Policiales

Crimen del ingeniero: detienen a un adolescente en Ciudad Evita

Esta mañana, los restos del ingeniero, casado y padre de cuatro hijos, fueron inhumados en el cementerio Jardín de Paz de Pilar, situado sobre el kilómetro 32 de la ruta Panamericana.

Miércoles 22 de Octubre de 2008

Buenos Aires- Un adolescente de 15 años fue detenido hoy en allanamientos realizados en una villa del partido bonaerense de La Matanza en busca de los autores del asalto y crimen del ingeniero Ricardo Barrenechea, cometido ayer en Las Barrancas de San Isidro, informaron fuentes policiales.

El arresto se llevó a cabo en Ciudad Evita, donde por orden del fiscal de Martínez Gabriel Garbus la policía desplegó un operativo en busca de los criminales.

Un jefe de la fuerza informó a Télam que el adolescente apresado habría sido uno de los que entró a la casa de Barrenechea y presumiblemente el autor material de los disparos mortales.

Esta mañana, el superintendente de Coordinación Operativa de Seguridad de la policía bonaerense, Juan Carlos Paggi, informó a la prensa que en el marco de los procedimientos -que también se llevan a cabo en La Cava, de San Isidro, y en villas del partido de San Martín- hay “varios demorados”.

En la puerta de la Delegación de Investigaciones de San Isidro, situada en Tomkinson 2833, de ese partido, el jefe policial dijo que el principal procedimiento fue el realizado en La Matanza.

“Tenemos varias personas demoradas, el fiscal está en el lugar, hay personal nuestro trabajando y se realiza el chequeo de identidades. Hay menores dentro de esta situación que describo”, expresó Paggi, sin aportar demasiado detalles al respecto.

Según el jefe policial, en los operativos “particularmente en La Matanza, hay diferentes elementos secuestrados” que vincularían al apresado con el asalto en el que fue asesinado el ingeniero y herido su hijo Tomás, de 18 años.

“Estamos acá para dar respuestas, estamos trabajando desde ayer y sin dormir”, expresó Paggi al ser consultado sobre las tareas policiales para combatir el delito en la zona.

Esta mañana, los restos del ingeniero, casado y padre de cuatro hijos, fueron inhumados en el cementerio Jardín de Paz de Pilar, situado sobre el kilómetro 32 de la ruta Panamericana.

Familiares, amigos y compañeros de los hijos de la víctima se acercaron al cementerio para acompañar a los deudos.

El ingeniero, de 46 años, fue asesinado a balazos ayer a la mañana, mientras que uno de sus hijos fue herido, al ser atacados por delincuentes que entraron a robar a su casa de Las Barrancas de San Isidro.

El episodio se registró cerca de las 6.30 en Perú 725, de la localidad de Acassuso, a metros de la avenida Del Libertador y lindera con el Banco Río en el que se registró un cinematográfico asalto en enero del 2006.

Varios delincuentes ingresaron a la vivienda donde descansaba el ingeniero, su esposa y sus hijos.

Se cree que los delincuentes irrumpieron en el lugar tras saltar una reja y por la puerta principal, aunque se desconoce si para entrar utilizaron una copia de las llaves, si destrabaron el pestillo de la puerta mediante una tarjeta plástica o si contaron con la ayuda de alguna persona que les permitió el paso.

Una vez dentro, los asaltantes sorprendieron a la empleada doméstica y se dirigieron a la planta alta, donde se hallaba descansando la familia, a quien amenazaron y exigieron dinero.

Los investigadores creen que en cierto momento, el dueño de casa pretendió resistirse a golpes o a los empujones, pero uno de los delincuentes le disparó y lo mató a tiros.

En tanto, el hijo mayor del matrimonio también recibió un balazo en una de sus axilas y quedó herido, por lo que fue trasladado al Hospital Central de San Isidro y luego derivado una clínica privada.

Al ver esta situación, los delincuentes huyeron aparentemente en un auto que estaba estacionado a pocos metros de la casa asaltada. (Télam)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario