Policiales

La Justicia dictó prisión preventiva al imputado por matar al salir de un boliche

Piri Maidana es el único detenido y sospechado de matar de un certero disparo en la cabeza a un joven a la salida del boliche Jalisco, en Eva Perón y Donado la madrugada del lunes.  

Sábado 02 de Agosto de 2014

El único detenido y sospechado de matar de un certero disparo en la cabeza a un joven a la salida del boliche Jalisco, en avenida Eva Perón y Donado la madrugada del lunes, fue imputado formalmente ayer de “homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego” y se le dictó la prisión preventiva sin plazos. Con un variado listado de antecedentes penales y en condición de prófugo de la Justicia desde hace un año por burlar una condena efectiva, el hombre se proclamó inocente. Sin embargo, en una rueda de reconocimiento fue identificado por tres testigos del crimen.

   “Me imputaron de algo que no hice por estar en ese lugar”, dijo el acusado durante la audiencia celebrada ayer en los Tribunales provinciales. Rápido de reflejos, el fiscal Miguel Moreno, del Ministerio Público de la Acusación, no titubéo y le asestó: “Es que usted debía estar preso”, en referencia a la condición de evadido de la Justicia que el hombre ostenta desde julio de 2013, cuando fue condenado por un robo agravado.

   Pablo Miguel “Piri” Maidana, de 28 años, fue detenido el miércoles por la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) cuando circulaba en un Volkswagen Passat rojo por Cerrito al 6400 y apuntado como el principal sospechoso de disparar el arma que mató a Diego Adrián Godoy, el joven de 19 años que el lunes a las 5.30 de la mañana recibió un disparo en la sien izquierda mientras se retiraba con tres amigos del boliche Jalisco, clausurado ayer por la Municipalidad (ver aparte).

   Con al menos tres antecedentes por robo calificado, además de anotaciones penales por hurto, portación de arma de guerra, lesiones culposas y amenazas coactivas, el muchacho que se presentó como “fletero” de profesión cumplió con el trámite de la audiencia imputativa, presidida por la jueza Roxana Bernardelli.

Un relato. La acusación formal que realizó el fiscal Miguel Moreno se basó principalmente en el relato de tres testigos directos y presenciales del crimen y que son de identidad reservada para preservar su integridad debido a posibles represalias.

   “Se encuentran reunidos los elementos para imputarle (a Maidana) el hecho ocurrido el 28 de julio, siendo las 5.30 aproximadamente en Eva Perón y Donado, mientras se desplazaba en el asiento del acompañante de un vehículo Volkswagen Gol, Corsa o similar del tipo tres puertas color gris, y haber efectuados disparos de arma de fuego hacia un grupo de personas entre las cuales se encontraba Godoy, a quien uno de los disparos lo alcanzó en la sien provocándole la muerte”, sustentó Moreno.

   El fiscal recordó que en base a los testimonios se acreditó que Maidana “mantuvo una discusión” previa dentro del boliche bailable Jalisco con Godoy. El representante del Ministerio Público sumó las referencias asentadas en las actas de procedimiento policial y distintas pericias realizadas. Y, además, en una rueda de reconocimiento con resultado positivo que se realizó ayer mismo, con posterioridad a la audiencia imputativa, donde “Piri” fue ubicado en la escena del delito.

Poco claro. No obstante, para la defensa encabeza por el abogado Marcos Cella esa medida probatoria dejó dudas. “El último de los testigos dijo que mi cliente manejaba el auto, pero que se lo dijo alguien porque él no lo vio, mientras que el fiscal lo ubica como acompañante”, refutó el letrado.

   Al hacer su descargo, Maidana se proclamó inocente y sacó a relucir su versión. “Yo concurrí ese día a Jalisco, siempre voy a ese boliche, casi todos los domingos, y los conozco a todos. No discutí con nadie y me retiré con una señorita en un taxi. Cuando fui a buscar las camperas al guardarropas vi un tumulto. Yo no manejo autos”, se excusó. Más allá de que al ser apresado iba conduciendo, según reportó la TOE.

   Ello dio paso a un descargo de Cella que pidió la nulidad de las testimoniales, ya que dijo no poder ejercer un debido y “efectivo control sobre esa prueba”. Además, se quejó de que le habrían trabado el contacto con su asistido para preparar la estrategia defensiva previo a la audiencia. “A instancias del fiscal ayer (por el jueves) me autorizaron apenas tres minutos para charlar”.

   El fiscal Moreno recogió el reclamo y le recordó la condición de “incomunicado” que pesaba sobre el detenido, principalmente sustentada en su calidad de prófugo por causas anteriores y con condena firme.

   Lo concreto es que la jueza Bernardelli rechazó la nulidadad de las testimoniales solicitada por la defensa así como el pedido de libertad, confirmó la imputación por el delito de homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego, y ordenó la prisión preventiva sin plazos contra Maidana.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS