Policiales

Varones, menores de 30 años y baleados son la mayoría de los asesinados en la provincia

Lo indica un trabajo conjunto presentado por la Fiscalía y los ministerios de Salud y Seguridad con datos a 2015. Notorio decrecer de los homicidios

Jueves 29 de Diciembre de 2016

En Rosario, durante 2015, siete de cada diez asesinatos se concretaron con armas de fuego. Más de seis de cada diez víctimas de la mayor ciudad de la provincia no llegaban a los 30 años. Y del total de muertos en esos ataques, casi el 90 por ciento eran varones.

Los datos provienen de información consolidada sobre los homicidios en base a la triangulación de los registros de tres grandes agencias del Estado provincial: el Ministerio Público de la Acusación (MPA), el Ministerio de Salud y la Subsecretaría de Información Criminal del Ministerio de Seguridad. Se trata de un estudio que deriva de compulsar, legajo por legajo de las Fiscalías que investigan los homicidios.

Lo que se intenta con este documento es dispersar equívocos para el logro de indicadores de calidad sobre quiénes matan, quiénes mueren, por qué motivos y cuántos hechos pueden tomarse como aclarados. Registros que permitan una comprensión más cabal sobre la violencia y sus lógicas, algo imprescindible para definir intervenciones estatales basadas en criterios confiables.

Desaceleración

En el año 2014 nueve de cada diez homicidios ocurridos en toda la provincia de Santa Fe se registraron en los departamentos Rosario y La Capital (89 por ciento). En 2015 esa proporción declinó levemente pasando a ser ocho de cada diez. Las cifras en la provincia muestran una desaceleración de los crímenes. Fueron 460 en 2014 y 432 en 2015, lo que implica una baja del 6,1 por ciento. En 2016 los números volverán a desescalar.

En ese sentido, desde el MPA estiman que este año concluirá con menos de 400 casos en toda la provincia. Y el Ministerio de Seguridad señaló ayer que el declive será mucho menor. Según sus registros, a tres días de cerrar el año, los homicidios en todo el territorio provincial son 358 (extraoficialmente 179 de ellos en el departamento Rosario).

El informe último del MPA expone datos exhaustivos y variados. Una de las primeras conclusiones muestra una provincia con una realidad partida en dos escenarios. Un panorama es el que comparten sus dos mayores ciudades, Santa Fe y Rosario, que como se dijo concentaron en 2015 el 80 por ciento del total de homicidios. En el departamento La Capital hubo 20,2 muertes violentas cada 100 mil habitantes y en Rosario 18,6 cada 100 mil. El resto de la provincia tiene indicadores por debajo de las 10 muertes cada 100 mil habitantes. Sólo lo superaron el departamento Castellanos (11,9 muertes cada 100 mil en 2015) y San Lorenzo (10,6 cada 100 mil en 2014).

Características

¿En qué rasgos se refleja esa distinción? Según los investigadores del MPA Gustavo González y Augusto Montero, redactores del informe, en varios aspectos. Uno es que en Rosario y Santa Fe se advierten más homicidios planificados que en los restantes departamentos, donde los ataques contra la vida tienen un componente más espontáneo. En las dos mayores metrópolis se producen con más recurrencia homicidios con arma de fuego, con víctimas varones, con premeditación y en la vía pública. En los departamentos menos poblados y localidades más chicas el uso de arma de fuego y los ataques callejeros es menos marcado.

• El problema de circulación de armas de fuego se encuentra fuertemente concentrado en los departamentos La Capital y Rosario. Si se acumulan para el análisis ambos territorios, en 2015 el 73,2 por ciento de los asesinatos se dieron con este tipo de medios. En cambio en el resto de los departamentos los homicidios con arma de fuego alcanzan el 56,6 por ciento. En éstos es más común el uso de armas blancas o cortantes

• Contra lo que se cree, los homicidios de mujeres se mantienen en un nivel relativamente estable con los registros históricos. En toda la provincia de Santa Fe durante 2014 el 7,4 por ciento de las víctimas fueron mujeres. En 2015 la proporción llegó al 10 por ciento de las víctimas. El incremento de la cantidad de mujeres asesinadas estuvo impulsada por los casos de Rosario. La concentración de las víctimas cada 100 mil habitantes está marcadamente en la población masculina. En Rosario en 2015 murieron 34,2 varones cada 100 mil. Y fueron víctimas de homicidio 4,1 mujeres sobre 100 mil.

• En relación a las motivaciones y contextos, el informe requiere cautela, dado que los motivos reales que impulsan la acción homicida muchas veces no son claros ni siquiera para el sujeto que desarrolla la acción. Se trata de inferencias. Siempre en 2015, los homicidios planificados tienen más alta proporción en Rosario (36,3 por ciento) y en Santa Fe (47,8 por ciento) que en el resto de los departamentos (25,5 por ciento acumulados). Aquí están incluídas las muertes provocadas en el contexto de otro delito, por ejemplo, las ejecuciones entre bandas rivales.

• En homicidios en ocasión de robo la proporción decrece en Santa Fe con 4,4 por ciento del total de casos. En Rosario es el 14,1 por ciento y en el resto de los departamentos el 14,1 por ciento también. En Rosario las discusiones o riñas generaron el 13,7 por ciento de las muertes. Los conflictos intrafamiliares explican el 5,5 por ciento de los hechos. No se conocen los motivos en el 17,5 por ciento de los casos.

• Respecto de las investigaciones, para los hechos de homicidios de 2015 el 58,5 por ciento de los casos de homicidios tiene un autor presunto individualizado, lo que implica que mayormente fueron acusados en una audiencia delante de un magistrado, o se ha emitido una orden de detención, o los casos pasaron a competencia de un juez de Menores, o de un juez federal, o bien fueron cerrados.

Este registro es lo que compone la llamada tasa de esclarecimiento. Al 20 de agosto de 2016, que es cuando se hizo el cierre del informe, el 57,2 por ciento de los homicidios de Santa Fe estaba con un autor individualizado. En tanto en el departamento Rosario esa tasa se eleva al 62 por ciento.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario