Pandemia

Uruguay detectó un caso de hongo negro en un paciente recuperado de coronavirus

La mucormicosis se aloja en la cavidad nasal y se desarrolla en pacientes inmunosuprimidos. Hasta la pandemia se habían reportado pocos casos en el mundo

Jueves 27 de Mayo de 2021

La aparición de la mucormicosis, el llamado hongo negro que se aloja en la cavidad nasal y se desarrolla en pacientes inmunosuprimidos, comenzó a aparecer en pacientes con cuadros críticos de coronavirus en la India y ahora se detectó un caso en el Uruguay, lo que despertó las alarmas de la comunidad médica ya que es un tipo de hongo del cual se registraban pocos casos en el mundo.

El hongo negro se vio en Uruguay en un paciente menor de 50 años que empezó a presentar necrosis (muerte del tejido) en la zona de las mucosas diez días después de haber dado positivo al coronavirus.

Antes del caso uruguayo, el hongo, que causa úlceras en las fosas nasales y si no se lo diagnostica a tiempo puede desarrollarse detrás de los ojos y hasta en el sistema nervioso central, había aparecido en la India, donde se registraron unos 9.000 casos.

Jorge Geffner, investigador superior del Conicet, dijo que se trata “de una enfernedad micótica que afecta a los inmunosuprimidos, si se presenta en nariz y las defensas están bien no pasa nada pero es un hongo oportunista porque causa una infección cuando el sistema inmune está bajo”.

“Los que cursan Covid-19 tienen un déficit de linfocitos, lo que se llama linfopenia. Esta enfermedad causa la reducción de linfocitos T y si además toman corticoides para bajar la inflamación para que el paciente pueda respirar, favorecen la baja de las defensas”.

Geffner destacó que el suministro de corticoides “es uno de los pocos tratamientos que tenemos para combatir el Covid-19, pero si el paciente está inmunosuprimido ese hongo si ingresa puede crecer”.

“No es un hongo que está directamente asociado al Covid-19, la frecuencia no baja de uno cada 500 o mil, pero en la India al haber tantos casos y existir la necesidad de suministrar oxígeno y corticoides para que el paciente pueda respirar, entonces surgen este tipo de cuadros en los casos severos de covid-19”, detalló el investigador del Conicet.

El caso en Uruguay tuvo repercusión por cuadros similares ocurridos en India, donde la mucormicosis se cobró cientos de vidas entre personas convalecientes de coronavirus.

Antes de la segunda ola de Covid-19 que mató a 100.000 personas en abril en India, los casos de esta infección por hongo negro eran raros en el país. Los afectados solían ser enfermos de diabetes, VIH o pacientes trasplantados y con organismos inmunodeprimidos.

Julieta Ruiz Beguerie, profesora adjunta de Dermatología en la Facultad de Ciencias Biomédicas de la Universidad Austral, dijo que “este tipo de hongo no es nada común, de hecho solo había seis casos publicados en revistas científicas”.

“Este hongo habitualmente puede estar en cualquier persona, siempre se lo encontró con personas con la inmunidad alterada, en el Hospital Austral tuvimos un caso con una persona trasplantada”, dijo la médica.

Detalló que el hongo “entra por canales digestivos o por la nariz o por la mucosa oral si hay algún mínimo daño en los tejidos, ahí se replica y empieza a dar ulceraciones y necrosis, por eso es grave, porque destruye tejidos”.

“Si no se diagnostica a tiempo y no se trata sigue entrando y puede ingresar al pulmón, produce úlceras” destacó Ruiz Beguerie, y señaló que los pacientes con Covid-19 “tienen la inmunidad alterada, con inflamación en mucosas y se está viendo que ingresa allí, es oportunista”.

Precisó que “se ven muy pocos casos en el mundo pero ahora empezaron a aumentar, si uno come un pan pasado puede estar ahí ese hongo y no puede dar ningún malestar si una persona está con la inmunidad alta, el tratamiento es con un antimicótico”.

“Si no es diagnosticado a tiempo puede ser causal de muerte, pero es muy raro que se dé”, detalló, y añadió que “ahora se dan muchos casos en el mundo cuando hace algunos años eran seis o siete”.

La médica destacó, además, que “la inflamación de las mucosas que esté dando el Covid-19 o la comorbilidad de esos pacientes como diabetes incrementa la posibilidad de desarrollo de este hongo.”

“Asusta porque lo tenés que diagnosticar rápido, era raro y no se lo consideraba ahora hay que estar atentos por si se ve alguna alteración en la mucosa o en los ojos del paciente con Covid severo”, sostuvo la profesional.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario