Policiales

Cayó un joven sospechado de cometer el primer crimen del año

Tiene 25 años, le achacan la muerte de Jonatan Ancherama y es miembro de una familia baleada el 6 de enero, hecho que causó un doble crimen.

Domingo 12 de Enero de 2020

Un joven de 25 años fue apresado por agentes de la ex Policía de Investigaciones bajo la sospecha de haber asesinado a Jonatan Ezequiel Ancherama, quien tenía su misma edad y la mañana del primer día de 2020 recibió dos balazos fatales en Sadi Carnot y Pasaje 503, frente a la cancha del Club Atlético Millonario de la zona sur de la ciudad. La detención fue consecuencia de una breve investigación por la cual quedó al desnudo que un doble homicidio cometido una semana más tarde y a pocas cuadras de donde mataron a Ancherama fue cometido como venganza de aquel hecho.

Según la crónica policial, alrededor de las 6 de la mañana del 1º de enero el sonido de una moto "potente", unos gritos desesperados y una secuencia de "más o menos seis tiros seguida de un profundo silencio" sobresaltó a los vecinos del barrio Molino Blanco, en la zona sur de la ciudad. Cuando los primeros habitantes del barrio lograron asomarse a las puertas de sus viviendas se encontraron con el cuerpo agonizante de "Jony", quien según los habitantes de la zona "tenía broncas con varios" muchachos del lugar.

Ancherama había sido alcanzado por dos balazos: uno le había entrado por la espalda con salida por el pecho y otro le había pegado en el brazo izquierdo. Sus familiares lo llevaron al Hospital Roque Sáenz Peña, donde ingresó alrededor de las 7.40 del 1º de enero. Una hora después, lo derivaron al Heca por su grave estado de salud y pocos minutos después los médicos informaron su muerte.

Otras muertes violentas

A la hora de buscar los móviles del homicidio corrió la versión de que quienes mataron a "Jony" podrían ser los mismos que terminaron con la vida de su hermano y su tío hace ocho meses. Es que el apellido Ancherama ya había ganado espacio en las crónicas policiales el 15 de mayo del año pasado. Aquel día, a las dos de la tarde, los vecinos de Melincué al 6400 escucharon no menos de "diez o doce tiros" y al salir a las veredas vieron a dos hombres jóvenes tirados al lado del utilitario azul de una veterinaria del barrio. Nadie dijo conocer en la zona a los muchachos.

Eran Germán Ancherama, de 25 años, quien murió en el lugar; y su tío Rodolfo, de 29, quien falleció al otro día en el Hospital de Emergencias. El Gabinete Criminalístico de la ex PDI recogió entonces en el lugar 14 vainas servidas y por testimonios de vecinos supieron que el asesino era un "chico jovencito" que circulaba en una bicicleta desde la cual les disparó. Ninguno de los asesinados portaba armas. Fue un monólogo de tiros y muerte. Las víctimas intentaron refugiarse detrás del utilitario junto al cual quedaron tirados, uno sobre el otro.

Este año fue el turno de Jonatan, quien tenía prontuario abierto por robos y según vecinos del barrio Molino Blanco tenía "bronca por todos lados. Era muy atrevido este pibe «Jony» y parece que uno que estuvo preso con alguno de los Ancherama se las tenía jurada a los tres. Dicen que fue el mismo pibe el que los mató a todos", contó un vecino del barrio el primer día de 2020.

En diálogo con La Capital, un familiar de "Joni" dijo que no sabían qué había pasado ni cómo el muchacho había llegado hasta el lugar donde lo asesinaron. El caso quedó a cargo de la fiscal de Homicidios Dolosos Marisol Fabbro.

Allanamientos

Al avanzar en la investigación, los pesquisas guiados por declaraciones de testigos de identidad reservada supieron de la supuesta participación de Alejandro Gastón Berlari en el crimen y los domicilios donde el mismo podría ser hallado. Así las cosas, la fiscal Fabbro rubricó siete órdenes de allanamiento que se realizaron el viernes para dar con el sospechoso.

En ese orden se requisó una finca de Pasaje 512 al 6300 dónde los policías secuestraron un celular, una notebook y cartuchos calibres 9 y 32 milímetros; tres departamentos ubicados en Ceibo al 1400 y una casa de Pineda 6500 donde no se obtuvieron resultados para la causa; otra de Alzugaray al 900 donde finalmente la policía dio con el joven buscado y se secuestraron dos teléfonos celulares; y una de finca de Alzugaray y Pineda, lugar en el cual se secuestró una máscara similar a la utilizada en la película "V de Venganza" y que fue observada por los testigos del crimen de Ancherama además de otros dos celulares.

Doble homicidio ligado

Tras unir cabos y sabiendo la identidad del joven apresado, los investigadores supieron que el mismo es parte de una familia desmembrada el pasado 6 de enero mientras cenaba en la puerta de su casa ubicada a metros de la esquina de Alzugaray y Pineda, en el barrio Irigoyen y a unas tres cuadras de la estación de trenes conocida como Apeadero Sur.

Esa noche los vecinos escucharon al menos diez disparos. Marcelo Alejandro Berlari, de 49 años, recibió un tiro en el estómago y falleció en el Hospital Provincial, hacia donde había sido derivado desde el Roque Sáenz Peña. Su cuñada, Antonella Albornoz, de 22 años y residente del barrio Las Flores, falleció en el Heca a raíz de un disparo en el pecho. Además, otros tres participantes de la cena resultaron heridos, entre ellos un joven que estaría vinculado familiarmente a un renombrado clan del barrio Las Flores.

De acuerdo a la información oficial, el joven detenido quedó preso e incomunicado a la espera de la audiencia imputativa en tanto la policía está tras los pasos de un familiar de él que también habría estado involucrado en el primer asesinato del año de Rosario.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario