Policiales

"Pedía perdón y que no le hagan nada a él"

Débora Mansilla tenía el 50 por ciento de su cuerpo quemado cuando salió de su casa, en San Lorenzo y Pasaje 1, la tarde de la última Navidad.

Viernes 05 de Enero de 2018

Débora Mansilla tenía el 50 por ciento de su cuerpo quemado cuando salió de su casa, en San Lorenzo y Pasaje 1, la tarde de la última Navidad. No tenía golpes, según dictaminó la autopsia, y las quemaduras fueron lo que motivaron su muerte, según el resultado preliminar de ese examen. "Fue horrible porque ella salió de la casa en llamas. Nosotros estábamos sentados debajo de un árbol con la familia y ella corrió hacia nosotros. Fue desesperante. No se nos ocurrió otra cosa que tirarla en la zanja, que es donde había agua. Después, con la manguera, la terminamos de apagar. Le sacamos la ropa porque le seguía quemando. Ella hablaba, no perdió el conocimiento. Todo el tiempo le pedía perdón a su hija y decía que no le hiciéramos nada a él (por Brian O.) porque ella se había hecho eso (quemarse)", explicó a este diario una de las vecinas que ayudó a Débora.

A media cuadra de la casa donde residía la pareja viven tíos de Débora Mansilla. En diálogo con LaCapital dijeron que "ellos vivieron un año y medio con nosotros. De echo la Nochebuena la pasaron con nosotros acá. Ella siempre venía con la nena porque acá tenemos una pileta y eso a los chicos les encanta. La verdad es que nosotros no sabemos qué pasó puertas adentro. Ellos viven ahí hace un par de meses y se pusieron una granjita. Era una pareja que discutía como todo el mundo. Por ahí a mi no me gustaba de él que a mi sobrina la tiraba abajo. Le decía que estaba gorda, que estaba fea, «pareces la novia de Quico». Yo una vez la agarré y le dije: «Débora, dejalo a este pibe. Si no va, no va». El es un pibe que nunca laburó, no le gustaba. Y mi sobrina era la que se la arremangaba para buscar la plata. La verdad estamos destrozados por lo que pasó", relató uno de los tíos de Débora.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario