El país

Mendoza se niega a volver a fase 1 pese al riesgo de colapso

El gobernador Rodolfo Suárez dijo este lunes que la provincia no acatará el decreto presidencial a pesar de la saturación de camas en el sistema

Lunes 12 de Octubre de 2020

El gobernador de Mendoza, Rodolfo Suárez, aseguró este lunes que la provincia no acatará el decreto presidencial que establece un regreso a la fase 1 de aislamiento, a pesar del aumento récord de contagios de coronavirus que pone al sistema sanitario local en el límite de sus posibilidades, al tiempo que anunció que este martes se reunirá con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, con la intención de conseguir autorización para habilitar, además, reuniones familiares y religiosas.

   Suárez aseguró este lunes: “Mendoza continúa como estamos, prácticamente con toda la economía funcionando. De ninguna manera vamos a volver a fase 1. Seguiremos como veníamos”, en una conferencia de prensa en la que desestimó el decreto del presidente Alberto Fernández publicado este lunes en el Boletín Oficial de la Nación que retrotrae el aislamiento a la fase 1 en 18 provincias y que en el distrito cuyano afecta a ocho departamentos: los seis que componen el Municipio (Capital, Guaymallén, Godoy Cruz, Luján, Maipú, Las Heras), y dos del Valle de Uco (Tunuyán y Tupungato).

   Sin embargo, el sistema sanitario de Mendoza presenta una situación alarmante con un aumento récord de contagios de coronavirus además de una ocupación de camas de terapia intensiva que alcanza el 81% en toda la provincia y el 92% en el Gran Mendoza.

   La provincia cuyana registró el viernes un récord de 858 nuevos casos de coronavirus, según el reporte elaborado por el Ministerio de Salud de la Nación a los que se sumaron 573 el sábado y 571 el domingo.

   El aumento de contagios exige al máximo a las unidades de terapia intensiva que presentan una ocupación de camas del 81% en toda la provincia y del 92% en el Gran Mendoza, dos de los indicadores más altos de todo el país, apenas superados a nivel provincial por Río Negro, que tiene el 88% de sus camas ocupadas.

   “Queremos llevar tranquilidad a la población”, remarcó el gobernador Suárez y aseguró que en Mendoza continuarán con las flebilizaciones que se anunciaron durante la semana pasada manteniendo vigentes las actividades económicas, aunque se dio marcha atrás con las autorizaciones a las reuniones familiares para hasta 10 personas los fines de semana y feriados, y se volvieron a prohibir los encuentros en templos religiosos.

   De este modo, a pesar de la crisis sanitaria, el gobernador determinó que se mantendrá la actividad en los restaurantes con atención presencial y con hasta seis comensales por mesa, el turismo interno, y clubes al aire libre, al igual que los comercios en general.  Suárez explicó que sólo se retrotrae la medida que permitía salir libremente entre el viernes y el domingo sin tener en cuenta la finalización del DNI, por lo tanto se volverá al esquema anterior: terminación 1, 2, 3, 4 y 5 los días lunes, miércoles, viernes y domingos por la mañana; y 6, 7, 8, 9 y 0 los días martes, jueves, sábados y domingos por la tarde.

   Ante la proximidad del Día de la Madre, el domingo que viene, Suarez informó que este martes viajará a Buenos Aires donde se reunirá con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, con la intención de conseguir que el gobierno nacional le autorice las reuniones familiares y las reuniones religiosas para Mendoza.

   “Somos respetuosos de las instituciones”, remarcó el mandatario provincial al anunciar que no acataría el decreto presidencial, a la vez que trazó una interpretación de la normativa según la cual las actividades que estaban autorizadas en la anterior situación del aislamiento social, preventivo y obligatorio se pueden mantener, y aseguró: “Nosotros teníamos en ese momento la mayoría de las actividades autorizadas, que son las que se van a mantener”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario