PANDEMIA

Escándalo en Berisso con un hombre que vendía vacunas contra el coronavirus 

"Sé que esto no se hace y es gratis", afirmó el hombre, que trabaja en un centro vacunatorio de esa localidad. Cobraba 5 mil pesos por cada dosis

Martes 11 de Mayo de 2021

Un escándalo se desató en la localidad de Berisso donde un hombre de 48 años fue detenido cuando pretendía vender ocho dosis de supuestas vacunas Sinopharm contra el coronavirus, informaron este martes fuentes oficiales. "Sé que esto no se hace y es gratis", señalaba el autor del hecho en un audio que se viralizó y en el que comentaba la mecánica de la venta de las vacunas, algo que está terminantemente prohibido.

El detenido es Leonardo Alvarado, que fue detenido y está acusado de "hurto agravado" y "tentativa de estafa", y ofrecía las dosis de Sinopharm a 5000 pesos.

El procedimiento, que se realizó el lunes por la tarde, estuvo a cargo de efectivos de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) de La Plata, tras la denuncia presentada por Fabián Cagliardi, intendente municipal del partido lindero a la capital provincial.

Según se informó, el jefe comunal tomó conocimiento del ilícito a través de una vecina, quien afirmó que el acusado le había ofrecido vacunas a cambio de 5 mil pesos.

De esta manera, con la información recolectada y la anuencia de la Fiscalía en turno, personal de investigaciones de manera encubierta se comunicó con el sospechoso y descubrieron la maniobra ilícita.

Poco después, los efectivos policiales fingieron ser los compradores y pactaron una compra en un centro público de la ciudad, al tiempo que se montó un operativo cerrojo y de vigilancia encubierta con el fin de que el sospechoso no pueda darse a la fuga.

Cuando se presentó en el lugar, personal de la DDI La Plata detuvo al hombre, que fue identificado como Leonardo Jorge Alvarado, de 48 años, quien se desempeña en el sector de Logística del centro de vacunación instalado en calle 5, entre 164 y 165, de Berisso.

Además, los efectivos policiales incautaron 12 frascos vacíos identificados con la marca Sinopharm, jeringas, un refrigerante, su teléfono celular y dinero en efectivo.

La causa penal, que fue caratulada como “Hurto agravado y estafa”, es investigada por el fiscal Marcelo Martini a cargo de la UFI 3 del Departamento Judicial La Plata.

Un audio revelador

El vendedor de 48 años, que trabaja en un centro vacunatorio, lo primero que hace una vez que es detenido y se desata el escándalo es intentar justificar sus acciones, afirmando que hace 4 meses que no les pagan en su trabajo y que con esto, al menos puede generar un ingreso.

"Te voy a decir la verdad, no quiero que me agradezcas. No soy pendejo ni boludo. Sé que esto no se hace y es gratis, pero estamos en un conflicto que no nos pagan hace 4 meses ya. Vamos todos los días a laburar y no nos pagan", afirma.

"Por eso lo hacemos, pero no nos gusta. Tampoco me quiero justificar. Si querés agradecerme bienvenido sea el agradecimiento, pero no es lo justo, no me siento cómodo", agrega.

Luego, el sujeto muestra su disponibilidad para encontrarse con el supuesto comprador. "Decime a qué hora te liberás, y por qué zona te queda cómodo que yo me acerco", sostiene. "Lo único que te digo es que tengo 4 dosis ahora, porque no había más. Las tengo en la heladera", le aclara.

Para descubrir el ilícito, las autoridades lo llamaron haciéndose pasar por un comprador y arreglaron encontrarse el lunes por la tarde en el Parque Cívico y fue allí donde la DDI de La Plata logró interceptarlo y se le secuestró 12 ampollas de Sinopharme su poder.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario