Policiales

Lo imputaron por dos robos a mano armada y resistirse a su arresto

La jueza ordenó que quede bajo prisión preventiva por 60 días.

Sábado 14 de Julio de 2018

Un joven de 20 años detenido el jueves bajo la sospecha de cometer dos robos con minutos de diferencia y a ocho cuadras uno del otro en la zona oeste de la ciudad quedó imputado por ambos delitos. También lo acusaron de resistencia a la autoridad ya que, de acuerdo con la Fiscalía, antes de ser apresado intercambió algunos disparos con la policía. La jueza ordenó que quede bajo prisión preventiva por 60 días.

Alan Leonel V., de 20 años, quedó imputado de dos hechos de robo calificados por el uso de arma de fuego, por la portación del arma y por resistencia a la autoridad, también con arma de fuego.

De acuerdo con la imputación presentada por la fiscal Valeria Haurigot, al sospechoso se le achacan dos hechos que tuvieron lugar el jueves con minutos de diferencia. El primero ocurrió a las 9.30, cuando Alan junto a un cómplice llegaron en moto hasta el cruce de Teniente Agnetta y Mendoza y, con un arma de fuego amenazó a una persona que estaba en la esquina, a quien le robó la billetera y un celular.

A ocho cuadras

Enseguida el dúo retomó la marcha para llegar a su segundo destino, a ocho cuadras del primer robo: un autoservicio ubicado en Neuquén al 6000. Según la fiscal, Alan se bajó de la moto y amenazó con el arma al dueño del comercio y a un repartidor de Pepsico que estaba entregando un pedido. A los dos les robó las pertenencias que tenían encima.

Luego, a punta de pistola, obligó al dueño del autoservicio a ingresar al local, de donde sustrajo una suma de dinero en efectivo no especificada de la caja. En el mismo lugar se hizo de una notebook y de un televisor.

Fue la pareja del almacenero la que dio aviso a la policía de lo que había ocurrido. Después del segundo robo, los dos motociclistas huyeron del lugar. Pero en la zona de Camilo Aldao y Vélez Sársfield los uniformados los cruzaron y comenzaron a perseguirlos. Según Haurigot, hubo un intercambio de disparos con las fuerzas de seguridad. Para intentar esquivar a quienes pretendían atraparlo, el joven ganó el techo de una vivienda, desde donde efectuó un tiro más. La policía, finalmente, lo detuvo en el interior de una casa.

El joven —defendido por los abogados Adrián Ruiz, Daniel Machado y Alejandro Canilea— llegó a la audiencia en la que le imputaron los hechos un día después de caer preso. El acto se celebró ayer al mediodía en el Centro de Justicia Penal. La jueza María Trinidad aceptó la imputación de la Fiscalía y resolvió que el muchacho quedara con prisión preventiva por 60 días, hasta tanto la investigación avance.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario