Pandemia

Por la pandemia, más de 2.700 locales venden por internet

El 20 por ciento ya manejaba la modalidad, mientras que el 80% restante trata de adaptarse. El portal Vidrieras en Red ofrece más de 20 mil productos.

Domingo 24 de Mayo de 2020

La venta ha cambiado en tiempos de pandemia. Durante los 50 días que debieron permanecer cerrados, los comercios buscaron distintas estrategias para sobrevivir, con la web y redes como recurso obligado. Los que ya lo tenían explotado tuvieron una ventaja, y la gran mayoría que recién hace sus primeras armas, ahora corre desde atrás.

   Según pudo relevar La Capital, un 20 por ciento de comercios estaba activo y preparado para el salto. A este grupo, bajo el aislamiento, se le multiplicaron por tres las visitas y consultas en las páginas. Algunos calculan que se adelantó cuatro años un proceso que ya se había iniciado. Las ventas por internet aumentaron y se duplicaron.

   En tanto, el otro 80 por ciento de los locales, principalmente pequeños comercios, recién comienzan a operar en el nuevo entorno digital, y buscan adaptarse con cursos que dictan la Municipalidad o la Asociación Empresaria de Rosario.

   El Estado acompañó a estos últimos con la creación del sitio Vidrieras en Red, una plataforma gratuita en internet para fomentar el comercio online en el marco de la cuarentena. Los negocios que pidieron estar habilitados a trabajar en la plataforma ya son aproximadamente 2.700, de un total de unos 17 mil activos en Rosario, y la cantidad de productos creció de 6 mil a 20 mil desde su lanzamiento a principios de mayo.

   Por ahora, el sitio funciona bien en modo vidriera: el cliente puede ver el catálogo y los precios, y luego tomar contacto vía WhatsApp o redes con el comerciante. A diferencia de otras plataformas no existe comisión, por lo que el Estado alienta ese vínculo “por afuera”.

   No obstante, poco a poco los locales van habilitando el “modo tienda” a través de la plataforma del Banco Municipal, que les permite hacer las transacciones directamente desde la página a través de un posnet virtual.

Preparados    Como otros comerciantes del centro, Nelson Graells (Amigos de la Peatonal Córdoba), ya tenía desarrollada una plataforma de venta online, pero destacó el crecimiento de un 300 por ciento en las consultas y del 100 en las ventas. “El que vendía el 10 por ciento por web, ahora vende el 20. No alcanza para cubrir lo que cayó, pero es un empujón enorme”, dijo.

   El titular de Sport 78 marcó que “al que no tenía nada armado le está costando, pero ve que es una herramienta a futuro. El día que termine la pandemia, este formato va a seguir firme, porque gente que nunca pensó comprar de esta manera, al estar en su casa comenzó a interiorizarse”, consideró.

   En ese sentido, calificó a la página del municipio como “una muy buena idea”, pero aclaró que es “difícil ponerlo en marcha porque mucha gente no lo entiende”. Por eso advirtió que “hay que darle tiempo”, porque “a la larga va a ser visitada por mucha gente”.

   Miguel Angel Marcogliese, de RS Computación (paseo comercial Del Siglo), comercia online hace 20 años. “Es un oficio distinto al de mostrador o telefónica. A los que no tienen experiencia les está yendo mal, les cuesta entrar, conocer cómo promocionar, fotografiar productos, y dónde publicar”, señaló.

   El rubro informático es uno de los que mejor explota esa modalidad. “Hay que aplicar lo que yo llamo el círculo de 360 grados de internet: no te sirve por sí sola una página, Instagram, Facebook, mails o Mercado Libre. Tenés que hacer todas a la vez para ver resultados”, reveló. Aceleración    Fabio Acosta, titular de la Asociación Casco Histórico, dijo en ese sentido que “se estimaba que la venta online llegara a representar un 30 por ciento de la facturación dentro de dos años”, pero algunos rubros (como computación y electrónica) están llegando a esos números en dos meses.

   En cambio, otros tienen un movimiento más lento, como la indumentaria. “El consumidor está acostumbrado a tener contacto físico con la prenda a comprar”, detalló. Sin embargo, el referente de las galerías calificó a Vidrieras en Red como “una herramienta innovadora” para que los pequeños locales coloquen sus productos.

   Por su parte Miguel Rucco, del paseo comercial calle San Luis, cree que con este proceso va a bajar la importancia de tener un local en el centro comercial, “porque pagando la mitad de alquiler se puede hacer la misma venta desde un galpón a través de internet”.

   Rucco subrayó que “es cada vez es más fuerte” la venta online minorista en el centro, en especial por el paro de transporte (que sigue por tiempo indeterminado). Y reveló que la página municipal está empezando a funcionar de a poco, generando entre 1 y 3 ventas por día en cada local. Además, destacó que la venta mayorista se acentuó a través de WhatsApp, favorecida por la limitación de los viajes a las ferias de Once, Flores y La Salada, en Buenos Aires.

El salto a la web cuesta más en los barrios

Por estructura y tradición, los comerciantes en los barrios tienen más problemas para dar el salto. “Soy poco proclive a la tecnología, pero trato de informarme”, dijo Osvaldo Enguelberg, del paseo San Martín Sur, donde solo 4 de 400 están en Vidrieras en Red. Por un lado, marca una cuestión de estructura. “Si vendés una caja de alfileres o un aire acondicionado, la incidencia de la logística de distribución es totalmente distinta”, dijo. E ilustró: “No es igual tener una camioneta propia, que darle 4 pulóveres a un cadete que si le roban, pierdo”.

   Por otro lado, es fundamental el rubro. “La gente me viene a comprar dos calzoncillos por 300 pesos, y al pibe que hace el envío le tengo que dar 50. Todos queremos ser modernos, pero a la hora de los bifes es para el que tiene la estructura y el producto”, aseguró. Enguelberg generó su perfil hace una semana e hizo tres ventas. “Ayuda, pero tiene muchas limitaciones”, graficó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS