POLICIALES

Condenan a más de 15 años de cárcel al sobrino del Japo Saboldi

Es por una persecución fatal en 2015 y el robo de un auto del año pasado, cuando se tiroteó con la policía tras robar un auto mientras estaba prófugo.

Miércoles 05 de Agosto de 2020

Iván Alejandro Saboldi, sobrino de Miguel "Japo" Saboldi -fallecido en un incendio intencional en la Alcaidía-, fue condenado a 15 años y seis meses de prisión efectiva por una seguidilla de hechos, entre los que se encuentran una persecución fatal en 2015, que terminó con dos jóvenes muertas y tres heridos, y el robo de un auto a mano armada perpetrado el año pasado, que incluyó otra persecución policial con intercambio de disparos mientras estaba prófugo de la Justicia por el primer caso.

Por estos hechos, las fiscales de Homicidios Culposos y de Investigación y Juicio, Mariana Prunotto y Juliana González, le imputaron la pena de 15 años y 6 meses de prisión efectiva, inhabilitación especial para conducir de 10 años por los delitos de homicidio simple con dolo eventual en concurso ideal con lesiones graves con dolo eventual y resistencia a la autoridad, todo ello en concurso real y en calidad de autor.

Además, le achacaron el robo calificado por el uso de arma de fuego apta para el disparo, atentado calificado contra la autoridad, violación de domicilio, portación ilegítima de arma de fuego de guerra, todo en concurso real y en calidad de autor.

Leer más: Una chica muerta y dos pibes heridos tras una furiosa persecución policial

Las investigadoras entienden que el 26 de de diciembre de 2015, Saboldi escapó de un control policial en la zona de Biedma y Solís mientras conducía Chevrolet Corsa, junto a Carolina Jalín y Brisa Ailán Ledesma, que iban de acompañantes.

Esto originó una persecución en contramano por Biedma hasta Rouillón, donde Saboldi recorrió cerca de nueve cuadras a una velocidad no menor a 113 kilómetros hasta perder el control de lvehículo y estrellarlo contra un portón ubicado en Rouillón al 2800. Como resultado de esa maniobra imprudente, las jóvenes que iban con él perdieron la vida en el acto mientras otras tres personas resultaron lesionadas.

En tanto, el otro hecho que le imputaron las fiscales ocurrió el 31 de agosto del año pasado, cuando Saboldi ingresó a un local ubicado en Gaboto al 100bis y le secuestró el Fiat Palio a la dueña del lugar a punta de pistola.

En ese momento, un móvil policial que circulaba por la zona intentó detenerlo, pero Saboldi hizo caso omiso de la orden, los esquivó y escapó a toda marcha, lo cual obligó a una persecución hasta Grandoli y Lola Mora, donde bajó del Palio y corrió hasta irrumpir a patadas en una casa ubicada en Wernicke al 4600 mientras intercambiaba disparos con la policía.

Leer más: Estaba prófugo y cayó en una persecución tras robar un auto

Ese raíd terminó cuando Saboldi salió de un tanque donde se encontraba escondido y arrojó la pistola calibre 9 mm Hi-Power que portaba con la numeración limada, además de una bolsa de nylon con cartuchos del mismo calibre.

Esta imputación detallada por Prunotto y Alvarez fue aceptada por los jueces Carlos Leiva, María Melania Carrara y Pablo Pinto, quienes resolvieron homologar el procedimiento abreviado presentado por la Fiscalía y aceptado por la defensa condenando de Saboldi, de 23 años, a la pena de prisión efectiva de 15 años y seis meses, que incluyó la inhabilitación de conducir todo tipo de vehículos por 10 años.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario