Policiales

"Conozco a Ariel, sé lo que hace. Mi hijo es un delincuente que se cree impune"

Lo dijo la mamá de Ariel T., detenido e imputado por matar al jubilado Carlos Viu Gut en su casa de Parque Oeste. La mujer colaboró para que lo apresen.

Miércoles 05 de Junio de 2019

Los vecinos del jubilado asesinado a puñaladas el viernes pasado en su casa del Fonavi Parque Oeste señalaron por el crimen a Ariel T., un joven de 21 años con problemas de adicciones que había salido de prisión tres semanas antes. La misma noche del crimen lo vieron vendiendo un televisor y, la tarde siguiente, un secarropas robado a la víctima. Con esos datos los investigadores comenzaron a buscar al muchacho, sin residencia fija, que solía dormir en el patio de la casa de un familiar. "Consume droga desde los 12 años, se cree impune y en mi familia tenemos miedo", dijo su madre cuando lo entregó a la policía el sábado a la noche. El lunes el joven fue imputado de un homicidio cometido durante un robo y quedó en prisión preventiva por el plazo legal de dos años.

El crimen

Carlos Viu Gut fue asesinado a puñaladas en el rostro, el cuello y el abdomen en su casa de Pedro Lino Funes 2055, en el Fonavi Parque Oeste. El crimen se descubrió el sábado a la tarde, cuando se registró un incendio en la vivienda y los vecinos detectaron el humo. Al entrar la policía encontró el cadáver del jubilado de 72 años en lo que parecía ser la escena de un crimen cometido durante un robo.

Entonces no estaba claro si el ataque había ocurrido horas antes o durante la madrugada anterior. El lunes, durante la audiencia imputativa al acusado Ariel Nicolás T., el fiscal de Homicidios Luis Schiappa Pietra precisó que el ataque fue cometido aún antes: entre la tarde y la noche del viernes 31 de mayo. Y definió, además, que el crimen fue cometido durante un robo.

Bajo ese encuadre, el fiscal imputó a Ariel T. como autor de un homicidio en ocasión de robo. Lo acusó de haber atacado a Viu Gut con un objeto corto punzante, "provocándole heridas de distinta magnitud en el rostro, el cuello y el abdomen, para luego sustraer un televisor y un secarropas y tratar de venderlos entre el viernes a la noche y el sábado a la tarde". Según la autopsia, Viu Gut murió por "lesiones graves a nivel torácico superior y craneoencefálico por múltiples heridas de arma blanca y traumatismo cefálico".

A Ariel T., asistido por la defensora pública Marianela Di Ponte, no le imputaron el incendio posterior, ocurrido de la tarde del sábado, porque no surgen evidencias que lo conecten con ese delito. El juez Pablo Pinto, en ese marco, le dictó la prisión preventiva por el plazo legal de dos años.

Evidencias

Entre las evidencias que ligan a Ariel T. al caso el fiscal citó testimonios de vecinos que ya la tarde del sábado, cuando alrededor de las 17.40 llegaron al Fonavi efectivos de la comisaría 32ª alertados del incendio, lo nombraron como el probable autor.

A las 20.30 de ese día una mujer llamó al 911 y dijo que el autor del incendio y del crimen era "una persona llamada Ariel, que sería del barrio". Apuntó datos sobre la fisonomía de la madre del sospechoso y refirió que "los vecinos sospechan que ingresó a robarle porque la víctima habría estado por cobrar un dinero", al parecer, su jubilación.

A eso se sumó el testimonio de una tía de Ariel T., quien dijo que la noche del viernes, alrededor de las 21.15, su sobrino había pasado por su casa. Dijo que el joven tenía "la mano derecha cortada y envuelta en sangre" y le pidió a ella que le pegara la herida con la "Gotita". Ella le preguntó qué había hecho. "Nada, me corté con esto", contestó él y le mostró una navaja.

"Me pareció medio raro porque conociéndolo a él, es terrible", dijo su tía, y contó que desde su salida de prisión el muchacho había entrado a robar en la casa de un vecino e incluso de un tío que "lo terminó echando hace dos semanas de su casa, pero él seguía durmiendo en el patio". La mujer, que vive al lado de la vivienda de Viu Gut, también reveló que el joven solía estar en un pasillo por el que se accede a la casa de la víctima. Y que un vecino "lo echaba a Ariel del pasillo porque estaba cansado de verlo que se metiera por allí".

Otra vecina del jubilado contó que todos en el barrio comentaban que quien mató a Viu Gut era Ariel T. Dijo que el viernes a las 22 lo vio "vendiendo un televisor que lo llevaba tapado con una frazada color marrón" y que el sábado a las 15.30 volvió a verlo vendiendo "un lavarropas o un secarropas blanco y azul". "Era seguro que iba a volver a la casa de mi vecino y ahí lo prendió fuego", consideró. La testigo agregó que una empleada suya que el sábado fue a visitar a su novio a la tira 12 del Fonavi Parque Oeste "vio un jean todo ensangrentado en el lugar donde Ariel se junta usualmente a fumar y adonde los vecinos lo vieron dirigirse después de estar ofreciendo el lavarropas".

El rol de la madre

La detención de Ariel T. se concretó el sábado a la noche cuando iba por Jorge Newbery al 7700 en un remís trucho. Fue su madre quien colaboró para que lo arrestaran. La mujer se comunicó con la policía al saber que en el barrio mencionaban a Ariel como el homicida y manifestó que estaba dispuesta a entregarlo. A las 20.10 del sábado la llamó una vecina y le dijo que su hijo estaba escondido en su casa. Ella pidió hablar con él, acordó pasarlo a buscar en un remís y advirtió de esos movimientos a la policía.

La Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI) detuvo a Ariel T. el sábado a la noche en Jorge Newbery al 7700. Llevaba encima una navaja y tenía un corte en el meñique derecho y dos ampollas en la mano izquierda.

La madre brindó un testimonio durísimo: "Conozco a Ariel. Conozco lo que hace. Es un delincuente que se cree impune. Yo me tuve que ir de mi casa por los hechos que realiza con total impunidad hace unos años atrás. Desde los 12 años consume droga. La familia y los vecinos le tenemos miedo".

El joven había salido el 6 de mayo de estar preso en la Unidad Nº 6 de Rosario. Según expuso el fiscal en la audiencia, ese día había sido condenado en un juicio abreviado a una pena de 3 años de ejecución condicional por un robo simple y un robo agravado por escalamiento.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario