Policiales

Picanearon a una nena de 2 años para saquear a pasajeros de un tour

Actuaron un joven y dos mujeres que fueron detenidos. La nena sufrió quemaduras en un brazo para que su mamá entregara sus pertenencias

Viernes 02 de Febrero de 2018

Era la hora de la siesta y el sol caía fuerte sobre la ruta provincial 70, en el centro oeste santafesino. El ómnibus que trasladaba un tour de compras que había salido de la ciudad de Santa Fe con destino a la provincia de Salta ya estaba a unos 10 kilómetros de Rafaela cuando uno de los pasajeros se levantó de su butaca y se dirigió a la cabina de los choferes. "Sentí que me apoyaron algo frío sobre la oreja derecha. Pensé que era una broma, pero era una pistola", recordó Oscar, uno de los conductores. Casi de inmediato se escucharon gritos amenazantes de una mujer que advertía al pasaje que estaban siendo víctimas de un robo. Todo eso con el colectivo en movimiento. Los ladrones manifestaron que querían efectivo, celulares y todo los que fuera de valor. "Con mi compañero escuchamos el sonido de la picana eléctrica con la que dos mujeres atacaban a los pasajeros para asaltarlos. Fue horrible la alevosía con la que picanearon a una nena de dos años y medio para que la mamá entregara la plata que llevaba para hacer compras", recordó el chofer.

Todo se extendió a lo largo de unos tres kilómetros en los que el micro transitó a baja velocidad. Una vez que las ladronas terminaron con su recorrida entre los pasajeros, la que llevaba la voz de mando se paró en el descanso de la escalera del micro y le indicó a su cómplice, el delincuente que encañonaba al chofer, que debían bajarse. El ladrón le ordenó al conductor que aminorara la marcha y que abriera la puerta. Y sin que el coche se detuviera por completo saltaron del vehículo y huyeron caminando hacia el interior de una estancia sobre la ruta.

Escape frustrado

Pero los maleantes no contaron con que uno de los choferes había escondido su celular al momento del robo. Y mientras veía como los ladrones huían a campo traviesa llamó a la policía. Así, desde la Unidad Regional V (departamento Castellanos) desplegaron un operativo cerrojo y los tres delincuentes fueron detenidos en las afueras de la localidad de Bella Italia, a 8 kilómetros de Rafaela.

Todo había empezado el miércoles pasado al mediodía cuando un coche doble piso de la empresa Vialpa Bus salió e la ciudad de Santa Fe con destino a la localidad salteña de Orán en un tour de compras. Setenta kilómetros al noroeste de la capital provincial, en el cruce de la ruta provincial 70 con el ingreso a la localidad de Humboldt, el colectivo se detuvo para levantar a los últimos tres pasajeros que tenía asentados en la planilla y que, se sospecha, se registraron con identidades falsas.

"De los tres que debían subir sólo estaba un muchacho. Enseguida nos advirtió que las dos mujeres que debían subir con él lo iban a hacer en la localidad de Nuevo Torino (ubicada a 15 kilómetros de allí)", contó Oscar, uno de los choferes, en diálogo con Radio ADN de Rafaela. El conductor contó que el pasajero fue ubicado por la coordinadora en el piso superior del micro y que al llegar a Nuevo Torino subieron las dos mujeres que faltaban. Para ese momento el colectivo transportaba a 30 pasajeros, en su gran mayoría adultos, y era conducido por dos choferes.

Oscar recordó que en su camino hacia Rafaela, luego de pasar por el peaje que se ubica en la misma ruta 70, comenzó la odisea que se prolongó a lo largo de tres kilómetros.

Amenazas y torturas

El ladrón armado con una pistola calibre 22 se concentró sobre los choferes. "Nos pidió que levantáramos las manos, pero quería que siguiéramos manejando, así que mi compañero siguió manejando con una sola mano", recordó. Y a partir de ese momento, desde el habitáculo de los conductores se comenzó a escuchar el chicharreo de una picana eléctrica portátil. Las dos mujeres se movieron entre el pasaje empuñando la picana y exigiendo dinero, celulares y todo objeto de valor que tuviese la gente.

El chofer recordó con estupor el momento en que escuchó como una de las ladrones picaneó a una niña de dos años y medio para que su madre entregara el dinero. Este hecho fue confirmado por fuentes de la pesquisa. "Quién accionó la picana contra la criatura fue una de las mujeres", indicó un vocero. "Le quemaron el bracito", recordó, no sin angustia, el chofer.

"Una vez que las ladronas terminaron de robar al pasaje, una de ellas se paró en el descanso de la escalera y le dijo al que nos apuntaba que ya había terminado. Entonces pidieron que detuviéremos la marcha y abriéramos la puerta. Antes de que pudiéramos poner el colectivo sobre la banquina se bajaron del micro y se dirigieron hacia una estancia que hay al costado de la ruta", contó Oscar.

Sin que los ladrones se percataran, uno de los choferes logró ocultar un celular. Mientras los maleantes fugaban el hombre llamó al 911 y desde la jefatura de la URV ordenaron un operativo cerrojo con personal de Comando Radioeléctrico y la Agrupación Cuerpos. Mientras el colectivo se dirigía hacia la subcomisaría 27ª de Colonia Bella Italia, los tres ladrones fueron detenidos. Los uniformados les secuestraron un arma de fuego calibre 22 con proyectiles, alrededor de 100 mil pesos en efectivo entre moneda nacional y extranjera, una picana eléctrica portátil, dos bolsos y una mochila con diversas prendas. Los detenidos quedaron a disposición de la Unidad Fiscal de Rafaela y serán imputados en las próximas horas en principio por los delitos de robo calificado por el uso de arma de fuego y privación ilegítima de la libertad.

fin de la odisea. El micro frente a la comisaría de Colonia Bella Italia, donde quedó radicada la denuncia.

Una mujer con antecedentes

Los detenidos por el asalto al tour de compras fueron identificados como Raúl Javier T., de 34 años; Maribel Joana G., de 27; y Jimena Soledad P., de 29. Los tres residen en Rafaela y la última de las nombradas fue noticia hace siete años cuando, entre abril y octubre de 2010, se ganó un espacio en las crónicas policiales.

Sobre fines de abril sus familiares emprendieron una serie de marchas pensando que la mujer había sido raptada por un policía rafaelino. Dos semanas más tarde se conoció que la pareja se había "escapado" a Brasil y fueron encontrados en Porto Alegre.

El 6 de octubre del mismo año Jimena Soledad P. y el policía rafaelino Martín V. (pasado a disponibilidad tras el incidente previo) fueron detenidos por el robo de 10 mil pesos de la estación de servicios "Getrep" ubicada en la ruta nacional 34 y bulevar Roca, en Rafaela. En ese momento la mujer tenía dos hijas pequeñas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario