Policiales

Investigan la muerte de un hombre al que le robaron algunos efectos personales

Tenía 69 años y problemas cardíacos. Sin embargo, su cuerpo presentaban un golpe en la cabeza. Aguardan la autopsia para encaminar la pesquisa

Lunes 30 de Julio de 2018

Un hombre de 69 años fue hallado muerto a metros de su casa de la zona oeste en un hecho que al cierre de esta edición todavía estaba caratulado como muerte dudosa. Si bien en primer lugar parecía haberse tratado de un homicidio en ocasión de robo, la falta de heridas mortales visibles condujeron a que no se descartara que la víctima haya fallecido por otra causa. La duda estaba en que, más allá de tener problemas cardíacos, el cuerpo de Rubén Ramírez presentaba un golpe en la cabeza y además le faltaban algunos objetos personales.

El hecho ocurrió ayer alrededor de las 6 de la mañana en Valparaíso al 2500, en el límite entre los barrios Bella Vista y Villa Banana, donde por la tarde algunos vecinos contaban en voz baja que, al momento de perpetrarse, se había escuchado "como una discusión y después corridas", lo cual podría hacer pasar a un segundo plano la idea de la muerte por un problema cardíaco.

Es que si bien Ramírez tenía problemas para desplazarse y antecedentes cardíacos, "le robaron un celular de los viejos y la billetera con plata y documentos, además de las zapatillas", indicó una versión policial.

En ese marco, desde Fiscalía se calificó el caso como "muerte dudosa" hasta que se analice el informe de la autopsia. En el lugar estuvo trabajando la fiscal de Homicidios Marisol Fabbro, quien ordenó relevamiento de rastros y pericias al Gabinete Criminalístico de la Policía de Investigaciones (PDI).

Paredón

La idea de que Ramírez había muerto como consecuencia de un problema cardíaco no terminaba de cerrar ayer en el vecindario. "El nunca salía de su casa más que para trabajar. Siempre iba por la vereda del paredón de la cancha del club de fútbol Juan XXIII, así que no es raro que haya aparecido allí. Acá todos conocían a Don Rubén y para nosotros fue una cosa inesperada y muy triste", contó una mujer que lo recuerda allí desde hace veinte años.

Rubén y su mujer, Rosa, no se movieron de esas cuadras de Valparaíso y Ocampo en los últimos años. "Eran caseros, tenían el bufé y cuidaban la cancha del club, donde . El vendía sándwiches los días que había partidos. Hace dos años volvieron a su casa, frente al club, porque le sacaron la concesión del bufé y tanto él como Rosa tenían problemas de salud. Si los vecinos escucharon como una discusión y gritos, y después le faltaron cosas, no creo que se haya descompuesto", arriesgó otra vecina.

Los Ramírez habitaban una casa humilde en los fondos de un pasillo de Valparaíso al 2500, frente al paredón donde Rubén apareció muerto. El matrimonio vivía en el vértice de un cuarto de manzana de viviendas muy humildes al que se accede por un pasillo de piso de tierra tanto por Ocampo como por Valparaíso.

Sin problemas

"El hombre no tenía problemas con nadie. Lo que sí sabemos es que el cuerpo todavía no se lo entregaron a la familia. Tiene siete hijos además de los nietos, y ellos se llevaron a Rosa a la casa de uno de los hijos por que ella no se sentía bien", contó una vecina del pasillo, que aclaró que la mujer de la víctima "también tiene muchos problemas de salud y apenas camina".

"Por ahí lo quisieron robar y él reconoció al que lo atacó, que tal vez estaba dado vuelta, vaya a saber", acotó otro vecino de la cuadra.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});