Policiales

Imputaron a "Cachete" Díaz como partícipe primario del homicidio del casino

Lo habían detenido el domingo y ayer se revelaron escuchas en las cuales habla con "Guille" Cantero y otro hombre para cometer el hecho.

Jueves 16 de Enero de 2020

Cuando fue detectado como la cara visible de extorsiones armadas a sindicalistas y comerciantes, a Maximiliano "Cachete" Díaz le intervinieron dos celulares. En una de esas líneas, el martes 7 de enero recibió un llamado de Ariel "Guille" Cantero, condenado como jefe de la banda de Los Monos. Le pedía novedades sobre un "laburo" pendiente. "Todo bien ahí. Tipo ocho voy a ir al City a ver qué onda", respondió "Cachete", y explicó que ya había reunido a los muchachos para la tarea. Desde la cárcel federal de Marcos Paz, la respuesta de "Guille" lo incentivó a seguir adelante: "Sí, sí, fijate bien. Lo hacemos bien a ver si nos dan algo bien piola".

Cuatro días después, cuando el sábado atacaron a tiros el Casino City Center y un disparo mató al gerente bancario Enrique Encino, esa escucha tomó sentido. Los investigadores la revisaron convencidos de que ahí estaba plasmada la planificación del ataque. Ordenaron intervenciones a un teléfono de "Cachete" y a 24 horas del atentado lo apresaron cuando llegaba a su departamento de Mitre al 2200. Ayer fue imputado como partícipe primario del crimen.

A Díaz le imputaron un homicidio agravado por el uso de arma de fuego. Para el fiscal Luis Schiappa Pietra, aún si los atacantes sólo pretendían causar conmoción, no pudieron ignorar ese posible resultado. El juez Rafael Coria consideró que la evidencia es "sólida" y lo dejó en prisión preventiva por el plazo legal de dos años. Lo consideran un organizador del ataque, alguien que aportó vehículos y mano de obra para ejecutar los disparos.

Víctima colateral

La balacera se cobró la vida del gerente del Banco Nación de Las Parejas, un hombre de 64 años que estaba en el casino como simple apostador. Recibió un disparo calibre 9 milímetros en la cabeza cuando salió a un patio para fumadores a las 22.30. Separado de la calle por una arboleda, quedó en la línea de tiro de agresores aún no identificados que, al parecer en una moto y con un auto de apoyo, efectuaron seis balazos al edificio en Moreno al 6400.

Detrás del ataque letal quedó en evidencia una trama oscura de aprietes y extorsiones a sindicalistas y comerciantes a quienes en los últimos meses les exigieron dinero a cambio de "seguridad". Algunos de esos incidentes se expresaron en tiroteos contra domicilios de afiliados al Sindicato de Peones de Taxis.

Una modalidad delictiva de recaudación orquestada desde la cárcel que, para los investigadores, revela cierta desesperación por conseguir dinero. "Guille" Cantero, quien cumple condenas por narcotráfico y como jefe de Los Monos, aparece como la línea de mando en esa trama y en el Ministerio Público de la Acusación no descartan imputarlo.

Viejo conocido

Otro hombre con recorrido en el delito detectado en esas maniobras es Carlos Fabián "Toro" Escobar, quien en 2013 denunció una escandalosa extorsión policial en Jefatura y fue condenado por el crimen de Sebastián Soperez en Villa Gobernador Gálvez además de ser acusado en 2018 de dirigir una organización narco desde la cárcel de Piñero. En junio pasado sufrió graves quemaduras al prender fuego su celda. Ahora está preso en la cárcel Federal de Ezeiza. Desde ahí, según la evidencia, también realizó llamados a "Cachete" por el ataque al casino: ofreció recursos humanos y vehículos.

A esos tres vértices que componen "Cachete", "Guille" y "Toro", se suma Fernando "Enano" Morel. Un preso que en diciembre no volvió a Piñero tras una salida, fue recapturado con lesiones al caer del techo de un galpón que había escalado y el jueves pasado intentó escapar del Heca por la tubería de ventilación. En una casa ligada a él, en Maratón al 1900, se incautaron numerosas armas de fuego esta semana.

"Soy comerciante"

"Soy comerciante, tengo un local de ropa con mi mujer, fui hasta tercer año de la secundaria", se presentó "Cachete" en la audiencia imputativa con más prensa que público pasado el mediodía de ayer y en la que estuvo el ministro de Seguridad, Marcelo Saín (ver aparte). El detenido habló con fluidez y aplomo ante el juez pero eso fue todo lo que dijo. Más tarde su defensora, la abogada Marta Macat, ofrecería fotos del negocio de ropa "Siempre bellas", de bulevar Seguí al 3700, para demostrar la actividad legal de su cliente. El comercio es un emprendimiento conjunto de Díaz con su pareja, Flavia B., con quien convive desde hace poco tiempo y que lo acompañaba al ser detenido. Además, la defensora explicó que su pupilo no cuenta con antecedentes penales, aunque al arrestarlo se dijo lo contrario.

Lo más jugoso de la audiencia fue el detalle de la evidencia. El fiscal hizo un paneo de otros legajos en los que "Cachete" aparece. Uno es el apriete al dueño de una Toyota Hilux al que, en agosto, le reclamaron haberse quedado con plata de un allegado a Los Monos apodado "Diente". Le exigieron la chata y 20 mil dólares tras cruzarlo con el mismo auto que conducía Díaz cuando fue detenido.

Otra causa es por las extorsiones al secretario general interino del Sindicato de Peones de Taxis, Horacio Yanotti, quien denunció haber sufrido intimidaciones de "Cachete" en septiembre. "Si no hay plata, hay balas", fue la amenaza. La misma modalidad sufrió un comerciante del centro al que le reclamaron 5 mil dólares o "le iban a rociar de balas el negocio y luego atentarían contra su familia". También apuntó a "Cachete".

Con descripciones precisas del supuesto apretador de Los Monos y la identificación de su auto, se detectó que Díaz usaba dos líneas telefónicas y las intervinieron.

   La primera conversación con “Guille” se registró el 3 de diciembre. “¿Te dijo tu vieja que le dejé 30? Ahora el finde le llevo otros 20”, le anuncia “Cachete” a Cantero. Luego hablan de buscar a “B” o “La B” sobre quien vuelven a conversar más adelante.

   En un llamado del 19 de diciembre, “Guille” le informa a Díaz: “Tengo un número acá para pasarte. Tengo otro pibito que también va. Nada más que me dijo que le falta un auto”. Conversan sobre la búsqueda infructuosa de unos “guachos” a los que querían dejarles un mensaje. Cantero le reprocha a “Cachete” no haberlos encontrado a pesar de que “andan regaladitos”.

Planificación

La primera conversación explícita del ataque al casino fue el 6 de enero a las 10 de la mañana, Escobar llamó a “Cachete” desde la cárcel. “Escuchá. ¿Mañana el tema del “ca” lo hacen ustedes o querés que lo hagamos?”, pregunta “Toro” y “Cachete” le dice: “¿El tema del qué?”. “Del casino, de ahí”, explicita Escobar. “Ah, para el miércoles”, promete Díaz.

   Luego cada uno dice tener “pibes” asignados para la tarea. “El pibe mío iba a ir él y si querés lo hace con el pibe tuyo”, propone “Toro”. Y “Cachete” acepta: “Bueno, ¿el pibe éste tiene un tutú, algo? De última para que lo levanten de ahí. Yo le iba a tirar una monedita al pibe mío”. Quedan en coordinar y en sumar una “motito” de Escobar.

   Al día siguiente, “Cachete” informa a “Guille” y le cuenta que se había reunido con gente de “Toro” para coordinar el “laburo” y de paso comenta que junto a “Dominicano” habían ido a buscar al misterioso “B”. “Boludo, todo bien ahí, ya tipo ocho voy ahí al City a ver qué onda”, le adelanta a Cantero, que recomienda hacerlo bien para sacar algo “bien piola”. La balacera fue a los cuatro días.

   “Hoy tenemos clara la práctica aunque no en todos los casos se puedan formular imputaciones”, dijo el fiscal sobre otras extorsiones en las que “Guille” tendría rol de mando. Díaz adelantó que está dispuesto a ser sometido a reconocimientos y pericias de voz en esas causas.

   Al solicitar su arresto preventivo, Schiappa Pietra pidió que le asignen a Díaz el rótulo de preso de “alto perfil” y que se restrinjan sus comunicaciones. La defensora Macat, que centró el debate en la figura de homicidio doloso, pidió que “Cachete” sea alojado en el pabellón 8 de Piñero, “donde tiene conocidos, el líder lo va a recibir y su vida va a quedar resguardada”. Los dos planteos quedaron a consideración del Servicio Penitenciario.

de frente. Maximiliano Díaz fue acusado como partícipe primario del fatal ataque al casino del sábado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario