Policiales

Juan Domingo Ramírez, acusado de sicario de Los Monos, negó haberse fugado

Un hombre sindicado como sicario y lugarteniente de la banda de Los Monos que estuvo evadido de la Justicia y fue apresado la semana pasada en Corrientes, tras estar prófugo durante seis meses...

Martes 05 de Agosto de 2014

Un hombre sindicado como sicario y lugarteniente de la banda de Los Monos que estuvo evadido de la Justicia y fue apresado la semana pasada en Corrientes, luego de estar prófugo durante seis meses, fue indagado ayer y quedó imputado del delito de "evasión simple". Al prestar declaración negó los cargos y dijo que adhería a la versión de su concubina, quien puso en evidencia una trama extorsiva ejercida por personal policial para facilitar el escape, hecho que derivó en el procesamiento de un agente de la División Judiciales de la Unidad Regional II. Pero la mayor novedad fue que el acusado descartó haber protagonizado fuga alguna. "Me dijeron que me habían detenido por averiguación de antecedentes y me dejaron ir. Salí por la puerta de Jefatura y me fui a mi casa", dijo.

Juan Domingo Ramírez, de 39 años, era uno de los hombres más buscados a partir de la espinosa causa judicial iniciada por el juez de Instrucción Nº 4, Juan Carlos Vienna, que indaga sobre una multiplicidad de acciones violentas para asegurar negocios delictivos atribuidos a la banda de barrio Las Flores.

En ese expediente, Ramírez es señalado como regente de los búnkers Los Monos, y de haber participado en el asesinato de Luciano Cáceres, de 15 años, baleado en la cara frente a un quiosco de venta de drogas el 28 de abril de 2013. Con esos antecedentes Vienna ordenó la captura de Ramírez.

A la calle. El pasado 14 de enero Ramírez fue detenido por efectivos de la brigada operativa de la División Judicial en una vivienda de Roma al 600 bis, en pleno barrio de La Carne, sobre el límite sur de Rosario. Ingresó a Jefatura a las 21, pero a las 6.40 del otro día, según las versiones oficiales, logró escapar luego de forzar las esposas que lo tenían amarrado a una escalera.

Ramírez estuvo prófugo hasta el lunes 28 de julio, cuando fue recapturado a 17 kilómetros de la ciudad de Goya, en la provincia de Corrientes. Desde el mismo momento que se esfumó, la jueza de Instrucción Nº 2 Alejandra Rodenas sustanció el expediente penal para esclarecer el hecho. En ese trámite habían sido inicialmente detenidos un sargento, a cargo de la custodia del detenido, y una oficial de guardia.

En tanto, la concubina del evadido introdujo un elemento que le dio un giro al episodio. Dijo que fue extorsionada por personal policial que le solicitó 200 mil pesos y un auto para facilitar la fuga de su pareja. Y señaló que fueron los agentes de Judiciales quienes la contactaron por teléfono. Con esos elementos, Rodenas ordenó el arresto de otros tres policías: Lucas V., Ricardo P. y Matías Germán Almirón (procesado por la extorsión). El último había participado en la detención.

Apenas fue recapturado la semana pasada, Ramírez fue indagado por el juez Vienna de ser participe de una "asociación ilícita" a partir de un supuesto manejo de búnkers de Ariel Máximo Cantero, prófugo y líder de Los Monos. Además, le endilgaron participar del crimen de Luciano Cáceres.

Y ayer fue trasladado a Tribunales para ser indagado por su fuga. Según fuentes cercanas a la pesquisa se le imputó el delito de "evasión simple".

"No los conozco". Al hacer uso de su derecho a defensa, negó la acusación. Argumentó que no conocía los policías que lo detuvieron y que no estaba al tanto de que en ese momento pesaba un orden de captura en su contra. "Relató que le indicaron que lo habían demorado por averiguación de antecedentes y que a las 6.30 del 15 de enero lo liberaron sin más trámites. Que se retiró por la puerta de Jefatura y se fue a su casa", ampliaron en Tribunales.

Los voceros judiciales indicaron además que hizo un relato desordenado, lo que obligó a los sumariantes del juzgado a indagar con preguntas puntuales. "Ratificó la versión que dio su mujer de la extorsión por parte de personal policial, pero no especificó si se concretó entrega de dinero alguna o el Citroën C 3 que formó parte de la negociación", señalaron.

Respecto de esos vínculos, negó conocer a los policías que habrían participado de la referida transacción y afirmó que sólo podría "reconocer" a alguno de los agentes que lo detuvieron el 14 de enero.

Procesado. En esta investigación fue procesado por extorsión y el facilitamiento de la fuga el policía de Judiciales Matías Almirón, mientras que está pendiente de indagatoria un superior de esa unidad, Luis Quebertoque, y el sargento Darío Zapata.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS