Policiales

"Soy inocente, pero víctima de una trama que me llevó a perder la fe en la Justicia"

Alejandro Mercado está acusado de haber baleado al abogado Guillermo Peyrano en mayo de 2015 en medio de una oscura y confusa situación.

Domingo 20 de Octubre de 2019

El abogado Alejandro Cristian Mercado tiene 43 años y está preso a la espera de que se realice el juicio al cual llegará imputado como la persona que la noche del 18 de mayo de 2015 baleó en Córdoba y España a su colega y ex decano de la Facultad Católica de Derecho Guillermo Peyrano. La víctima recibió un balazo en la nuca y salvó su vida de milagro. Un testigo dijo haber visto de frente al atacante y sostuvo que usaba lentes negros de marco grueso y una peluca. A las puertas del juicio, y cuatro meses después de haber sido condenado junto a su madre a 3 años de prisión condicional como coautores de un intento de estafa procesal, Mercado habló con La Capital y contó su versión de una historia confusa de la cual se dice ajeno e inocente.

Las peripecias de Mercado se iniciaron en diciembre de 2017 cuando fue detenido en Marcos Juárez, ciudad a la cual había llegado "invitado por Diego Bermejo, un hombre con el que tenía una disputa judicial", según relató. "Ese día me detuvieron porque Bermejo llamó a la policía y dijo que yo había adherido un celular debajo del guardabarros de su auto para un eventual seguimiento. Pero tarde me di cuenta que había caído en una trama siniestra que incluía la participación de la policía", agregó.

Bermejo es hijo de un hombre que fue víctima de una estafa por 40 millones de dólares por la cual el padre de Mercado, César Manuel, fue condenado a 3 años de prisión por el juez rosarino Julio Kesuani en un fallo convalidado en 2017 por la Corte Suprema de la Nación.

Sorpresa en el camino

Mercado dice que "estando detenido comenzaron las sorpresas. Bermejo declaró que al hacer su denuncia él estaba en comunicación con Peyrano. Y quince días después se presentó ante el fiscal y dijo que yo tenía puesta una peluca cuando habría pegado el teléfono en su auto, aunque hasta ese momento nunca nadie había mencionado peluca alguna ni había sido secuestrada por la policía. Cuando estaba detenido, el fiscal cordobés mandó a un agente a la comisaría y en un locker junto a pertrechos policiales apareció sorpresivamente una peluca que dicen es la que yo use. Ese elemento no cumplió ningún protocolo de la cadena de custodia de pruebas. No obstante, el objetivo estaba cumplido: me plantaron una peluca funcional a los intereses de la denuncia de Peyrano en Rosario".

Así, Mercado dijo que la fiscal Marisol Fabbro, quien lleva adelante la pesquisa por el ataque en Rosario, manifestó que "a mí me investigaba desde el mismo día en que balearon a Peyrano y pidió a la Justicia de Córdoba la peluca como elemento de prueba. Le mandaron una foto de esa peluca y con fotoshop armaron un reconocimiento fotográfico y un fotofit para imputarme y lograr mi injusta prisión preventiva".

Mientras la causa de Rosario avanzaba con la identificación de Mercado como el supuesto autor del ataque a Peyrano después de que un testigo lo reconociera en rueda de fotografías con pelucas, la Cámara Criminal y Correccional de Bell Ville (Córdoba) lo absolvió de culpa y cargo por la extorsión a Bermejo después de que el propio fiscal desistiera de la acusación.

En Piñero

Mercado fue trasladado a Rosario e imputado en marzo de 2018 como el atacante de Peyrano, hecho por el cual la fiscal pidió 10 años de prisión por intento de homicidio agravado por el uso de arma de fuego. El móvil, según Fabbro, fue que Peyrano descubrió una fraude que Mercado y su madre llevaron adelante para quedarse con 400 hectáreas de campo y un departamento en Rosario que eran de la consuegra de la víctima. Por esa causa ambos fueron condenados y apelaron la sentencia.

Mercado está detenido en Piñero y goza de salidas laborales que cumple en una cochera del microcentro "con el fin de poder mantener la economía familiar". Allí habló con este diario y dijo que espera "ansioso" la fecha del juicio. "Yo soy inocente y lo saben todos. La fiscal, los jueces, incluso Peyrano que sabe que quien le disparó sigue en la calle. Habría que buscar las razones de su falsa denuncia en el perjuicio económico que le significa el resultado pericial adverso del juicio que tengo contra su consuegra, hecho por el que me condenaron pero que fue apelado y me dará la razón. Por eso es lógico que Peyrano me haya acusado, para devaluar mi posición procesal".

Sobre el reconocimiento fotográfico que lo inculpa, Mercado expresó que "hubo muchas irregularidades en ese proceso. Incluso el fotofit se filtró a la prensa con una foto mía y casi dos años después aparece un testigo al que le arman un álbum de personas sin control de mi defensa y todas con pelucas montadas con fotoshop. Ese testigo dijo que "el más parecido es tal» y nada más. Pero no se hizo una rueda de personas y tampoco se convocó a testigos que hablan de una persona mayor y canosa" como quien baleó a Peyrano.

La nada misma

Mercado insistió con que "no hay otro elemento de prueba. Esto es la nada misma. El hecho ocurrió en 2015 y tanto yo como mi madre y mi familia fuimos sospechosos porque lo dijo Peyrano. Fuimos seguidos, se intervinieron teléfonos de mi familia y nada, no hay absolutamente nada".

Mercado dijo que "la fiscal Fabbro, mediante una acción de ilegalidad manifiesta, allanó todas las propiedades de mi familia, secuestró teléfonos y computadoras, se llevaron documental personal, escrituras, poderes. Se relevaron todas las cámaras del centro y casi cinco años después del ataque no hay ni un solo elemento de prueba, ni indicio que me coloque en el lugar. Incluso hay un video familiar que me sitúa en un cumpleaños y el posicionamiento de mi celular demuestra que en ese momento estaba en ese agasajo".

Finalmente, Mercado dijo que como abogado "he perdido fe en la imparcialidad de la Justicia por la franca carencia de honestidad intelectual de algunos de sus funcionarios. Quien me va a juzgar es un ex fiscal de homicidios, ex compañero que muchas veces me atendió en la Fiscalía. Es imposible creer de este modo en la Justicia".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario