Policiales

Cenaban en la vereda cuando los asesinaron a balazos desde un auto

Las víctimas fueron Luis Hernán Tourn, novio de la dueña de casa, y Sofía Barreto, amiga de la chica. En la balacera hubo tres heridos, uno grave

Miércoles 03 de Enero de 2018

El primer lunes de 2018 terminó de manera trágica. Hubo cinco homicidios en menos de 24 horas. Pasadas las 22.30, un grupo familiar que cenaba en la vereda de su casa, en la esquina sudeste de Grandoli y bulevar Seguí, fue baleado por los ocupantes de un Chevrolet Corsa gris que se acercó hasta el lugar y sin mediar palabras descargaron sobre ellos una lluvia de metralla. Una hora después morían en el hospital Roque Saénz Peña Sofía Barreto, de 26 años, y Luis Hernán Tourn, de igual edad. En tanto, tres integrantes más del grupo fueron trasladados con heridas de consideración al Hospital Provincial y desde allí, uno de ellos en estado gravísimo, fue derivado al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez. Fueron identificados como Juan M., de 45 años; María Ch., de 64; y Juan Pablo M., de 22 años y el más grave de todos.

Junto a ellos estaba la dueña de casa, Daniela, novia de Tourn y amiga de Sofía, la familia de esta chica y algunos vecinos. Mientras cenaban y tomaban unos porrones dando la bienvenida al año, varios de ellos observaron el Chevrolet Corsa que se acercó hasta el lugar con cuatro personas a bordo. Primero les gritaron algo y luego empuñaron pistolas. "Fueron como diez o veinte tiros", dijo un vecino que segundos después se metió en su casa y no quiso contar más.

¿A quién buscaban?

Una versión que comenta el barrio cuenta que los asesinos buscaban a un hombre joven que habría salido de la cárcel hace unos días. "Fue un ajuste de cuentas. No me pidas nombres. El hijo del hombre que vive acá había salido con permiso de la cárcel de Piñero. Lo estaban buscando. Se sentó en la mesa. Pasaron en auto y tiraron y tiraron. No les importó si había criaturas y el pibe se escapó. Ahora nadie sabe dónde está", fue el relato de la cuñada de María Ch. que ayer a la tarde esperaba novedades sobre el estado de salud de su familiar en la sala de espera del Hospital Provincial.

Otro vecino dijo que "la mesa se despatarró y varios salieron heridos. Las ambulancias vinieron rápido y se llenó el barrio de milicos, fue un quilombo, no sé nada más". Y rumbeó para el puente que salta las zanjas en que termina bulevar Seguí al este.

Los investigadores policiales enfocaron el tema en un primer momento hacia la versión de que Tourn y Barreto circulaban a bordo de un Fiat Duna cuando el Corsa donde iban los asesinos los interceptó. Aunque esa historia fue desmentida por todos los vecinos que desde las veredas de sus viviendas vieron el brutal ataque.

Cuando las balas picaron en uno de los lugares más calientes de Tablada, en el que históricamente dirimieron sus problemas a los tiros las bandas "Del puente" y "Del tanque", además de los dos muertos quedaron tres heridos.

Así, pasadas las 23 ingresaron al Hospital Provincial en autos particulares Juan José M., de 45 años y con heridas de bala en la rodilla derecha; su hijo Juan Pablo, con heridas en el cráneo y quien quedó internado en terapia intensiva y grave estado bajo coma farmacológico en el Heca; y por último María Ch., de 64 años y con un roce de bala en el abdomen.

Marta, la madre del Juan Pablo M., dijo que su hijo "está muy grave. Había estado en el laguito del Parque Independencia y fue a la casa de su amiga junto con mi marido a picar algo. Allí los balearon. Mi hijo es un chico sano, sin nada que pueda hacer que le haya pasado ésto".

Velada en el garaje

Luis Hernán Tourn era oriundo de Pérez, vivía en Las Tacuaritas al 200, en Cabín 9, era futbolista y en 2017 vistió la camiseta del Club Unidos de Zavalla (ver aparte). Sofía, en tanto, vivía con sus padres en Buenos Aires al 6000, en el barrio De la Carne. Estas direcciones tan dispares de las víctimas es lo que llamó la atención de los pesquisas.

Daniela, la dueña de casa y amiga de Sofía desde la infancia, la invitó a cenar para recibir el año y allí estaba también Luis Hernán, novio de Daniela. Sofía y Luis sólo se conocían por la relación del mucahcho con Daniela.

Hugo, el padre de Sofía, no lograba entender lo ocurrido ayer a la tarde mientras velaba a su hija en el garaje de su sencilla casa de barrio De la Carne: "Sofía no tenía contrarios ni enemigos. Trabajaba y criaba a su hija de 3 años. No sabemos qué pasó. El padre de Daniela ni nos llamó, tampoco la policía, ni vino el fiscal. No sabemos nada, solamente que está ahí, muerta".

La joven trabajaba en la lavandería de un sanatorio céntrico y ayer a la tarde no habían avisado al sanatorio del trágico final. Marta, tía de Sofía, aseguró que "ella nunca tuvo antecedentes ni nada, ¿qué va a tener? Trabajaba y era muy amiga de Daniela desde chiquita. Y de algo estoy segura, mi sobrina no tiene nada que ver con ésto".

Las dos familias, los Tourn y los Barreto, están desconcertadas pero seguras de algo. Los jóvenes pagaron los platos rotos de una situación por ahora desconocida pero que podría estar vinculada a bandos en disputa que se equivocaron de víctimas.

noche tragica. Patrulleros y ambulancias en la esquina de bulevar Seguí y Grandoli al final del primer día del año.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario