Policiales

Pidieron 20 años de prisión para acusado de robar tres bancos en el Gran Rosario

Se trata de Sergio Martín Cañete. Le imputan los atracos al Credicoop de Pérez, el Macro de Roldán y el Municipal de Empalme Graneros.

Viernes 16 de Febrero de 2018

La Fiscalía pidió 20 años de prisión para un hombre que comenzó a ser juzgado ayer por tres resonantes asaltos a bancos perpetrados en el Gran Rosario entre mayo y agosto de 2015. Se trata de Sergio Martín Cañete, quien llegó al banquillo acusado de dos hechos de robo calificado, así como un tercero en grado de tentativa, portación ilegítima de arma de fuego y resistencia a la autoridad.

El cuadragésimo segundo juicio oral de la Fiscalía Regional Rosario comenzó ante un tribunal compuesto por los jueces de primera instancia Alejandro Negroni, Hernán Postma y Luis María Caterina. La acusación está a cargo de los fiscales de Investigación y Juicio Aníbal Vescovo, Valeria Haurigot y Cecilia Brindisi, mientras que el abogado Hernán Soto, del Servicio Público Provincial de la Defensa Penal, representa al acusado de 32 años.

Buscado y atrapado

Cañete está detenido desde el 27 de agosto de 2015, cuando cayó al intentar escapar luego de un atraco exprés a una sucursal del Banco Credicoop de Pérez. Según indicaron entonces fuentes policiales, la banda estaba siendo escuchada por investigadores de una serie de asaltos a entidades crediticias en el Gran Rosario y los pesquisas tenían la información de que esa mañana se perpetraría un golpe en una población cercana a la ciudad.

Ese robo se recuerda por el ardid utilizado por los hampones, uno de los cuales ingresó al banco en una silla de ruedas empujada por uno de sus cómplices. Pero además, minutos antes, una llamada anónima dio cuenta del hallazgo de un cadáver en un camino rural y eso desvió la atención de la policía de la ciudad hacia un terreno ubicado cerca del camping del Sindicato de Camioneros, a cinco kilómetros del Credicoop.

Las escuchas que advertían sobre un inminente golpe eran sobre el único prófugo que quedaba de la banda que tres meses antes había asaltado la sucursal del Banco Municipal de Empalme Graneros: Cañete. En ese marco, la policía dispuso un operativo cerrojo por caminos rurales de la zona para interceptar el Ford Focus en el que huían los ladrones con 200 mil pesos y cinco mil dólares, indicaron fuentes judiciales.

Los hampones fueron arrestados a medida que se iban arrojando del auto, cuyo recorrido terminó en el cruce de la ruta A-012 con la autopista a Buenos Aires. Pero antes, según revelaron entonces voceros policiales, Cañete fue apresado por personal de la Policía de Acción Táctica (PAT) en un camino de tierra.

Cerca del predio del club Renato Cesarini, en la autopista a Buenos Aires, el patrullero se topó con el Ford Focus de frente y se produjo un tiroteo. En ese momento se bajó un hombre que corrió a guarecerse en un cañaveral. Así cayó Cañete con el cargador de una pistola 9 milímetros con trece balas. Más tarde, el Focus terminaría en el cantero central de la autopista y ahí caería el quinto sospechoso, un menor de edad. En el vehículo se incautaron tres armas, entre ellas dos ametralladoras: una FMK3 y una Halcón.

Al banquillo

Cañete quedó imputado por ese atraco y otros dos que lo llevaron al banquillo. El primero fue el asalto a la sucursal del Banco Municipal de Empalme Graneros, cometido el 8 de mayo de 2015. En horas del mediodía, ingresó armado con cuatro cómplices —de los cinco hampones tres estaban disfrazados: uno de barrendero, otro de policía y el restante de cartero— al local de Juan José Paso al 5700 de donde se llevaron la recaudación estimada en 1.800.000 pesos.

El otro atraco ocurrió el 8 de julio en la sucursal del Banco Macro de la ciudad de Roldán. En esa oportunidad, al no poder sustraer el dinero de la caja fuerte del banco, los ladrones se llevaron un maletín con unos 70 mil pesos de un cliente que estaba en el lugar.

Entre los cómplices de Cañete, hay al menos dos condenados en sendos procedimientos abreviados. Uno es Pablo Alejandro Ruiz, de 29 años y apodado "Gordo", quien en mayo de 2016 acordó una pena de siete años por el atraco al Municipal de Empalme Graneros y otro asalto. El otro es Darío Belindo Giménez, de 33 años, quien aceptó la misma pena como partícipe secundario del robo al Credicoop de Pérez.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario