Policiales

Murió un joven baleado el domingo junto con un amigo en Cabín 9

Matías Nahuel Enríquez, de 23 años, estaba internado con un balazo en el tórax. Su amigo David V. seguía anoche en estado delicado en el Heca.

Martes 12 de Noviembre de 2019

Matías Nahuel Enríquez, el joven baleado junto a David Marcelo V. en Aguaribay al 100, en el barrio Cabín 9 de la ciudad de Pérez, falleció el domingo por la noche en el Hospital Eva Perón como consecuencia de una herida de arma de fuego en el lado izquierdo del tórax. Según los primeros datos que trascendieron de la investigación los agresores fueron al parecer de dos personas del mismo barrio que circulaban en una moto desde la cual efectuaron los disparos.

Enríquez, de 23 años, estaba junto a David, de 26, a mitad de la cuadra y debajo de un árbol añejo cuando alrededor de las 6.30 de la mañana llegó al lugar una moto negra con dos personas aparentemente desconocidas por ellos y luego de una breve discusión comenzaron los disparos.

En ese contexto Matías recibió dos tiros, uno de ellos mortal, mientras que su amigo David fue alcanzado por varios disparos al cuerpo. Por eso anoche al cierre de esta edición permanecía internado en el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca) estado delicado y con pronóstico reservado con una herida grave en el tórax. "Está con tubos por todas partes y peleando por la vida", sostuvo un allegado al muchacho.

Vecinos del barrio

Enríquez hace varios años que vivía en el barrio y trabajaba como albañil. "Era un muchacho que vivía solo en una casa de Jacarandá al 100, a la vuelta de donde lo mataron. No tenía problemas con nadie", comentó una vecina de la cuadra que prefirió no dar su nombre.

Lo mismo se decía ayer de David. "No tiene problemas con nadie y en el lugar donde lo balearon, que es una especie de baldío que él usaba para trabajos menores, él arreglaba motos", contaron.

Ayer los vecinos evitaban hablar sobre lo ocurrido. La mañana del domingo los dos muchachos baleados estaban a una cuadra de su casa pero no se pudo averiguar qué hacían, las familias de ambas víctimas ayer no hablaban.

Un vecino aseguró que "se escucharon unos seis tiros y el ruido de la moto. Todos saben quiénes son los que tiraron. Pero nadie va a hablar por el miedo".

Algunos, por lo bajo, comentaban que la causa de la muerte fue "la junta; por ahí andaban con quienes no debían".

Bandas

En esa zona de Cabín 9 las bandas de los que "se hacen los dueños del barrio" fueron cambiando con el tiempo. En este caso las voces y los ojos de las calles apuntan a una gavilla apodada "Los Pulguitas" que tiene su lugar de encuentro y reunión en una casa de calle El Aguaribay, a pocos metros de donde balearon y mataron a Matías.

Tiempo atrás en Cabin "mandaba" una banda a la que llamaban "Los Cuatreros", porque habían empezado con el robo de ganado a finales del 2007. La banda amedrentaba al barrio por medio de disparos a cualquier hora.

Por ese entonces eran unos 20 jóvenes pero los integrantes del grupo fueron cambiando. En 2014 y 2015 hubo procedimientos en el barrio para desbaratar al grupo, aunque recién en marzo de 2016 ocho de sus miembros fueron detenidos. Los Cuatreros tuvieron enfrentamientos con otras bandas como Los Camargo, Los Sosa y Los Stinfer.

Miedo

Los vecinos de Cabín 9 saben de estas bandas y tienen todos los miedos juntos. "Yo no hablo mucho porque los periodistas se van y nosotros nos quedamos. Nos conocen y por ahí vienen estos y te queman la casa", dijo una mujer que hace muchos años que vive en la zona, a algunas cuadras de donde mataron a Matías.

La investigación del crimen está a cargo de la fiscal de Homicidios Georgina Pairola, quien ordenó la toma de testimonios a posibles testigos y el relevamiento de cámaras privadas en el lugar.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS