POLICIALES

Detuvieron a un conocido tiratiros de 21 años en la zona oeste de Rosario

Lo denunciaron vecinos y las víctimas a las que les disparó mientras estaban en un baldío

Domingo 11 de Julio de 2021

Efectivos del Comando Radioeléctrico detuvieron a un conocido tiratiros de zona oeste luego de que fuera denunciado por disparar contra un grupo de personas que se encontraba en un baldío de Río de Janeiro y bulevar Seguí. Se trata de Alan Emanuel L., de 21 años, quien quedó a disposición de la fiscalía de Flagrancia en turno a cargo de la fiscal Juliana González.

El sábado, pasadas las 15.30, una patrulla del Comando Radioeléctrico llegó a bulevar Seguí y Río de Janeiro y entrevistaron a Jessica S., quien denunció que minutos antes estaba en un baldío para el que cuenta con la autorización del de su propietario, Andrés C, para que fuera ocupado por personas en en situación de calle. Mientras estaban varios sentados allí sobre un colchón se presentó un “muchacho del barrio” al que conocen por el apodo de Yogur y empezó a disparar sobre el grupo.

Los disparos fueron hacia el interior del baldío, en el que se encontraban unas cinco personas, que ante el ataque huyeron a la carrera mientras el agresor les mostraba un revólver cromado a modo de amenaza.

Los vecinos de la zona llamaron al 911 y al llegar la Policía les indicaron las características físicas de Yogur. Mientras una patrulla recorría la zona en Uruguay y Valparaiso identificaron a un hombre con idénticas características que el buscado. Al requisarlo, a la altura de la cintura encontraron un revólver calibre .38 corto cromado con municiones del mismo calibre y del tipo del que denunciaron los vecinos portaba el agresor.

>> Leer más: Seis heridos en una emboscada en una canchita de fútbol en Fisherton Norte

Alan Emanuel L. fue trasladado a la Comisaria 32ª. En el relato de Jessica S., una de las cinco ocupantes al momento del ataque en zona oeste, las víctimas de la agresión no sufrieron heridas y que desconoce lo que motivó a Yogur a disparar a quienes estaban dentro del baldío: “Las detonaciones fueron efectuadas a dos metros de distancia y fueron con intención de impactar ya que sentía la brisa de las municiones por los costados de la cabeza”, dijo la mujer.

La fiscal González ordenó un dermotest, numero de incidencia, fotografía al imputado, médico policial, y que se remita el arma a Balística y que una vez que se determinen antecedentes se proceda a una nueva consulta.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario