Policiales

Las presiones que recibió la suboficial antes de declarar por la balacera en la autopista

Uno de los fiscales afirmó que Rosana González recibió "llamados de personal jerárquico de la Policía" e incluso la fueron a buscar con una ambulancia con la intención de someterla a exámenes psiquiátricos.

Martes 24 de Septiembre de 2019

La audiencia en la que hoy se imputó formalmente al exjefe de la delegación Santa Fe de la Policía Federal Mariano Valdés, acusado de incumplimiento de deberes de funcionario público y encubrimiento tras el confuso episodio en el que resultó baleado en al autopista a Buenos Aires, reveló también que su acompañante, la suboficial Rosana González, sufrió presiones "por parte de personal jerárquico" de la Policía Federal antes de su declaración en la causa.

El fiscal Matias Edery, de la Agencia de Criminalidad Organizada y Delitos Complejos, fue consultado si González fue víctima de presiones. "Indudablemente, fue mucha presión", indicó el fiscal, y enumeró "llamados por parte de personal jerárquico de la Policía" e incluso "la fueron a buscar a su casa con una ambulancia" y "le dijeron que tenía que hacerse un examen psiquiátrico".

Embed

"Eso fue lo que se ventiló en la audiencia", indicó Edery luego de la audiencia imputativa de hoy, donde se resolvió que Valdés permanezca detenido por noventa días (al igual que su segundo, el subcomisario Higinio Alberto Bellagio) por incumplimiento de los deberes de funcionario público, encubrimiento agravado por su condición de funcionario público, retardo de justicia y sustracción o inutilización de objetos de material probatorio.

El fiscal Edery mencionó las "inconsistencias en las declaraciones de Valdés" pero también destacó que "se sustrajo un bolso de la escena del hecho, del automóvil baleado". Precisamente, la suboficial González declaró hoy que Bellagio fue quien retiró el bolso del lugar del hecho. "Cuando llegó me abrazó y me sacó el bolso y se lo quedó", dijo la policía.

Embed

González también contó lo que alcanzó a ver desde el auto en los momentos previos de la balacera, aquella noche del pasado lunes 9 en el kilómetro 256 de la autopista a Buenos Aires, a la altura de la localidad de Fighiera.

"Escuché griterío y una discusión entre ellos. Yo no conocía a las personas, estaban vestidos de civil", contó sobre las tres personas a las que vio pelearse con su "jefe", como llamó en todo momento a Valdés. "Escuché disparos, algunos impactaron contra el auto", recordó.

>> Leer más: El video que puede resultar clave en la investigación del ataque a Valdés

Dijo que se agachó entonces dentro del vehículo, sacó su arma y abrió fuego hacia afuera, en tanto que Valdés "se subió al auto herido y siguió disparando desde adentro del auto".

>> Leer más: Imputaron al comisario de la Federal baleado en la autopista y quedará detenido por 90 días

Tras la audiencia, tanto Valdés como Bellagio continuaron detenidos. Ambos tuvieron expresiones similares ante la prensa, reclamando justicia y denunciando una "causa armada".

Embed

Cuando Bellagio ingresaba esposado, vio a los medios instalados en la entrada y comenzó a gritar: "Esto es injusto, quiero justicia. Voy a declarar, no tengo nada que esconder". Después de la audiencia, Valdés aseguró que "es todo una mentira" y manifestó que (en el bolso) "no había nada. Ropa mía, nada más".

>> Leer más: El fiscal Edery: "Hubo una clara intención de sacar el bolso del auto"

"La causa está armada, investiguen", repitió Valdés mientras los oficiales cerraban la puerta del vehículo policial.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS