Juicio a Los Monos

Fuerte duelo de fiscalía y defensa por un atentado con tres muertes

A "Monchi" Machuca se lo escucha hablando de las víctimas de este ataque a minutos de ocurrido. Para sus abogados "la prueba es cero"

Martes 27 de Marzo de 2018

"¿Qué onda? ¿Te pasaron algún nombre?", le preguntó Ramón "Monchi" Machuca a un policía condenado por colaborar con Los Monos el 28 de mayo de 2013, una hora después del ataque a tiros a una Nissan Frontier que mató a tres personas en Francia y Acevedo. Para los abogados de Monchi, preso como jefe del clan, esas conversaciones en las que recaba datos del triple crimen fueron meros actos para informarse que no demuestran una autoría intelectual del ataque. Eso es lo que plantearon al exponer ayer sus alegatos de cierre por el caso, en el tramo final del juicio que hoy tendrá su última audiencia previa al fallo.

El debate iniciado a fines de noviembre en el Centro de Justicia Penal entró en su última etapa con la presentación de los alegatos finales de los defensores sobre los cinco homicidios que les endilgan a los principales acusados de integrar o liderar la banda. Por la mañana hablaron del crimen de Lourdes Cantero, la chica de 14 años que murió en un tiroteo a su casa del barrio de La Carne (ver aparte). Por la tarde, del triple crimen que para la Fiscalía se inserta en la trama de venganzas por la muerte de Claudio "Pájaro" Cantero.

Cantero fue asesinado a tiros dos días antes frente a un boliche de Villa Gobernador Gálvez. En escuchas a sus familiares directos, que tenían sus teléfonos intervenidos por el juez Juan Carlos Vienna, la Fiscalía advirtió un plan de búsqueda para dar con los que eran señalados como autores el crimen. Por entonces se hablaba, por error, de Milton César como uno de los posibles ejecutores.

El 28 de mayo de 2013 su familia fue blanco de un demencial ataque a balazos cuando la Nissan Frontier que manejaba el mecánico Marcelo Alomar se detuvo, a las 17.15, frente a un semáforo de Francia y Acevedo. Fue emboscada por cuatro personas en dos motos. El conductor y Nahuel César, hermano de Milton que iba en el asiento trasero, murieron de cinco disparos cada uno. A su madre Norma César una bala le destrozó la séptima vértebra cervical y murió a los cinco meses. Al esposo de la mujer, César Hernández, un tiro le rozó el cráneo. Dos niños salieron ilesos.

"¿Te pasaron algún nombre?"

Por este ataque Monchi Machuca llegó a juicio acusado como autor material ya que, para los fiscales, es quien "decidía y decidió cómo se iba a ejecutar el plan". Mariano "Gordo" Salomón está procesado como encubridor. Según la acusación, tras la muerte de Pájaro, Monchi desarrolló una actuación perseverante para eliminar a los asesinos de su hermano. Hizo averiguaciones para dar con el paradero de Milton César y gestionó pedidos de balas 9 milímetros. Y realizó llamados posteriores al triple crimen para saber quiénes eran las víctimas.

A las 17.53 habló con Juan "Chavo" Maciel, policía condenado a 3 años de prisión en un juicio abreviado por su complicidad con la banda, para verificar los resultados del ataque. A las 18.06 insiste: "¿Te pasaron algún nombre?".

"Se trata de una acusación al sólo efecto de engrosar el currículum de Machuca", arrancó el abogado Fausto Yrure en una sala con muchas sillas vacías; sólo con Monchi y Salomón como acusados junto a un puñado de policías en libertad que fueron a escuchar el alegato. Mientras los jueces tomaban nota en sus libretas, el defensor apuntó que el caso "extrañamente se debatió en sólo dos días" y que ni siquiera quedaron claras cuestiones de la mecánica delictiva, como si los tiradores iban en una o dos motos, una moto y un auto o dos autos.

"Lo que nos dicen que hizo Machuca son escuchas posteriores al hecho", abundó. De las escuchas previas al celular de su cliente dijo que "hablan de un tal Milton César y de dónde se estaría escondiendo". Sin embargo, consideró que no está probado que el ataque a la madre y el hermano de ese joven fuera resultado de una represalia contra él: "No surge ideación ni planeamiento de un atentado contra Milton". La venganza contra ese joven de barrio Tablada fue, según el abogado, apenas una hipótesis policial no corroborada.

De las escuchas posteriores al ataque, dijo Yrure, surge que Monchi —asumiendo que fuera él quien habla, cosa que la defensa niega— sólo intentó obtener información. Y que lo hizo desde el mismo teléfono de donde se obtuvieron las otras escuchas, en las que habla sin filtro: "¿Alguna persona le dio cuenta de haber cumplido con lo que supuestamente había ordenado? No. ¿Se escucha que Machuca le encomiende a alguien el hecho? No. ¿Alguien le rinde cuentas de haber cumplido con la tarea? No".

Para Yrure, "no hay ni una sola prueba que nos permita aventurar una conducta de Machuca en la ejecución, ideación, planeamiento y sindicación", avanzó antes de pedir la absolución de Monchi junto a su colega Carlos Edwards, quien reclamó la nulidad de las escuchas y que, en caso de ser condenado Machuca, lo sea bajo el rol de cómplice secundario.

El Papa Francisco

Edwards sumó duras críticas al pedido de 41 años de prisión para Monchi, pena que consideró "exorbitante, cruel, inhumana, degradante" y contraria al fin resocializador de la pena, teniendo en cuenta que el acusado de 34 años de edad saldría de prisión siendo un anciano. Y hasta citó expresiones del Papa Francisco para concluir que ese monto "equivale a una pena de muerte encubierta".

Por último alegó el defensor Marcelo Piercecchi, defensor de Mariano Salomón, para quien los fiscales pidieron 6 años de prisión por encubrimiento agravado porque, tras el triple crimen, Monchi le informa por teléfono de las muertes. "En tres escuchas no se pudo reconocer que haya sido la voz de mi defendido ni se determinó quién era el titular de la línea. La prueba es cero y la pena es excesiva", dijo al reclamar la absolución de Salomón o que en caso de condena no supere los 3 años de prisión condicional.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario