicionado el panorama político de cara a las generales, y las tendencias no están del todo claras. En otras, las cosas ya vienen más o menos definidas y esta instancia parece convertirse en un trámite.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario