POLICIALES

Otra vez cayó demorado y con malas compañías el hijo menor del "Viejo" Cantero

Fue la noche del sábado cuando dos parejas fueron apresadas en Moreno y Khantuta. Llevaban un arma, 280 mil pesos, 700 dólares y siete celulares.

Lunes 29 de Marzo de 2021

Dylan Cantero tiene solo 17 años y es el hijo menor de Patricia Celestina Contreras y Máximo Ariel “Viejo” Cantero, el fundador de la banda de Los Monos. El adolescente se crío en un ambiente donde el delito y la narcocriminalidad eran moneda corriente. Y el parece seguir los pasos familiares. La madrugada de ayer fue apresado en un cruce del barrio 17 de Agosto, en la zona sur de la ciudad, cuando caminaba junto a su pareja y otros dos adolescentes. En su poder, una de las chicas que lo acompañaba llevaba en una bolsa un arma de fuego cargada, 280 mil pesos y 700 dólares en efectivo además de varios teléfonos celulares. Pocas horas después del arresto, el muchacho fue liberado y volvió con su familia.

Del operativo, que las fuentes calificaron como de “saturación policial en los puntos calientes de la ciudad”, participaron agentes de la División Judiciales de la Unidad Regional II y efectivos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), quienes realizaban controles de autos, motos y peatones que circulaban a última hora de la noche del sábado por el cruce de Moreno y Khantuta.

En esas circunstancia dos parejas que caminaban por allí fueron interceptadas para su identificación. Entonces se supo que se trataba de Dylan Lautaron Cantero, de 17 años; Nahuel Iván C., de 26; Brisa Daniel F., de 22; y Iara Micaela B., de 18 años. Tras ello los policías los requisaron y encontraron que una de las jóvenes llevaba una bolsa naranja en sus manos con algunas pertenencias. Pero para sorpresa de los pesquisas, eran mucho más que meras cosas personales.

>> Leer más: Detienen con un arma a un adolescente vinculado a la banda de Los Monos

De acuerdo a la información policial, dentro de esa bolsa había una pistola calibre 9 milímetros con un cartucho en la recámara y dos en el cargador, fajos de billetes de moneda nacional por un valor de 280 mil pesos, otro fajo con 700 dólares en billetes de distinta denominación, algunas joyas de oro y siete teléfonos celulares, algunos de última generación.

Al no poder justificar la tenencia de esos elementos los cuatro jóvenes fueron detenidos y se dio intervención al fiscal de turno, Carlos Covani, quien dio intervención al juzgado de Menores ya que dos de los detenidos no superan los 18 años. Los voceros policiales aseguraron que “como los agentes no fueron atendidos por ninguna autoridad del juzgado en turno, el fiscal dispuso que ambos adolescentes sean entregados a sus respectivas familias” mientras los dos mayores quedaron demorados.

La de ayer no fue la primera detención de Dylan. El mediodía del 6 de agosto de 2019 agentes de Gendarmería Nacional que realizaban un operativo en el barrio La Granada, detrás del casino City Center, interrumpieron el paso de un auto Volkswagen Gol gris en el que iban dos adolescentes. Según el parte oficial de aquel día, los muchachos llevaban consigo una pistola calibre 9 milímetros de la que intentaron descartarse arrojándola por la ventanilla al ver la presencia de los uniformados, 15 mil pesos en efectivo y tres celulares.

>> Leer más: Detienen con nombre falso al autor de un doble homicidio

El nombre de Dylan ya estuvo vinculado a otros episodios violentos ocurridos en la ciudad en los últimos años. Uno de ellos fue el doble crimen ocurrido el 9 de enero en una casa de Alzugaray y Sadi Carnot, en la zona sur de la ciudad, donde fueron acribillados desde una moto Walter Berlari, de 43 años, y Antonela Albornoz, de 22. Según dijeron entonces las fuentes de la investigación, en la vivienda había otras tres personas, entre ellos el propio Dylan, quien habría estado en el lugar en forma circunstancial y resultó levemente herido. El hecho fue adjudicado por los investigadores del Ministerio Público de la Acusación como una venganza por el homicidio de Alejandro Barreto, ejecutado un día antes en 27 de Febrero y Brasil desde una moto, y quien era considerado como un tiratiros al servicio de Ariel Máximo “Guille” Cantero, uno de los hermanos de Dylan.

El mes pasado, el nombre del hijo menor del “Viejo” Cantero apareció en el marco de un juicio abreviado por el homicidio de Elías Nahuel Muñoz, ocurrido en agosto de 2017 en la zona ribereña de Villa Gobernador Gálvez. Por el crimen Irineo Alberto “Iris” Domínguez, de 22 años, admitió la autoría no solo del homicidio sinto también los cargos de lesiones y amenazas agravadas por violencia de género y recibió una pena de 14 años de cárcel.

Según la acusación, Domínguez llegó al lugar del letal ataque a bordo de una moto que era conducida por un adolecente. Mientras el condenado baleó a Elías Muñoz, su acompañante le descerrajó un par de tiros en las piernas a Jesús Muñoz, un chico de 15 años al que acusaban de haberse robado una gorrita en el medio de un picado de fútbol. Los fiscales dijeron entonces que quien efectuó esos disparos era el mismo Dylan Cantero.

>> Leer más: Detienen a Ariel Máximo Cantero, el jefe de la banda Los Monos, a bordo de un carro tirado por un caballo

Finalmente, el nombre de Dylan también apareció en mayo de 2015, cuando el “Viejo” Cantero fue apresado en momentos en que se desplazaba a bordo de un carro de cartonero tirado por un caballo en inmediaciones de Seguí y Maullión, en el barrio Moderno. Aquel día una patrulla policial realizaba “un control de rutina” y advirtió que el carrero maltrataba al caballo de tiro por lo que le pidieron que se identificara y para comprobar los datos que aportó fue trasladado a una dependencia policial.

Uno de los agentes que revistaba en la seccional lo reconoció y pidió que se lo identificara a través de sus huellas dactilares. De este modo se pudo constatar que había dado un nombre falso y que en realidad era el “Viejo” Cantero, que estaba prófugo de la Justicia en el marco de la megacausa que investigó la banda narcocriminal Los Monos. Lo que quedó entonces en la retina de los policías que detuvieron a Cantero es que en el momento en que pararon el carro, un chico se bajó del mismo y huyó a la carrera. Para quienes conocían el paño, no era otro que Dylan.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS