Pandemia

Los efectos demoledores del Covid-19 en la industria argentina

La UIA publicó ayer un informe donde resalta una brutal caída en la producción y el consumo. También, la dificultad para acceder a créditos.

Domingo 19 de Abril de 2020

Como efecto directo de las medidas tomadas para frenar la expansión del coronavirus —la cuarentena obligatoria y el aislamiento social—, y en una economía que ya arrastraba dos años de estanflación, la Unión Industrial Argentina (UIA) informó ayer que las empresas privadas del sector muestran significativas caídas en las ventas y la producción, y un impacto negativo sobre las obligaciones financieras y la capacidad para pagar salarios a sus trabajadores.

   Un estudio sobre 600 empresas industriales difundido ayer mostró que un 72% de las empresas tuvo una retracción de las ventas mayor al 60%. Dentro de ese grupo, un 87% muestra serias dificultades para pagar sueldos (el 64% manifiesta que no podrá pagar y otro 23% que sólo podrá pagar aproximadamente la mitad). Dentro de ese batallón de empresas también crece el problema de liquidez: ya hay un 75% de cheques rechazados en este mes.

   Según la entidad fabril, el 65% de ese primer grupo de empresas están dentro de las actividades “no exceptuadas”. No obstante, el restante 35% pertenece a actividades exceptuadas, por lo que “incluso en los sectores esenciales la producción y las ventas están condicionadas”, indicó el informe de la entidad que conduce Miguel Acevedo.

   En un trabajo conjunto con los gobernadores y aliados políticos, el gobierno está trabajando en flexibilizar más actividades y regiones dentro de su esquema de cuarentena administrada. Los primeros rubros que recibirían carta verde serían la venta de comercios minoristas a través de plataformas online y entrega a domicilio; la atención en consultorios médicos y ópticas con turnos espaciados; los centros de pago rápido y las cajas para que las provincias vuelvan a recaudar tributos ; la actividad registral y las empresas de seguros “solo con guardias”. La construcción privada, en tanto, deberá esperar.

   El 28% restante de las empresas privadas consultadas en la industria registró menor caída de las ventas, de hasta el 60%. Allí, según el documento de la UIA, predominan las empresas de actividades exceptuadas (63%). “Aun así, dada la caída de las ventas, el 40% de las empresas tendrá dificultades para pagar sueldos. El 25% no sabe si podrá pagarlos y otro 15% solo podrá pagar a medias”, indicó el informe de la entidad fabril.

   “Ambos grupos de empresas presentan serias dificultades financieras”, indicó el documento de los empresarios. En ambos casos, tanto para las esenciales como las no esenciales, las empresas tienen 75% de cheques rechazados en abril. En el caso de las firmas más afectadas (caída de ventas mayor al 60%) casi un 40% de empresas tiene más del 30% de rechazos.

Sin créditos

“Al cierre de la encuesta, la mayoría de las empresas no pudo acceder a los programas de crédito. Hay 80% de empresas con dificultades para el pago de sueldos que no pudo acceder a crédito bancario”, informaron en la UIA en una velada crítica a las entidades financieras que comparten con el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.

   Sin embargo, el Banco Central (BCRA), que conduce Miguel Pesce, informa en sentido contrario. “Las entidades del sistema financiero desembolsaron ya el 75% de los créditos aprobados a micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes)”, indicó el viernes esa entidad.

   “Los resultados del estudio muestran caídas pronunciadas en la demanda y la producción con impacto negativo sobre las obligaciones financieras y salariales del sector industrial”, concluye el informe de la UIA.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS