Policiales

"Pitito", el número dos de "Pillín" en la barra canalla, también cayó preso

Leopoldo Martínez fue detenido por tenencia de armas y proyectiles. Llegaron a su casa en busca de documentos que lo liguen al lavado de activos.

Viernes 03 de Julio de 2020

En la mitología griega se cuenta que la Caja de Pandora contenía todos los males del mundo, y esa caja parece haber sido abierta por el fiscal Miguel Moreno durante la audiencia en la que se imputó al líder de la barra brava de Rosario Central, Andrés "Pillín" Bracamonte, por el delito de lavado de activos. A tal punto quedó abierta la caja que ayer, en la prosecución de la pesquisa, agentes de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) y la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) detuvieron a Leopoldo Martín "Pitito" Martínez. El hombre es el número dos de la barra canalla y no fue nombrado en las seis horas en las que el fiscal acusó a "Pillín".

Sin embargo, ayer los pesquisas llegaron a la casa de "Pitito" con la orden de allanamiento emitida por Moreno y encontraron "documentación importante vinculada a la causa de lavado de activos en la cual está imputado Bracamonte", indicó Maximiliano Bertolotti, titular de la AIC. El oficial se refería a documentación de las empresas de "Pillín" puestas bajo la lupa de la Justicia como emprendimientos montados para lavar el dinero malhabido desde su posición como líder de la barra, y también documentos de sus vínculos con Rosario Central.

Además le incautaron una pistola calibre .380 con la numeración limada, unos 300 cartuchos de escopeta calibre 20, noventa proyectiles calibre 22, una foto de la barra tomada desde el centro de la cancha, ropa oficial del club de Arroyito con etiquetas y embolsada, cuatro sacas para transporte de caudales vacías pero con números de serie pertenecientes a la empresa porteña Vigencia Duque SRL (filial de la multinacional Loomis), y un buzo de la Unión Obrera de la Construcción (Uocra) de San Lorenzo. Por la tenencia del arma y las municiones, "Pitito" quedó detenido a disposición del fiscal de la Unidad de Flagrancia Iván Enriquez, quien lo imputará en las próximas horas.

Pero no fue el único allanamiento realizado ayer por la AIC en la causa de "Pillín" Bracamonte. Los agentes volvieron a allanar un piso del edifició Torreón del Río, en Caseros 105 bis (Puerto Norte) en el que reside una contadora vinculada a la administración de taxis a nombre del hijo de "Pillín". El propietario de ese piso es el mismo hombre que le alquiló al jefe de la barra de Central la casa del Club de Campo Los Álamos, en Ybarlucea, donde lo apresaron el 22 de junio. Ese día los efectivos de la AIC encontraron el contrato social de la empresa Ruffino SAS, constituida por "Pillín" y Sergio Daniel Quiroga, intendente del Gigante de Arroyito. Y ayer volvieron al saber que el piso con vista al río tenía una baulera que no habían registrado. Allí encontraron documentación que engrosará el expediente de "Pillín".

Todo auriazul

Pasadas las 13.15 "Pitito" fue sacado de su humilde casa de Utz Schmild al 3800 (la colectora del acceso Sur a la altura de calle Presidente Quintana) donde vive con su esposa y dos hijos. La vivienda se destaca por estar pintada con los colores azul y amarillo de Rosario Central. Y como una ironía del vecindario, tiene una mesita roja y negra enfrente, en un modesto balcón al río.

El hombre salió con su cabeza tapada por una camiseta alternativa blanca que Rosario Central uso en 1994. Los vecinos miraban la escena a la distancia. Algunas piedras habían llovido sobre los autos de la AIC minutos antes, quizás para que los policías sintieran que jugaban en cancha visitante. "Lo agarraron cuando se iba a trabajar a la Uocra de San Lorenzo. Para nosotros es una persona del barrio, trabajadora. Se crió y siempre vivió acá. Dicen que es de la barra de Central, pero a «Pillín» nunca se lo vio por acá. Que es fanático, lo es. Mirá como esta pintada la casa y la cuadra. Pero que yo sepa barra no es", explicó una vecina de la zona.

"Pitito" es un hombre de perfil bajo y marca que es referente de la barra canalla en la zona sur y el número 2 de "Pillín". Además, es sobrino de Ariel "El viejo" Cantero y primo del asesinado Claudio "Pájaro" Cantero y del encarcelado Ariel Máximo "Guille" Cantero.

Atacado y atacante

El 25 de febrero último "Pitito" tomaba mates con su familia en su casa y con la puerta entreabierta cuando un pibe armado saltó desde una moto e ingresó a la vivienda. Sin que le temblara el pulso, el intruso apuntó contra Martínez y gatilló un par de veces. El dueño de casa leyó la jugada y se tiro detrás de una mesa. Los tiros lo alcanzaron en la zona lumbar y terminó en el Heca.

"Mi hijo no tiene nada que ver con la barra de Central. Trabaja en la Uocra de San Lorenzo, en la construcción. Se levanta a las 6 de la mañana y no vuelve hasta las 18. Está todo el día trabajando y cuando estaba descansando va y le pasa ésto. Gracias a Dios está bien. Esto fue una tentativa de robo", explicó entonces la madre de "Pitito".

"Martínez es la mano derecha de «Pillín». Es el más picante y fuerte de los que están a su alrededor. Hoy sostiene la parada y le tienen mucho respeto en la tribuna. Mucho de lo que se ve de espacios ganados a la lepra en pintadas en la zona sur fue mano de obra que responde a él", explicó un conocedor de la barra.

Hasta se llegó a correr la voz de que "Pitito" iba a asumir la jefatura de la barra ya que "Pillín" no entraba más a la cancha. Pero llegó la pandemia de Covid-19, la cuarentena, el parate del fútbol y nadie pudo ver la nueva formación en la tribuna.

Pero además de su registro como hombre baleado, "Pitito" se ganó un espacio en las crónicas policiales el 11 de noviembre de 2001 cuando tras un clásico en cancha de Newell's disparó cinco veces con una pistola calibre 6.35 contra un cordón policial e hirió de gravedad al agente César Adrián Juárez. Por esos días respondía a una facción de "Los pillines" liderada por Oscar Alberto "Paco Mono" Ferreyra y enfrentada a la extinta barra de "Los chaperos".

En medio de una interna

El 2015 no fue el mejor año en la relación de "Pillín" con "Guille" Cantero (regente de las barras de los dos clubes más importantes de Rosario) según lo explicado por la Fiscalía en la imputativa a Bracamonte. Una serie de escuchas judicializadas en el expediente 913/12 que llevó a juicio y posterior condena al núcleo duro de Los Monos expuso que "Guille" tenía decidido "correr" de la jefatura de la barra a "Pillín" y poner allí a su primo, "Pitito" Martínez.

También se propaló que el asesinado Julio César "Cara de Goma" Navarro había mantenido una dura pelea a trompadas "con gente de «Pitito»" durante un viaje de Central a Colombia por una copa internacional. En ese momento "Cara de Goma" era el indiscutido número dos de Bracamonte. Pero lo mataron a balazos desde una moto el 25 de mayo de 2016 en el barrio 7 de Septiembre, donde vivía, crimen que hasta hoy no tiene detenidos.

Fuentes de la investigación dijeron que "Pitito" tiene dos antecedentes por portación de armas: una de 2013 y otra de 2017 por la cual estaría gozando de la libertad condicional.

Una de las frases del fiscal Moreno que retumbó tras la audiencia acusatoria a Bracamonte sobre el porvenir del expediente fue: "Todos los implicados serán imputados", en alusión a los integrantes de las sociedades armadas por el jefe de la barra para lavar su dinero y otros participantes de la trama. Por eso la ejecución de nuevos allanamientos en el contexto de ese expediente y otras detenciones no deberían llamar la atención. Pero el arresto de dos jefes de la barra de Central en menos de diez días es muy significativo.

Es cierto que cuando los efectivos de la AIC llegaron a la casa azul y amarilla de "Pitito" no llevaban orden de arresto. También es cierto que son muchas las chances de que un sindicado barra, herido a balazos cuatro meses atrás tuviese un arma de fuego para cuidarse. Y por ese arma y las balas que le secuestraron es que quedó preso.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario