Policiales

Entran por el techo a una joyería y huyen con un preciado botín

La tarde del domingo una joyería ubicada en pleno centro de la ciudad de Santa Fe fue vaciada por un grupo de ladrones que se alzó con un importante botín de joyas de oro y relojes.

Miércoles 11 de Julio de 2018

La tarde del domingo una joyería ubicada en pleno centro de la ciudad de Santa Fe fue vaciada por un grupo de ladrones que se alzó con un importante botín de joyas de oro y relojes. Al escapar, alertados por la alarma, dejaron abandonado en una playa de estacionamiento lindera al comercio un utilitario en el que habían llegado y que ahora es la principal pista para ubicarlos.

El hecho fue descubierto la mañana del lunes aunque el robo se concretó durante la tarde del domingo de acuerdo a lo que registrado en cámaras de videovigilancia de la zona. Por esos registros los pesquisas pudieron saber que los ladrones actuaron "disfrazados" como operarios de una empresa de televisión satelital.

Asimismo, la filmación muestra que los delincuentes llegaron hasta el lugar en un Renault Kangoo que dejaron estacionado en una playa de estacionamiento lindera y utilizaron una escalera de aluminio para saltar la medianera que da al techo de la joyería, desde donde realizaron un boquete en la pared, a la altura del baño, para ingresar.

Una vez dentro del local los maleantes se las ingeniaron para anular la alarma que se había activado y alertado a la policía. No obstante les dio tiempo para levantar un botín de alto monto entre joyas y relojes de importantes marcas.

Sin ser vistos

Tras ello salieron del local por donde habían ingresado, fueron hasta el Renault Kangoo estacionado y se quedaron allí. Cuando llegó la policía, los agentes constataron el robo y buscaron en inmediaciones de la joyería alguna pista, sin embargo no lograron dar con los ladrones, según comentó ayer uno de los dueños de la joyería, quien sostuvo que "cuando sintieron que estaba la policía se escondieron atrás de la Kangoo y después huyeron a pie dejando el vehículo ahí. Se fueron a las 21.45".

El dato que investigaban ayer los agentes de la Policía de Investigaciones (PDI) es a quién pertenece el vehículo en el que se movían los ladrones, que tenía las patentes tapadas y estaba ploteado con las insignias de la empresa DirecTV.

Las hipótesis policiales apunta a una banda que no sea de Santa Fe y que llegó a la ciudad para cometer un raíd de atracos a lo largo del fin de semana en el micro y macro centro de la capital provincial.

El mismo estacionamiento usado por los ladrones de la joyería fue hasta donde llegaron la noche del 8 de septiembre de 2012 los delincuentes que dieron un certero golpe a una sucursal del banco Macro.

Entonces llegaron en dos autos que dejaron en ese predio y mediante una escalera metálica subieron a los techos de propiedades linderas por donde caminaron hasta una ventana del primer piso del banco. Allí forzaron una ventana, desactivaron los sistemas de alarmas y se encontraron con un guardia de seguridad, Enrique Benega, que los estaba esperando.

Una vez adentro amenazaron y redujeron con pistolas a otros dos guardias, luego fueron al subsuelo donde hicieron un boquete para acceder a las cajas de seguridad y violentaron 61 de ellas para alzarse con un botín de 36 millones de pesos.Tras cuatro años de investigaciones, dos de esos ladrones fueron condenados: Héctor David Gómez, de 34 años; y su hermano Dante Gómez, de 27, recibieron penas de 12 años de cárcel.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario